Logo El Confidencial
Juego de casas

Tamara Falcó visita a Bertín Osborne: diferencias y semejanzas entre sus casas

Comparamos la mansión donde vive la hija del marqués de Griñón con la hacienda del presentador de ‘Mi casa es la tuya’

Foto: Tamara Falcó en una imagen de archivo. (Cordon Press)
Tamara Falcó en una imagen de archivo. (Cordon Press)

Poco más de un año después desde su primer encuentro, Bertín Osborne y Tamara Falcó se han citado de nuevo. El programa del año pasado fue grabado en la imponente Villa Meona, la casa de su madre, Isabel Preysler, y donde ha vivido ella desde siempre. Esta vez ha sido el turno del presentador de ‘Mi casa es la tuya’ de abrir las puertas de su hogar recibiendo así a la socialite y diseñadora en su fantástica finca sevillana. Las entrevistas con Tamara son de lo más prometedoras ya que, como ha dicho su madre, “a veces dice cosas que no debería” aunque no suele decir nada del marqués de Griñon (su padre).

Por otro lado, las palabras de Isabel Preysler tras la ruptura de su hija con Iván Miranda, su última pareja, no podrían ser más claras: “Me encanta que siga soltera y que viva en mi casa”, lo que no sorprende tomando en cuenta las dimensiones de Villa Meona (bautizada así por tener 14 baños), en la que probablemente no coinciden si no desean hacerlo.

Bertín Osborne y Tamara Falcó durante el rodaje. (Telecinco)
Bertín Osborne y Tamara Falcó durante el rodaje. (Telecinco)

A pesar de la gran mansión madrileña de Preysler en la exclusiva urbanización de Puerta de Hierro, Bertín Osborne no se queda atrás con la Hacienda San José en Sevilla, donde asegura que ha vivido los mejores momentos de su vida. Lamentablemente, tendrá que dejar los recuerdos de su casa andaluza si algún día logra venderla (como ha intentado hacer desde 2014) porque no tiene las comodidades necesarias para su hijo, que padece desde su nacimiento una lesión cerebral.

Ahora bien, aunque hablemos de casas totalmente opuestas en cuanto a estilo y ubicación, ambas son grandiosas. ¿Podremos establecer una vencedora entre Villa Meona y la Hacienda San José? Veamos si es posible:

Tamaño

En lo que se refiere únicamente a tamaño, la ganadora definitiva en cuanto a extensión es la finca sevillana de Bertín, que cuenta con 2.100 metros cuadrados construidos, 41 hectáreas de prados y otras 8 hectáreas de olivares. Sin embargo, Villa Meona es una mansión de 5.000 metros cuadrados, de los cuales 1.370 metros cuadrados son construidos.

Cortijo de Bertín Osborne. (Idealista)
Cortijo de Bertín Osborne. (Idealista)

Habitaciones

Si sumamos los diez dormitorios de la casa principal más otros dos de la casa de invitados tenemos un total de 12 habitaciones en la casa sevillana, mientras que la mansión madrileña de Isabel Preysler posee 13 dormitorios (la habitación principal de Isabel tiene 150 metros cuadrados). Así que Villa Meona logra el empate en este aspecto.

Ubicación

Como ya hemos dicho, ambas casas son muy diferentes y se encuentran en ciudades diametralmente opuestas. Aunque unos dirían que Madrid es la mejor ubicación y más aún siendo la zona de Puerta de Hierro, probablemente la finca sevillana resulta un sueño para unos cuantos. Podemos decir que va de acuerdo al gusto de cada cual.

Por un lado, la casa de Bertín se encuentra a tan solo 15 minutos de distancia en coche de Sevilla, pero por otro lado, el gran prestigio (y valor) que le confiere a la mansión de Tamara el estar ubicada en una de las zonas más codiciadas de Madrid hace que nos decantemos en ese punto por ella. En términos de cuál casa está mejor ubicada tendríamos que destacar Villa Meona por estar en las urbanizaciones de Puerta de Hierro.

Fachada delantera de Villa Meona. (Telecinco)
Fachada delantera de Villa Meona. (Telecinco)

Valor

El valor de las propiedades se determina de acuerdo a las características que tiene (y siempre en comparación al mercado, claro). Se toman en cuenta detalles como el estado de conservación, las dimensiones, los acabados y las habitaciones, pero, sobre todo, lo que más peso tiene es la ubicación. No es lo mismo tener una casa de mil metros cuadrados en Móstoles que una de las mismas dimensiones en la calle Serrano.

Así que, una vez más, Villa Meona le gana a la Hacienda San José. La casa madrileña está valorada en 9 millones de euros, mientras que el cortijo está en el mercado por los 3,8 millones, que fue lo último que se supo sobre el tortuoso proceso para vender la propiedad.

Instalaciones

Además de los dormitorios y varios salones que tienen las dos casas, ambas tienen otras instalaciones complementarias, aunque una mucho más que otra. Si estás pensando que es la finca sevillana la que sale vencedora en este apartado, estás en lo cierto, ya que tiene una capilla, varios jardines, una piscina, pista de pádel, cuadras de caballos y naves de ganado. Mientras que la mansión madrileña tiene un jardín y dos piscinas, una interior para invierno y una exterior para disfrutar del verano.

Bertín Osborne y Tamara Falcó durante el rodaje. (Telecinco)
Bertín Osborne y Tamara Falcó durante el rodaje. (Telecinco)

Mantenimiento

En este apartado ganará la que menos cueste mantener y es nada más y nada menos que la finca de Bertín Osborne, que anualmente debe gastar 37.000 euros en mantenimiento de la finca y el salario de los guardeses que se hacen cargo de ella. Isabel Preysler debe pagar un precio estimado de 84.000 euros, solo calculando unos siete mil euros mensuales destinados a lo más básico (agua, calefacción, teléfonos, mantenimiento de piscinas y jardín). Si a esto le sumamos el coste del equipo de servicio de la casa nos deja una cifra verdaderamente alta.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios