Logo El Confidencial
DEPORTES

Iker Casillas afronta su 38 cumpleaños meditando su futuro fuera del fútbol

El guardameta y Sara Carbonero celebran la vuelta a la normalidad aunque su futuro inmediato es incierto. Les queda un año en Oporto, tras el cual podrían regresar a su casa de La Finca

Foto: Iker Casillas y Sara Carbonero. (Cordon Press)
Iker Casillas y Sara Carbonero. (Cordon Press)

“Bendita normalidad”. Así saludaba Sara Carbonero hace unos días la vuelta a casa de su marido, Iker Casillas, tras sufrir un infarto. Una vuelta a la normalidad que no será una vuelta a su anterior rutina. Porque el portero no podrá volver a jugar, tal y como adelantaron los medios portugueses este viernes. Con la salud tocada tras el susto, busca una salida a su carrera. Sí, Iker cumple 38 años este lunes y busca su lugar en el mundo. En el Porto, donde hasta la fecha era el guardameta (ya casi tiene sustituto), le podrían ofrecer entrar en el staff, es decir, trabajar en los despachos.

LEER MÁS. Varias propiedades y 25 millones en activos: así es el otro Iker

A Casillas todavía le queda un año de contrato, por lo que la opción no parece descabellada. Además, la vida familiar de la pareja y sus dos hijos en Oporto es tranquila y cómoda. “Slow life”, como suele escribir la presentadora y modelo en las redes sociales haciendo referencia a su web multimarca.

Tal y como han publicado varios medios portugueses, el presidente del club en cuyas filas milita Casillas estudia la posibilidad de ofrecerle un cargo en los despachos ya que, tras el infarto, lo más probable es que Iker deje la competición al más alto nivel.

Urgencia

Hace dos semanas, el 1 de mayo, el portero madrileño fue hospitalizado de urgencia en el centro CUF Porto, donde le fue realizado un cateterismo. A los pocos minutos, desde su entorno se aclaraba que estaba fuera de peligro. En aquel momento su mujer, Sara Carbonero, estaba en Tarifa por motivos profesionales. "Entrevistas diferentes", escribía horas antes la periodista con una fotografía en la que se la veía en la playa. No sabía lo que había sucedido. En cuanto supo la noticia, la periodista removió cielo y tierra para poder llegar a Oporto y estar junto a su marido.

La manera en la que ambos han vivido el percance ha sido un ejemplo para muchos. El propio Casillas escribió en las redes sociales sobre su evolución, dando normalidad a lo sucedido. “Me encuentro mucho mejor. Ahora tendré que estar de reposo un par de semanas, o incluso un par de meses, no lo sé. No sé qué será el futuro, lo importante es estar aquí", dijo después en una rueda de prensa ante los periodistas sin dar pistas aún sobre su futuro deportivo.

Sara Carbonero e Iker Casillas en el hospital. (Instagram)
Sara Carbonero e Iker Casillas en el hospital. (Instagram)

Le queda un año de contrato, tras el cual, lo más probable es que regresen a España. En Madrid, concretamente en La Finca, tienen una espectacular propiedad. Se trata de la casa que compraron en 2014 a Lydia Bosch y Alberto Martín tras su complicado divorcio, un inmueble situado en la conocida y exclusiva urbanización de La Finca y valorado en 2,6 millones de euros, tal y como informó Vanitatis en su momento.

Casoplón en La Finca

La mansión, que el madrileño y la toledana reformaron en 2016, aprovechando que la periodista había dado a luz a su segundo hijo, tiene cinco dormitorios, seis baños, dos salones, un salón de juegos, una cocina y un cuarto de servicio. Todas estas prestaciones están divididas en cuatro plantas que en total suman 750 metros cuadrados. También gozan de una piscina privada y una ubicación excelente con altas medidas de seguridad las 24 horas del día.

Además, Iker ha sabido invertir sus ingresos: administra empresas que acumulan casi 26 millones de euros en activos, además de poseer varias propiedades inmobiliarias entre Boadilla del Monte y Villaviciosa de Odón (Madrid).

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios