Puigdemont y Marcela Topor ya se plantean cuál debe ser su futuro como pareja
  1. Famosos
POLÍTICA CATALANA

Puigdemont y Marcela Topor ya se plantean cuál debe ser su futuro como pareja

Los intentos frustrados del expresidente por lograr la inmunidad le alejan de una vuelta a España. Vive separado de su mujer y sus dos hijas. El trabajo de ella es clave para el cambio

placeholder Foto: Carles Puigdemont y Marcela Topor en una imagen de archivo. (EFE)
Carles Puigdemont y Marcela Topor en una imagen de archivo. (EFE)

En los pactos de Gobierno que se cierran estos días se nos escapan, muchas veces, los detalles. En Barcelona, PSC y JxCat han pactado el gobierno de la Diputación, un órgano del que depende el programa de televisión que dirige y presenta Marcela Topor, la mujer del expresidente Carles Puigdemont. Los detalles. Desde el medio E-noticies se ha hablado de “letra pequeña” en el pacto para mantener a Topor el frente de su espacio, algo que han negado los socialistas porque el programa dependerá de la decisión de las personas que dirijan la Diputación.

LEA MÁS: El escondite de Marcela Topor en Barcelona

Una eventual rescisión de contrato acercaría a Topor a una mudanza a Bruselas o a donde decidiera la pareja. Con su marido en Waterloo sin posibilidades de volver y con dos hijas menores, la vida de la ex primera dama depende, en gran parte, de los 6.000 euros mensuales que recibe por su programa semanal. Desde Vanitatis hemos preguntado al PSC y no nos han sabido responder sobre el futuro de 'The Weekly Mag'.

placeholder Marcela Topor. (EFE)
Marcela Topor. (EFE)

El espacio, todo en inglés, es un magacín semanal que se emite en las televisiones locales de la Xarxa, entidad dependiente de la Diputación de Barcelona, que hasta ahora controlaba el partido de su marido. Por eso es lógico preguntarse si en el acuerdo al que han llegado con los socialistas hay alguna referencia a Topor.

Afincada en Girona, la mujer de Puigdemont viaja hasta Barcelona cada semana para grabar el programa. El importe, según los documentos de la Diputación, públicos en el portal de Transparencia, lo recibe ella directamente, no una productora o un equipo. Y es el único nombre de persona física que aparece en la lista de contratos, entre los que se encuentran la Televisió de Girona, el Consorci de Comunicació de Lleida y actividades como los Premios Gaudí y los Premios Enderock.

LEA MÁS: ¿Dónde está la primera dama de Cataluña?

Si hacemos los cálculos, los números, como siempre, hablan: Topor cobra 1.500 euros por programa. A esta cantidad hay que sumar los ingresos que obtiene como directora de 'Catalonia Today' y como presentadora de Catalan Connections, en Punt Avui TV, que recibe grandes subvenciones de la Generalitat (casi 2,8 millones).

placeholder Carles Puigdemont, con su mujer, Marcela Topor, en el Parlament. (EFE)
Carles Puigdemont, con su mujer, Marcela Topor, en el Parlament. (EFE)

La vida de Topor en Girona ha cambiado desde que su marido se fue. Se mudaron del barrio del golf, a las afueras de la ciudad, rodeados de verde y casas con jardín y piscina, al centro de la ciudad, a un piso que tenían antes. Las niñas han seguido con su vida: la pareja ha intentado que la situación política del padre no afectara a las hijas, o que lo hiciera lo mínimo posible.

El 'empujoncito'

Pero tras todos los intentos frustrados de Puigdemont de lograr inmunidad parlamentaria y poder vovler a España, sea como fuere, la vida de la familia debe comenzar a replantearse. 'ABC' ha informado que Tailandia es uno de los destinos que se ha puesto sobre la mesa, algo que parece bastante improbable y que fuentes del partido desmienten a Vanitatis. Está demasiado lejos, es demasiado caro y no tiene ningún vínculo con Cataluña. Ni siquiera sería favorable por el cambio horario, advierten.

Lo que sí queda en evidencia es que el matrimonio Puigdemont-Topor es consciente de que si quieren volver a vivir juntos, con sus hijas, deberán hacerlo en el extranjero. Y si Topor perdiera su trabajo estable en Cataluña, sería como un empujoncito a su nueva vida. Por ahora, no hay nada decidido, aunque hay que tener en cuenta también que ella es rumana y de mente cosmopolita, por lo que está acostumbrada a vivir en diferentes lugares.

Carles Puigdemont