Logo El Confidencial
FICHAJE ESTRELLA

Los profesores de Tamara Falcó antes de 'MasterChef': Paco Roncero y Ramona

La hija de Isabel Preysler, dispuesta a dar grandes sorpresas en el concurso culinario de TVE, donde coincidirá con Ana Obregón y Vicky Martín Berrocal, entre otros

Foto: Tamara Falcó. (Getty)
Tamara Falcó. (Getty)

Tamara Falcó se ha convertido es una especie de mujer multitareas. Lo mismo se convierte en la imagen de una firma de electrodomésticos ultramodernos que no sabe manejar, que en conductora intrépida en un circuito de nieve en Andorra, embajadora de Land Rover y presentadora de revista de alta gama en entregas de premios. En este último caso, suple con naturalidad su falta de costumbre en este tipo de actos, donde lo habitual es que sean actores y actrices de series televisivas. La hija de Isabel Preysler nada tiene que envidiarles porque (salvo que haya concedido una exclusiva previa) suele dar buenos titulares. En el viaje andorrano fue cuando contó que estaba ilusionada después de siete años sin pareja. Buscar a "quién es ese hombre" se convirtió en tarea principal de los paparazzi. Ya con nombre y currículum, Iván Miranda pasó a ser el novio oficial del miembro más querido de la saga Preysler.

Ahora lo que interesa es su participación como concursante de 'MasterChef'. Tendrá que vérselas con Ana Obregón y Vicky Martín Berrocal, entre otros personajes conocidos elegidos para esta edición. Se desconoce la experiencia culinaria de las anteriores. En cambio, sí hay datos sobre las aptitudes de la hija del marqués de Griñón. Ella misma contaba cuando se fue a vivir sola que tenía mano para las ensaladas y para adornar las mesas. Ahí acaba su relación con la restauración doméstica.

"En Miraflores (la casa familiar de Puerta de Hierro) está Ramona, que lo hace todo riquísimo. Por eso a mí me costaba tanto hacer régimen. Como mami está viajando constantemente con Mario y Ana también (aún no se había casado), la única que está en casa soy yo. Y, claro, no voy a dejar a Ramona sin trabajo", contaba para explicar el problema que tenía cada vez que empezaba una dieta. Y añadía: "Y con las tartas y bizcochos que hace Ramona te mueres".

Y como es natural y ante el desconocimiento de Tamara para superar retos en el programa, la supercocinera será, junto con Paco Roncero, dos de los elegidos para las masterclass antes de empezar el concurso. En realidad, Tamara tendrá que empezar de cero para aprender a pochar, filtrar, reducir o escaldar. Le sucedió lo mismo a Mario Vaquerizo, que a lo más que llegaba era a ir a la compra y abrir la nevera. Lo que es seguro es que Tamara nunca será una gran chef, pero en cambio sí pondrá el buen talante que la caracteriza en los programas.

Con Paco Roncero mantiene una amistad desde que coincidieron en la Discovery Challenge, uno de los encuentros deportivos y de retos que organiza Belén Lacalle, directora de Comunicación de Land Rover. El cocinero dos estrellas Michelin y creador de Sublimotion, el restaurante espectáculo de Ibiza, tiene su taller-laboratorio en el Casino de Madrid. Y hasta la Gran Vía se ha desplazado Tamara para recibir las primeras nociones al margen del concurso, que tiene su propia agenda.

Hay unos protocolos que todos los participantes deben seguir y son obligatorios. Además de las grabaciones en plató y en exteriores dos veces por semana, Tamara y el resto de famosos deben acudir a las clases que les servirán para no ser excluidos. Aprenderá a limpiar pescado, hacer pasta fresca, despiezar un pollo y participar en clases de vanguardia. Las cantidades que cobran los participantes no son iguales para todos y depende de lo que cada uno negocie. Las cifras oscilan entre los mil euros a diez mil o más semanales, según el interés que despierta el personaje. En el caso de Tamara, será de los más altos.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios