Logo El Confidencial
FÚTBOL Y DAMA

La carrera de Georgina Rodríguez pierde 'punch' en Italia

La novia de CR7 había empezado una prometedora carrera como modelo en nuestro país, pero desde que se mudó ha aparcado su trabajo para centrarse en su vida familiar

Foto: Georgina Rodríguez, espectacular en el Festival de Venecia. (Getty)
Georgina Rodríguez, espectacular en el Festival de Venecia. (Getty)

Georgina Rodríguez tiene todos los ingredientes necesarios para convertirse en una estrella. Es guapa, convive con Cristiano Ronaldo, uno de los hombres más deseados del mundo (por ellas y por ellos), y los que la han tratado hablan de modales exquisitos. Además, tiene la inteligencia suficiente como para no haber metido la pata en el salvaje universo de la celebridad. Sus declaraciones en medios y en redes son siempre comedidas y huye de polémicas.

[LEA MÁS: Cristiano Ronaldo continúa invirtiendo en Madrid, a pesar de Hacienda]

Lo cierto es que desde que su relación con CR7 saliera a la luz, los medios españoles pusieron el foco sobre esta joven oscense que hizo carrera principalmente en la danza y que llevaba trabajando desde los 19 años. Cuentan las crónicas que Cristiano y la bella Georgina se conocieron cuando ella era dependienta de una tienda de ropa de lujo y él, un cliente que se quedó ensimismado con ella. Con el tiempo, y dada la presión mediática, Rodríguez cambió la tienda por una profesión más acorde con su nuevo estatus de madre y esposa (sin formalizar, pero esposa) de un astro del fútbol: se hizo modelo.

En verano de 2017 fichó por la agencia UNO Models. Poco a poco, su belleza y el interés que existía sobre ella le fueron abriendo camino. A saber. Primero fue portada de '¡Hola!', en diciembre de 2017, con su hija Alana Martina, recién nacida, en brazos. Ella compartió la entrevista, de tono familiar y plagada de imágenes entrañables, desde sus redes. Montada en el avión privado de CR7 con un abrigo de pieles, escribió: "Leyéndome".

Cristiano Ronaldo, Georgina y el hijo mayor de él, en un partido de tenis. (Getty)
Cristiano Ronaldo, Georgina y el hijo mayor de él, en un partido de tenis. (Getty)


En cuanto su ritmo biológico como madre primeriza se lo permitió, Rodríguez se puso a trabajar en su nueva carrera. En mayo de 2018 asistió a un almuerzo patrocinado por por la revista 'Vogue' y la marca Nivea junto a Monica Bellucci. Acudió al desfile de Balmain en la Semana de la Moda de París. En junio protagonizó un reportaje en la revista 'Glamour'. "Qué lindo es cuando se cruza gente buena en tu camino! Gracias por hacerme disfrutar tanto de este día", comentó sobre aquella experiencia.

En verano volvió a protagonizar otra portada, la de 'Women's Health'. "Lo pasamos tan bien en esta sesión de fotos... Quiero agradecer a WH y a todo el equipo por vuestra gran profesionalidad y por tratarme con tanto cariño", dijo Georgina para agradecer a la publicación sus atenciones. La foto de portada, potentísima, mostraba los secretos de Georgina para estar en perfecto estado de forma.

[LEA MÁS. Problemas para Cristiano: la policía de Las Vegas solicita una orden para obtener su ADN]

Y de nuevo, en julio, también la edición española de 'Harper's Bazaar' le dedicó un amplio reportaje que ella avanzaba el día anterior. "Mañana sale a la venta mi primer Harper's Bazaar. Un proyecto que me hace especial ilusión y que nace de nuestro viaje a Gran Canaria Moda Calidad. Gracias a todo el equipo". No es fácil que una publicación prestigiosa de moda le dedique su espacio a la mujer de un futbolista si no hay algo más detrás.

Georgina, foco de atención en Madeira. (Getty)
Georgina, foco de atención en Madeira. (Getty)

Cuando se mudó a Italia, parecía que su carrera internacional no había hecho más que empezar. Recordemos el golpe de efecto que dio al aparecer por sorpresa en el Festival de Venecia de la mano de Twinset Milano, con paseo por el Lido incluido.

[LEA MÁS. Las mil y una noches de Georgina Rodríguez: del hiyab al bikini]

Desde entonces, nada. "No aparece mucho en la prensa italiana. Solo cuando, por ejemplo, sale de shopping con Ronaldo o publica alguna fotografía en Instagram. Se ha hablado del supuesto matrimonio de la pareja (que él luego desmintió) y de alguna salida para acudir a eventos de beneficiencia -explica una corresponsal-, pero poco más".

En Turín se ha concentrado en su vida familiar, no ha dado entrevistas ni ha participado en editoriales de moda. La única señal de que su vida profesional sigue en activo es el acuerdo al que llegó a principios de noviembre con la firma Alo Yoga, una marca no demasiado conocida especializada en ropa para practicar yoga. Desde entonces, su Instagram se ha llenado de Georginas luciendo conjuntos de esos que solo podría llevar una exbailarina reconvertida en modelo.

[LEA MÁS: Georgina Rodríguez se apunta en Milán a la máscara de oro]

Rodríguez pasea habitualmente con sus hijos por las inmediaciones de la exclusiva villa en la que se ha instalado la familia en Turín, situada en una bella colina cercana al centro. Sale a cenar con Cristiano. Y probablemente valora ofertas. Aunque, de momento, no haya cuajado ninguna. La echamos de menos.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios