Logo El Confidencial
ARISTOCRACIA

El biógrafo de Jesús Aguirre insiste en que era homosexual y un "personaje de ficción"

Las palabras de Eugenia Martínez de Irujo sobre el segundo marido de su madre han destapado la caja de Pandora. Hasta el periodista Manuel Vicent ha dado su versión

Foto: Jesús Aguirre y la duquesa de Alba. (EFE)
Jesús Aguirre y la duquesa de Alba. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura3 min

Jesús Aguirre, quien fuera duque de Alba por su matrimonio con Cayetana Fitz-James Stuart, murió en mayo de 2001 víctima de un tromboembolismo pulmonar. Sin embargo, su figura sigue generando controversia 17 años después. Fue Eugenia Martínez de Irujo quien destapó la caja de Pandora al explicar en el programa 'Planeta Calleja' que Aguirre era "muy malo". "Cuando se casó con Aguirre fue pésimo para nosotros. Era muy culto, pero cero humano", dijo, y con estas sencillas palabras se abrió el torniquete y comenzó la hemorragia de declaraciones entre los íntimos de Cayetana.

[LEA MÁS: Retrato de Jesús Aguirre, el padrastro 'malvado' de Eugenia Martínez de Irujo]

El último en sumarse a esta especie de resurrección de Jesús Aguirre ha sido su biógrafo, el prestigioso periodista Manuel Vicent, que desde las páginas de 'El País' ha hecho estos días un resumen de su libro 'Aguirre, el magnífico'. En el artículo, como en su día hizo en el libro, describe a "un personaje de ficción". "Hijo natural, excura, homosexual, rodeado de teólogos alemanes, de escritores e intelectuales progresistas españoles, Jesús Aguirre hubiera pasado sin pena ni gloria por esta vida de no haber entrado a saco con todo el desparpajo a formar parte de la Casa de Alba".

Alfonso Diez, el duque de Alba, Eugenia, Alfonso, Jacobo, Inka Martí y Fernando Martínez de Irujo. (EFE)
Alfonso Diez, el duque de Alba, Eugenia, Alfonso, Jacobo, Inka Martí y Fernando Martínez de Irujo. (EFE)

Vicent describe a Aguirre como un personaje que "adoraba a los amos y despreciaba a los criados". "Primero lo intentó con la princesa Irene de Grecia. [...] Pero un día el rey Juan Carlos le paró: 'Jesús, por ahí no. Pon tu fe en otra caza'. Jesús Aguirre que ya se movía a sus anchas por los salones de la aristocracia cañí, bajó el tiro y se consoló jugando a seducir a la duquesa de Alba".

Cayetana de Alba, en su tercera boda. (Getty)
Cayetana de Alba, en su tercera boda. (Getty)

La duquesa de Alba nunca reconoció lo que estaba pasando, ni con sus hijos ni en su relación marital. Aunque en el citado libro, Vicent recuerda cómo la duquesa sorprendió "a su galante marido con un joven jardinero de palacio", ella siempre insistió en que lo suyo iba viento en popa. De aquella época son unas insólitas declaraciones de Cayetana en la portada de una revista del corazón que la perseguirían toda la vida: "Aguirre y yo jodemos todas las noches". A la duquesa le gustaba explayarse en este sentido: "De todos los hombres que han pasado por mi vida, Jesús ha sido el que más lejos me ha llevado en mis éxtasis".

[LEA MÁS. Fernando M. de Irujo: "Yo no habría abierto el melón de Jesús Aguirre"]

Tampoco reconocía entonces ni reconoció nunca que la relación entre sus hijos y Aguirre no fue buena. A las palabras de Eugenia en 'Planeta Calleja', se sumaron luego las de Fernando y Cayetano Martínez de Irujo, y las de María Eugenia Fernández de Castro (exmujer de Jacobo, conde de Siruela). Todos confirmaron las palabras de la benjamina y arrojaron luz sobre aquellos años oscuros.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios