Logo El Confidencial
ENTREVISTA

Victoria Álvarez, la examante de Pujol Jr, explota: "Lo he perdido todo"

La examante del mayor de los Pujol Ferrusola, embargada y acorralada, pide ayuda: "Esta gente tiene todavía demasiadas cosas que esconder y yo las sé todas, no me dejarán en paz"

Foto: Victoria Álvarez. (EFE)
Victoria Álvarez. (EFE)

Emprendió una guerra y, como se suele decir, se sabe cuándo empieza la pelea pero nunca cómo ni cuándo termina. Al menos, en su caso, sirve para saber que a quienes ella acusó van pagando los crímenes. Ahora que Oriol Pujol Ferrusola tiene que entrar en prisión, Victoria Álvarez, la que fuera novia de Jordi, el mayor de los hijos del matrimonio Pujol Ferrusola, se consuela. Poco, eso sí. Porque la responsable de que se investigara a la familia por todos los delitos que se les atribuyen vive en el límite, atragantada por las deudas y con miedo a no lograr salir del agujero en el que se encuentra. “No sé qué voy a acabar haciendo con mi vida -dice en una conversación con Vanitatis-. ¡Me han echado del sistema! Si traficara con drogas, sería más rentable y menos peligroso”.

[LEA MÁS: Jordi Pujol Ferrusola y Mercè Gironés, un matrimonio SL]

La historia se remonta años atrás y sigue coleando en la vida de Álvarez, quien debe casi 10.000 euros a una compañía de seguros que debía indemnizarla por haber sido víctima de unas grabaciones durante una conversación con Alicia Sánchez Camacho en una comida en el restaurante La Camarga. Cuenta que la entonces líder del PP firmó un contrato con ella para que fuera una compañía de seguros la que llevara su caso.

Victoria Álvarez, durante su comparecencia en el Parlament. (EFE)
Victoria Álvarez, durante su comparecencia en el Parlament. (EFE)

“Firmamos con Alicia, el PP de Catalunya y Método 3 -la otrora onmipresente agencia de detectives- un contrato para no hablar de aquella conversación y la agencia se hacía responsable de las indemnizaciones”. El dinero no llegaba, así que Álvarez decidió emprender medidas por su cuenta, medidas que no fueron atendidas y por las que finalmente tuvo que pagar. La compañía de seguros le reclamó las costas, una cantidad que se elevaba a 7.000 euros y que cuatro años más tarde ya suman casi 10.000.

Facebook como plataforma

Hace unos días lo denunció en Facebook, donde contó también que le habían embargado la casa, la moto y las cuentas bancarias. La historia salió en la prensa, lo que la ha ayudado a recolectar algo de dinero. Porque ha creado un crowdfunding con el que ya lleva recaudados más de 3.000 euros. Es un parche, dice, una solución a corto plazo que le facilita la vida en la actualidad, pero que no le asegura un futuro tranquilo. Separada desde hace años, Álvarez tiene un hijo de 25 que ya tiene su propia vida resuelta. No como ella.

“Lo he perdido todo -confiesa-. Cuando empezó este proceso, tenía varias empresas de asesoramiento en telecomunicaciones, que ha sido siempre mi campo, pero me fui apartando por las necesidades del momento y las perdí”. Economista de prestigio y con una larga carrera, pensó que no le costaría encontrar un nuevo empleo. Se equivocó. “No tengo trabajo, nadie quiere contratarme por ser quien soy, porque nadie quiere saber nada de la corrupción. Muchos dicen que soy una amante despechada...”.

La expareja de Jordi Pujol Ferrusola. (EFE)
La expareja de Jordi Pujol Ferrusola. (EFE)

"Vergüenza horrorosa"

Lo cuenta con desparpajo, acostumbrada ya a que su vida, tanto la personal como la profesional, sean públicas. “Claro, quiero que se ponga en conocimiento público: estoy pasándolo fatal, fatal, fatal”, dice. “Me da una vergüenza horrorosa tener que pedir dinero, pero yo no puedo seguir adelante con este tapón”. Álvarez está sorprendida de la respuesta de la gente, que se ha volcado a ayudarla y le ha mandado dinero sin preguntar. Y además la han rescatado de su soledad: “Esa sensación de saber que no estoy sola es maravillosa”, añade.

Una vez recaudado el dinero, ¿qué piensa hacer?

Ahora, ¿qué hago con mi vida? Soy bastante fuerte… Pienso que las cosas se arreglarán y me ronda la idea de abandonar, de irme de Cataluña. Esta gente tiene todavía demasiadas cosas que esconder y yo las sé todas, no me dejarán en paz.

¿No había pedido ayuda antes?

Sí, pedí ayuda a esos empresarios catalanes que decían que se tenían que ir de Cataluña por culpa del independentismo. Pero jamás me han contestado.

¿Y cómo vive?

Con deudas, agobiada. Me acaban de otorgar una ayuda pública de 420 euros al mes, ¿qué puedo hacer con eso?

¿No tiene a nadie en quien apoyarse en los momentos duros?

Desde que lo dejé con Jordi (Pujol Ferrusola), no he vuelto a tener novio.

¿Tan malo fue?

¡Peor! Salí muy quemada de aquella relación. Y ahora si empezara a salir con alguien, lo metería en una movida de narices y condicionaría mis actuaciones. Prefiero enfrentarme a eso yo sola. Así estoy más tranquila. Me organizo a mi manera, tomo decisiones que son solo mías… Prefiero pasar esto en soledad.

“Cuando uno tiene la íntima convicción de que podría ayudar al esclarecimiento de la verdad, le es imposible contenerse”, escribía Dostoievski en 'Crimen y castigo'. Es lo que hizo Álvarez, no pudo contenerse y ahora paga por ello.

Victoria Álvarez, examante de Jordi Pujol júnior y denunciante de la familia. (EFE)
Victoria Álvarez, examante de Jordi Pujol júnior y denunciante de la familia. (EFE)

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios