Logo El Confidencial
DE ANÓNIMA A ESTRELLA DE LAS REDES

La sorprendente vida de Beatriz Tajuelo tras romper con Albert Rivera

Mientras Albert Rivera y Malú eligen evento para presentarse en sociedad, su ex ha dado un giro de 180 grados a su vida y se ha convertido en un fiel reflejo de la esposa de Abascal

Foto: Beatriz Tajuelo y Albert Rivera, en su última aparición juntos. (Getty)
Beatriz Tajuelo y Albert Rivera, en su última aparición juntos. (Getty)

Beatriz Tajuelo fue durante cuatro años (de 2014 a 2018) el mayor apoyo de Albert Rivera en todos los aspectos de su vida. Primera dama de Ciudadanos casi desde la sombra, se dedicó durante todo el tiempo que compartió vida, casa, amor y tiempo con el líder de la formación naranja a mantener su vida privada alejada de los medios, las redes y las portadas. Ahora las cosas han cambiado. Sí, para ambos.

Si hace unas semanas era Albert el rey del cuché gracias a su supuesta relación con Malú (a ver si les vemos juntos de una vez), ahora es Tajuelo la que ha dado carpetazo a eso del anonimato para tomar posiciones en la primera fila de los flashes y los titulares. Beatriz se ha reinventado a lo ‘extreme makeover’ y aún no salimos de nuestro asombro. Pero volvamos al principio.

Beatriz Tajuelo en una imagen reciente. (Cordon Press)
Beatriz Tajuelo en una imagen reciente. (Cordon Press)

La exazafata cumplió 40 años el día de Reyes. Una nueva década y una nueva vida se abría paso entre los trozos del corazón ‘partío’ de Beatriz Tajuelo, que lejos de tener que sobreponerse a su sonada ruptura, tenía que comenzar además a lidiar con la irrupción de Malú, sus fans y su todo en la vida de su ex, con quien no terminó de la mejor de las maneras, tal y como publicaron varios medios en su día. Todo de golpe. Difícil de encajar.

Los constantes altibajos finalmente terminaron por dinamitar una relación que en los Premios Princesa de Asturias (última vez que les vimos juntos) parecía fluir con armonía y las mil maravillas. A los pocos días se anunció la ruptura y desde entonces nada ha sido lo mismo. Ni ella ha retomado su vida privada ni tampoco la laboral. Ahora es una persona renovada.

Mudanza a Barcelona

Los cambios radicales no son algo nuevo en la vida de Beatriz. Lo dejó todo por amor cuando Albert decidió dar el salto nacional con el partido y se mudó a Madrid. Abandonó su puesto como azafata, se mudó con él y comenzó a trabajar como asesora de Miguel Poveda. Un auténtico seísmo vital.

Rivera se quedó con el apartamento que compartían en Pozuelo de Alarcón y ella tuvo que buscarse la vida. Tras unas semanas yendo y viniendo de Barcelona, finalmente tomó la decisión de instalarse de nuevo en la ciudad condal (en Hospitalet de Llobregat, para ser más exactos), desde donde ha puesto orden a su vida. A su manera, eso sí.

De anónima a reina de la pista

Ahora ya no es azafata, ni tampoco es asesora. Su sueño es abrirse camino en el mundo de la moda y la belleza y cuál es el mejor camino: hacerse influencer. Sí, como leen.

La mujer que durante esos cuatro años esquivó como pudo a los medios, se negó a dar entrevistas y mantuvo un perfil público más que bajo, ahora tiene no una, sino dos nuevas cuentas de Instagram y se prodiga en desfiles y acontecimientos como la auténtica reina de la pista.

Sin ir más lejos, hace dos semanas se alzó con el premio al mejor look en el evento menorquín Hats&Horses (una especie de Ascot balear) celebrado en el hipódromo Torre del Ram con un look firmado por Carla Ruiz que no pasaba en absoluto desapercibido. Allí compitió con la estilosísima Alejandra Domínguez (novia de Enrique Solís), Nuria Roca o María León, entre otras. Pero ella ganó.

Tras los pasos de Lady Vox

Algo de lo que por supuesto no tardó en presumir en estas redes sociales: una dedicada a su día a día y otra su amor por Menorca. Allí dio las gracias a la organización, a la diseñadora del vestido, a la de la pamela, al hotel y a todos los que habían hecho posible su triunfo. Muy influencer todo.

Y es que esta es precisamente la profesión que parece que ha elegido para su nueva vida. Ahora se pasa la vida posando en photocalls de fiesta, recomendando tratamientos de ampollas para estar divina, promocionando gafas de sol desde su salón y haciendo rondas de preguntas en stories al más puro estilo Lady Vox.

Y es que parece que ha encontrado en la mujer de Santiago Abascal su mejor inspiración para esta reinvención de sí misma. Como Lidia Bedman, presume de marcas amigas, de planes glamourosos con amigas, tutoriales de belleza y de modelitos que puedan servir de inspiración.

Desde luego el primer mensaje con el que inauguró su cuenta de Instagram el pasado 10 de febrero fue toda una declaración de intenciones. “Hoy inicio esta nueva ‘aventura’ con toda mi ilusión, en la que iré compartiendo aquello que me apetezca. Y no podía empezar de otra manera que con mi admirado Ulises Mérida”, afirmaba antes de pasar a describir cada pieza del look con el que posaba en la foto y de recomendar varias marcas (con horarios y contactos incluidos).

En lo demás, viaja con amigas, se divierte con sus amigos y se la ve disfrutar de la vida. ¿Con qué nos sorprenderá a partir de ahora?

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios