Logo El Confidencial
EMPRESA FAMILIAR

El último coletazo de la disputada herencia de los Álvarez (Eulen)

Los siete hijos Álvarez Mezquiriz se reparten de forma desigual la fortuna del padre, lo que los sitúa cada año en la lista de familias más ricas de España

Foto: La presidenta ejecutiva de Eulen e hija de su fundador recibe un premio en EEUU. (EFE)
La presidenta ejecutiva de Eulen e hija de su fundador recibe un premio en EEUU. (EFE)

Cuando en 2015 murió David Álvarez, fundador del grupo Eulen y propietario de Bodegas Vega Sicilia, la Agencia Tributaria y la Hacienda Foral de Vizcaya se enzarzaron en un procedimiento judicial para decidir a qué administración le pertenecía la tributación del fallecido. Y como es difícil desvincular las grandes empresas familiares de sus vaivenes íntimos, ha sido la situación personal de la viuda de Álvarez la que ha decantado la balanza. Tal y como adelanta 'Cinco Días', Maite Esquisabel vive en Madrid y es en la capital, pues, donde tributa la herencia del magnate.

LEER MÁS: La marquesa viuda de Eulen, su vida post David Álvarez

Álvarez contaba con dos viviendas principales: una en Madrid y otra en Bilbao, de ahí la disputa, una guerra judicial que se añadía a la que mantienen sus siete hijos por el legado. La Diputación Foral de Vizcaya reclamó que fuese su administración la responsable de cobrar los impuestos derivados de la herencia, puesto que en el DNI de Álvarez aparecía su domicilio de Bilbao. Mientras, el Estado consideró que la residencia habitual del fallecido era Madrid.

Jaime Mayor Oreja y el fallecido presidente de Eulen, David Álvarez, en 2011. (EFE)
Jaime Mayor Oreja y el fallecido presidente de Eulen, David Álvarez, en 2011. (EFE)

¿Madrid o Bilbao?

La Junta Arbitral del Concierto Económico dio la razón a la Diputación vizcaína en junio de 2017, puesto que la sede de Eulen está en Bilbao y en esa ciudad contaba con hasta cuatro cuentas bancarias abiertas. El Tribunal Supremo, no obstante, ha resuelto que el fallecido residía en Madrid y que es en este municipio, según la Ley del Impuesto de Sucesiones, donde debe tributar la herencia.

La familia ha sido fundamental para la decisión del Supremo. La tercera mujer de Álvarez reside en Madrid y trabaja en el grupo, tal y como figura en sus declaraciones de la renta. Esquisabel es la tercera esposa del fundador del potente grupo. Se llevaban 30 años y había sido su secretaria. Antes, el magnate había enviudado en dos ocasiones: de su primera esposa, María Vicenta Mezquiriz, con quien tuvo a sus siete hijos; y de Teresa Vidaurrázaga, quien también había sido su secretaria.

LEER MÁS: Un capítulo más en la lucha por la herencia del fundador de Eulen

Los siete hijos Álvarez Mezquiriz se reparten de forma desigual la fortuna del padre, lo que los sitúa cada año en la lista de familias más ricas de España. Son Emilio (exmarido de Paloma Segrelles), Juan David, Pablo (al frente de la dirección de Bodegas Vega Sicilia), Juan Carlos, María José, Marta y Elvira. La última vez que estuvieron todos juntos fue en la boda del padre con Esquisabel, en 2009.

La presidenta ejecutiva del grupo Eulen, María José Álvarez Mezquiriz. (EFE)
La presidenta ejecutiva del grupo Eulen, María José Álvarez Mezquiriz. (EFE)

La guerra fratricida empezó con el padre todavía en vida: Álvarez designó a Jesús David y María José herederos universales de su fortuna y echó a los otros cinco del control de Eulen, el gigante de empresas con divisiones de limpieza, mantenimiento y servicios auxiliares. En ese momento, la familia Álvarez se convierte en un polvorín y la unión entre los miembros del clan salta por los aires. Dejaron de juntarse incluso en Nochebuena en el molino restaurado que la familia tiene en la pequeña localidad leonesa de Crémenes, la localidad natal del patriarca, que era una cita obligada en los Álvarez.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios