Logo El Confidencial
nació el 28 de julio de 2001

Manuela, la primera hija de Alejandro Sanz, cumple 18: despixelamos su vida

Fruto de la relación del cantante con Jaydy Mitchell, se acaba de graduar en México y siempre ha sido protegida de la mirada inquisitiva de la prensa

Foto: Alejandro junto a su hija Manuela. (Getty)
Alejandro junto a su hija Manuela. (Getty)

“Tan pura la vida y tú tan llena de paz y de luz y solo se me ocurre amarte”. Manuela tenía un año cuando su padre, Alejandro Sanz, le dedicó esta canción, que rápidamente se convirtió en un hit, otro más en la exitosa carrera del madrileño. Esa niña cumple 18 años este domingo. ¡Qué rápido pasa la vida!

LEA MÁS: Alejandro Sanz en la riqueza y la enfermedad

Manuela fue su primera hija y nació el 28 de julio de 2001, fruto de su relación con la modelo Jaydy Mitchel, de quien se separó en 2005. Se conocieron en 1995 y pronto se fueron a vivir juntos. Lo hicieron en un chalé que la familia Bosé prestó al cantante para que la modelo no sufriera la presión de los medios. La pareja se casó en diciembre de 1998 por el rito balinés, algo que no tiene ningún valor jurídico en España. Todo muy exótico en una vida llena de amor que Manuela complementó a la perfección.

Sus padres han sido muy cuidadosos durante estos años para evitar que la pequeña apareciera en los medios de comunicación, aunque en los últimos meses la hemos visto más a menudo en las redes sociales. Se graduó hace unas semanas en una emotiva ceremonia a la que acudieron sus padres, en México, donde vive con su madre y su pareja, el futbolista Rafa Márquez (ex-Barça).

"Es muy buena"

La relación de Manuela con su padre es muy especial, se adoran, tal y como han dicho ellos y como hemos podido ver en algunas ocasiones. El vídeo que colgó Sanz en el que baila con su hija durante la citada graduación es emocionante.

Sanz ha reconocido en más de una ocasión que al vivir lejos de su hija se ha perdido momentos importantes de su vida. Lo dijo, por ejemplo, en 'Mi casa es la tuya', donde admitió que procura no pasar más de tres semanas lejos de casa. “Confío mucho en ella, me gusta cómo es. Es una tía muy sensible, muy comprometida: ‘Papá no se puede usar plástico’; y luego es buena, es buena estudiante, es buena con sus hermanos”, dijo Sanz de su hija.

Durante estos años hemos ido viendo más y más a Manuela. Sobre todo con su madre, con quien vive y comparte aficiones. Las hemos visto practicar yoga y en desfiles de moda. Con su padre comparte la pasión por la música, y aunque por el momento no parece que vaya a dedicarse a ese mundo, sí que la hemos visto tocar el piano en alguna ocasión. Su padre, además, se la ha llevado de gira en las últimas semanas.

Manuela se parece muchísimo a su padre: es como si a Alejandro Sanz le pusieran una peluca de larga melena dorada. Con una carita simpática, de facciones redondas y una sonrisa pícara como la de su padre, Manuela encara ya la vida desde la mayoría de edad, graduada, aficionada a la música y arropada por sus padres. “Llenas mi vida de luz llenas mi cielo, mi tierra y mi mar y a mi tan solo se me ocurre amarte”, le decía Alejandro Sanz en esa canción.

Ver esta publicación en Instagram

#MiPrincesa ❤️

Una publicación compartida de jaydymichel (@jaydymichel) el

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios