Logo El Confidencial
EFECTOS COLATERALES

El día que a Bárbara Rey le 'manipularon' los frenos de su coche

Durante un tiempo la vedette sufrió de invisibilidad y el veto de los medios de comunicación, pero lo más grave es que llegó a temer por su vida

Foto: Bárbara Rey. (Telecinco)
Bárbara Rey. (Telecinco)

Bárbara Rey vuelve a estar de actualidad. Y no solo por su participación en los debates de 'Supervivientes' en Telecinco, sino por su historial de vida, que queda reflejado en el libro 'Ciudadano Zaplana', de Francesc Arabí. En ese capítulo se recogen algunas de las situaciones complicadas que tuvo que vivir la vedette hace varias décadas, donde se mezclaban sus relaciones afectivas con el espionaje, el Cesid, las intrigas del poder económico y hasta político.

Censuras televisivas, amenazas, robo de material privado susceptible de servir para chantajear a la jefatura del Estado y desestabilizar ciertas instituciones públicas utilizando métodos que se podrían calificar de delictivos. Bárbara Rey ha explicado en muchas ocasiones el veto profesional que tuvo que sufrir por haber sido la supuesta 'amiga entrañable' de don Juan Carlos. Una información que tras la aparición de Corinna Larsen como pareja del monarca perdió interés.

Corinna Zu Sayn-Wittgenstein en una imagen de archivo. (Getty)
Corinna Zu Sayn-Wittgenstein en una imagen de archivo. (Getty)

Y quizá lo más importante en la existencia de la futura 'superviviente' es que dejó de temer por su integridad física y profesional. Durante mucho tiempo prefirió el silencio o, mejor dicho, sus declaraciones pasaban por varios filtros y al final nunca se publicaban. A esta invisibilidad se unía el veto para participar en debates televisivos donde se trataran temas relacionados con la corrupción valenciana y similares. Llegó a presentar con éxito un espacio de cocina en Canal Nou que fue eliminado de la noche a la mañana. No hubo explicación a pesar de mantener unos índices de audiencia más que aceptables.

Problemas de cobertura

Como ya le había sucedido en otras ocasiones en las que también su presencia no era bien recibida, la protagonista contaba que de nuevo el 'sistema' la apartaba de su vida laboral. La censura y las amenazas veladas formaban parte de esa trama de película negra en la que se había convertido la vida de Bárbara Rey, a pesar de que su relación afectiva hacía tiempo que había finalizado.

En aquellos años en los que Bárbara Rey no se fiaba de casi nadie, recibía a los periodistas en su casa de Boadilla del Monte. Cuando las conversaciones derivaban en temas espinosos y peligrosos la protagonista prefería mantener la charla en el jardín en vez del interior del domicilio. La razón que daba era que no estaba muy segura de que la espiaran y aportaba como explicación que la operatividad de los móviles dejaba de funcionar. Y efectivamente así era y los periodistas que acudíamos al chalet lo comprobábamos personalmente.

Bárbara Rey, en 'Sábado Deluxe'. (Telecinco)
Bárbara Rey, en 'Sábado Deluxe'. (Telecinco)

A continuación explicaba que eso no era lo peor: tenía miedo a que le pudiera suceder algo malo a sus hijos. En una ocasión, al salir de la urbanización en su coche, quiso frenar y los frenos no respondieron. Menos mal que era una bajada leve. Cuando lo llevó al taller para la revisión, le comentaron que parecía que habían manipulado su Mercedes. No puso denuncia porque no había manera de demostrar ese boicot, pero se volvió más precavida.

Leyendas, audiencias y cintas

Hace un año acudió como invitada al almuerzo que la Peña Cuarto Poder organiza mensualmente en el restaurante Lucio. Ese día volvió a rememorar los momentos tan complicados y difíciles que tuvo que vivir. No quiso hablar de 'manos negras' que conspiraban contra ella, pero lo cierto es que no entendía que la llamaran para 'MasterChef Celebrity' y después “me dejen fuera”. Tampoco contaron con ella para la celebración del 60 aniversario de TVE, “cuando fui muchos años protagonista. No tendrán memoria. Yo estuve en los programas de más audiencia. Formo parte de la historia de España a pesar de las falsas leyendas que circulan sobre mí. ”.

Contaba que tuvo miedo porque se sentía vigilada. Y recordó cómo entraron en su casa y robaron las famosas cintas que afectaban (según se ha publicado) a la jefatura del Estado. “Lo bueno es que ya no me siento más vigilada que cualquier otro ciudadano. Sí es cierto que hubo épocas complicadas. Lo que sí confirmo es que hay unas cuantas personas que se cruzaron en mi vida que deberían haber estado en otro país. Temí por mi vida”.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios