Logo El Confidencial
"EL NUMBER ONE DE ESPAÑA"

Los negocios de Bigote Arrocet más allá de las Campos

Más allá de su faceta musical y cómica, Edmundo avanza con éxito en el mundo del diseño de moda, pero se estrella en la ficción televisiva

Foto: Edmundo Arrocet, diseñador. (Cordon Press)
Edmundo Arrocet, diseñador. (Cordon Press)

Mucho ha llovido desde que Edmundo Arrocet von Lohse, conocido artísticamente como Bigote Arrocet (Buenos Aires, 1949) abandonara su casa a los doce años, consiguiera su primer trabajo en una mina a los trece y nos conquistara en la pequeña pantalla con su 'piticlín, piticlín' en el 'Un, dos, tres' del añorado Chicho Ibáñez Serrador.

Más conocido en los últimos tiempos por su relación de pareja con María Teresa Campos, aunque las cosas parecen sonreírle en el amor, su última aventura profesional conjunta les salió rana. El disco de boleros en el que él llevaba la voz cantante y ella le acompañaba en un par de temas fue un sonoro fracaso.

Bigote Arrocet, preesentando sus bañadores en Málaga. (Cordon Press)
Bigote Arrocet, preesentando sus bañadores en Málaga. (Cordon Press)

Pero en sus otros negocios más allá del universo de las Campos las cosas parecen irle mejor. Ayer mismo se le veía feliz y relajado mientras presentaba sus nuevos diseños de bañadores en la Málaga Summer Fashion Runway. Un evento en el que estuvo apoyado por varios amigos, pero al que no asistió la presentadora, ni ninguna de sus hijas, ni Terelu ni Carmen Borrego.

[LEER MÁS. El secreto de Bigote: diseña ropa que vende a un chino (hablamos con su socia)]

Esta faceta de diseñador ya la lleva trabajando varios años, como pudo comprobar Vanitatis al hablar con su socia y amiga Lin Chen en la tienda china de Majadahonda que vende las camisas y pantalones que diseña el novio de la Campos. “Él hace básicos, camisas y pantalones..., pero muy bonitos”, nos aseguraba entonces.

Bigote Arrocet en la tienda de su socia china. (VA)
Bigote Arrocet en la tienda de su socia china. (VA)

Fuera de la moda, su éxito oscila entre lo moderado y lo disparatado. Hace un par de años, en una entrevista concedida a el periódico chileno ‘El Mercurio’ en la que aseguraba ser “el number one de España”, el humorista confesó que había inventado “los zapatos de seis hebillas y las motos con techo”. Pero lo más llamativo fue su anuncio de que estaba involucrado en el proyecto de construir la piscina más grande de Europa cerca de las ruinas de Segóbriga, en la provincia de Cuenca. Una faraónica obra de la que por supuesto nada se sabe.

En cuanto a lo artístico se refiere, la última vez que le vimos en la gran pantalla fue en 1997 compartiendo protagonismo con Chiquito de la Calzada en ‘Brácula: Condemor II’. Edmundo ha hecho otra intentona de volver a la comedia, según publicaba 'Look' a principios de este año, con una serie de televisión que pretendía recuperar el humor de los 70 con él mismo, Fernando Esteso, Arévalo o Malena Gracia como estrellas. Aunque, según confirman los implicados, se ha llegado a grabar un piloto, de momento el proyecto sigue en 'stand by'.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios