La 'vuelta al mundo' de Lucía Bosé antes de su juicio por apropiación indebida
  1. Famosos
TRIBUNALES

La 'vuelta al mundo' de Lucía Bosé antes de su juicio por apropiación indebida

La actriz tiene hoy cita con la justicia. La Fiscalía pide para ella dos años de cárcel por quedarse, presuntamente, con el cuadro de una empleada. Miguel Bosé declarará por videoconferencia

Foto: Lucía Bosé, en la Audiencia Provincial de Madrid, el pasado noviembre. (Cordon Press)
Lucía Bosé, en la Audiencia Provincial de Madrid, el pasado noviembre. (Cordon Press)

La vida está para vivirla. Eso es lo que debe de pensar Lucía Bosé, que no pierde el tiempo en lamentarse ante sus problemas judiciales. Con su edad y su experiencia, las cosas se relativizan y se toman de otra manera. Lo cierto es que la artista italiana no para de viajar. De Brieva (Segovia), donde reside, a Madrid, pasando por Casablanca (Marruecos), La Granja, Gerona, Barcelona, Milán o México, su vida estos últimos meses ha sido un continuo viaje. Algo que parará irremediablemente hoy, cuando está fijada la celebración de la vista oral del juicio por la supuesta comisión de un delito de apropiación indebida. La Fiscalía solicita para ella una pena de dos años de prisión y una multa de ocho meses con cuota diaria de 20 euros, además de la correspondiente indemnización a la persona perjudicada.

[LEA MÁS. Lucía Bosé: "No era un cuadro de Picasso. Era un dibujo y era mío. Lo mantengo"]

El Ministerio Público considera probado que Lucía Bosé mantuvo conviviendo en su domicilio de Madrid a su empleada doméstica, Remedios, hasta el fallecimiento de esta. Tras cincuenta años a su servicio, y como quiera que dicho domicilio era su lugar de residencia, Remedios tenía todas sus pertenencias en él, entre las que se encontraba un dibujo realizado para ella por Pablo Ruiz Picasso. En la parte posterior del dibujo hay una dedicatoria del pintor en la que se puede leer 16-2-63 y ‘para Reme’. La acusada, según la Fiscalía, hizo suyo el dibujo, disponiendo del mismo para su venta en una subasta el 25 de junio de 2008, en la que alcanzó el precio de 198.607 euros; y nunca entregó dicho dinero a los herederos de Remedios tras su fallecimiento. Los herederos legítimos de Remedios son sus sobrinas: Remedios y María Pilar.

El juicio se señaló para el pasado 5 de noviembre de 2018, pero se suspendió hasta ahora porque la Sala estimó la petición de una de las partes para que declarara Miguel Bosé en calidad de testigo. El cantante participará en la vista oral a través de videoconferencia, presumiblemente en horario de tarde debido a la diferencia horaria con su país actual de residencia, México.

Hay mucha expectación por escuchar la versión del cantante, quien mantuvo una relación muy especial con Remedios, su Tata, mientras estaba viva. Madre e hijo han podido hablar de ello durante las vacaciones que pasaron juntos el pasado mes de enero en México. Allí, además de disfrutar de la playa y de paisajes paradisiacos, tuvieron tiempo de visitar la famosa Casa Azul de Frida Kalho, convertida ahora en un museo que atesora tanto la obra como el universo más íntimo de la mítica artista mexicana.

Tras pasar unos días con el artista en México, la mítica actriz italiana regresó a su casa de Brieva, donde pudo celebrar su cumpleaños entre amigos. Bosé visita regularmente a María Zurita y a su hijo Carlitos, con los que mantiene una relación fraternal, así que a finales de enero se trasladó a Madrid para pasar unas horas con ellos. En febrero, Lucía se desplazó a Barcelona para grabar el programa 'Ahora y aquí', del sacerdote Carlos Fuentes, íntimo amigo de la familia. Aprovechando que estaba por Cataluña, la actriz tuvo la suerte de disfrutar al día siguiente de una comida en El Celler de Can Roca, en Gerona.

Un vistazo a sus redes sociales se convierte en una experiencia extenuante. Alterna viajes a Madrid para pasear por ARCO o ver a Carlitos Zurita con visitas esporádicas a Casablanca (Marruecos) o visitas gastronómicas cerca de Brieva, en La Granja de San Ildefonso. No está mal para una dama de 88 años.

Miguel Bosé