Logo El Confidencial
DINERO

Nadie quiere a El Assir: el amigo del rey Juan Carlos, buscado en Suiza, Francia y España

El cantón de Berna ha publicado la deuda que tiene con ellos: 2.245.342 euros. No ha pagado un solo impuesto desde 2006. Suiza admite que no sabe dónde está

Foto: El Assir, visto por Jate.
El Assir, visto por Jate.
Autor
Tiempo de lectura4 min

Abdul Rahman El Assir domina el arte del escapismo. El comerciante de armas y comisionista entre Oriente y Occidente, conocido en España por sus privilegiados contactos, es un personaje de leyenda. En España, la Justicia le busca por defraudar al fisco cerca de 90 millones de euros. En Francia tiene un juicio pendiente por un asunto relacionado con la muerte de varios ingenieros franceses en Karachi (Pakistán). Y ahora la prensa suiza se pregunta dónde está a raíz de su aparición en el Boletín Oficial del cantón de Berna. El magnate les debe dos millones y medio de francos suizos en concepto de impuestos (al cambio, 2.245.000 euros).

[LEA MÁS: El Supremo desahucia a El Assir de su 'palacete' de Puerta de Hierro]

"El empresario hispano-libanés [tiene la doble nacionalidad] no ha pagado una sola factura entre 2006 y 2013", anunciaba el 'Berner Zeitung' en su portada de ayer. La prensa suiza se pregunta cómo es posible que las autoridades no hayan hecho nada contra este personaje, que hasta hace poco residía en Suiza aunque ahora nadie sabe dónde está. "España y Francia han requerido la ayuda suiza para localizar a El Assir, pero las autoridades cantonales no lo saben".

El rey Juan Carlos, en una imagen de archivo. (Getty)
El rey Juan Carlos, en una imagen de archivo. (Getty)

Eso, a pesar de que en 2016 su hija Alia protagonizó una boda de cuento de hadas con Hugo Linares en la estación alpina de Gstaad. Más de cuatrocientos invitados, la mayoría procedentes de España (El Assir fletó un vuelo charter de Madrid a Zúrich), disfrutaron de tres días de fiesta. El magnate no reparó en gastos, incluyendo la estancia en el exclusivo Gstaad Palace. Las fotos de aquellos días, con una novia exultante vestida de Lorenzo Caprile saliendo de la pintoresca iglesia de Gsteig y rodeada de la mejor sociedad, muestran ese ambiente inalcanzable en el que se mueven El Assir y su familia.

A pesar de la expectación mediática de aquella boda (a la que acudieron algunos famosos nacionales como Ana Boyer), nadie consiguió captar una imagen de El Assir. El tipo es un fantasma, a pesar de la reputación que le precede. El hecho de que un país que preserva tanto el secreto fiscal y bancario como Suiza (el país helvético no contempla la evasión de impuestos como delito) haya decidido hacer pública la deuda que tiene con ellos es llamativo y revela algo llamativo. Hasta ahora, se pensaba que El Assir residía en algún lugar perdido del valle de Turbachtal, pero se ha esfumado.

Hugo Linares y Alia El Assir, el día de su boda. (Redes)
Hugo Linares y Alia El Assir, el día de su boda. (Redes)

Lo de Suiza es 'peccata minuta'. En España, el fisco le pide 90 millones de euros, entre deuda fiscal, multa e intereses. El empresario libanés, amigo de cacerías del Rey padre, ha conseguido suspender hasta en tres ocasiones el juicio para tratar el asunto, convirtiéndose en un maestro del escapismo. Por eso, la Fiscalía solicitó una orden de detención internacional y su inmediato ingreso en prisión en febrero de este año.

[MÁS: En fotos, así es la mansión de El Assir en Puerta de Hierro]

El Assir, excuñado de Adnan Khashoggi durante los ochenta, hizo su fortuna comerciando con armas en países como Somalia, Arabia Saudí o Sudán. Se casó en segundas nupcias con María Fernández Longoria, hija del embajador español en El Cairo, Carlos Fernández Longoria, con la que tiene tres hijos que han hecho su vida en España (de hecho, su hija Khali mantiene una relación estable con el benjamín de Francis Franco). Los presuntos delitos vienen de aquella época en la que convivía con Longoria y residía en España.

Es posible que El Assir tenga que salir de su escondite en octubre, cuando tiene otra cita judicial en Francia como comisionista en una operación de compraventa de armas que podría estar relacionada con un atentado ocurrido en la ciudad de Karachi. Diecisiete años después del ataque kamikaze habrá un juicio en París sobre las implicaciones financieras de aquel atentado que acabó con once ingenieros franceses y tres pakistaníes. Uno de los seis acusados es El Assir.

A la izquierda, El Assir con María Fernández Longoria y una de sus hijas. A la derecha, su casa de Puerta de Hierro.
A la izquierda, El Assir con María Fernández Longoria y una de sus hijas. A la derecha, su casa de Puerta de Hierro.

Pero oficialmente nadie sabe nada. La Oficina Federal de Justicia ha confirmado a la prensa suiza que tienen conocimiento de que tanto España como Francia están buscando al comerciante de armas, "pero estas búsquedas son confidenciales y objeto de secreto oficial". Su abogado en Ginebra, con el que también han contactado, se escuda en el secreto profesional. La Administración Tributaria de Berna ha dado 'explicaciones' alegando que se deben al secreto fiscal. "¿Pero cómo es posible que El Assir llevara siete años sin pagar ningún impuesto y nadie hiciera nada?", se pregunta el 'Berner Zeitung'. "¿Está Suiza cubriendo a un traficante de armas?".

Ahora que las series de televisión están tan de moda, algún productor podría recoger el guante que desde aquí le lanzamos.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios