Logo El Confidencial
NOCHE DE CONCIERTO

Eugenia Martínez de Irujo, Narcís Rebollo y Tana Rivera: la familia que canta unida...

Los tres han pasado unos días en la ciudad malagueña de Marbella, donde acudieron a disfrutar con la música de Mocedades

Foto:  Eugenia, Narcís y Tana. (Cortesía 'Starlite')
Eugenia, Narcís y Tana. (Cortesía 'Starlite')

La deseada estampa de Eugenia Martínez de Irujo junto a su hija Tana Rivera y su marido Narcís Rebollo no se ha hecho esperar este verano. El marco del encuentro ha sido el festival 'Starlite', bajo la atenta mirada de Armando Manzanero y el grupo Mocedades. La música del quinteto aunó a los tres en una simbiosis perfecta en la que madre, hija y esposo se cantaron todos los temas del evento.

La duquesa de Montoro está totalmente integrada en el 'modo vacaciones' y, divertida, graba a su hija cantando y a su marido. Y también a los periodistas que tomamos imágenes de su felicidad. Desde que la aristócrata llegó a Marbella para pasar su periodo vacacional, se aloja en Las Cañas, la casa de la duquesa de Alba que heredó su hermano Fernando y con el que ahora comparten vacaciones. Hace unos días la aristócrata aparecía en la terraza de la mansión mostrando en redes sociales el vestido que iba a lucir para una de sus galas veraniegas: las vistas privilegiadas desde esta casa marbellí, de las que tan aficionada era su madre, siempre las sabe aprovechar Eugenia con fotos con su hija en el momento de la puesta de sol.

La noble siempre ha declarado que le tiene un especial apego a esa residencia por “los ratos agradables que me ha dado en mi vida al lado de mi madre”. Esta mansión a pie de playa en la zona de Casablanca era la preferida de Cayetana de Alba. Desde que la adquirió, en 1963, fue su refugio. Ella siempre huyó de esa Marbella de apellidos sonoros y figurantes que abrían sus casas, cortadas por el mismo patrón, de esos vecinos de la extinta 'beautiful people'.

Los comportamientos impostados no eran lo suyo y por eso prefirió construir este reducto de silencio a los pies del Mediterráneo que ahora tanto gusta a sus hijos. Desde el 'cuartel general' de Las Cañas, Eugenia y Narcís han hecho salidas a las fiestas del Marbella Club, la gala solidaria de 'Starlite' y la última escapada que cuenta la duquesa: “Hemos estado en Sancti Petri dos días y me ha encantado volver. Hacía años que no iba. Días muy relajantes con esa luz maravillosa de la bahía".

¿Y la boda, pa' cuándo?

Por la boda con su pareja, Narcís Rebollo, los periodistas ya ni le preguntamos porque nos dice: “Sois muy pesados y muy repetitivos”. Narcís y Eugenia son inseparables y no solo están disfrutando juntos del verano de Marbella, sino que ahora les queda Ibiza para seguir vertiendo regueros de tinta en la prensa del “cuore”. El presidente de Universal Music España no lleva muy bien el tema de aparecer ante las cámaras.

Cuando le hacemos alguna foto, siempre avisa a Eugenia de que “ya nos están sacando”, y ella siempre sonríe comprensiva y explica: “Él nunca hace photocall ni cosas de este tipo, su mundo es otro". Una postura que la diseñadora de joyas entiende a la perfección siendo ella quien posa y atiende a los medios. “Nos complementamos y estamos estamos muy a gusto. ¿Nuestro secreto? El sentido del humor y la lealtad, y que somos muy afines en nuestro ocio y eso es magnífico en una relación”.

Tana, la niña de sus ojos

La mayoría de las apariciones públicas de Eugenia en estas vacaciones estivales ha sido en conciertos musicales. Y en este último quiso estar al lado de su hija Tana: “Aquí ella tiene a sus amigos y pasamos más tiempo en Marbella porque así estamos todos juntos". De Tana se siente muy orgullosa y juntas comparten gustos musicales, como hemos podido comprobar en el concierto. La hija de la duquesa de Montoro se sabía de memoria todas las canciones de Mocedades y no pararon de grabarse juntas con el móvil cantando los clásicos del grupo: ‘Tómame o déjame’, ‘Pangue Lingua’ y el eurovisivo “Eres tú” con el que Tana no paraba de bromear con su madre. La joven al final se cubrió con una manta roja que la tapaba entera sin querer abandonar la cantera de Naguelles hasta la madrugada.

Tana comparte los días con su padre y su madre. El mes pasado la joven pasó unos días con la familia paterna con motivo del bautizo de su hermano pequeño. La hija que tiene en común Fran Rivera y Eugenia Martínez de Irujo adora a sus hermanos, Carmen y Curro, fruto de la relación de Fran Rivera con Lourdes Montes. Su padre escribía estas palabras sobre ellos: “Moriría por cada uno de vosotros. Mi felicidad, que veáis vuestros sueños cumplidos. Mis miedos, que no sepáis levantaros. Mi tranquilidad, la sangre que corre por vuestras venas”.

Los dos progenitores no paran de ensalzar las virtudes de su primogénita. Así, también hace solo una semana, el día de San Cayetano, Eugenia dejó latente el amor que siente hacia su hija Tana Rivera: “Eres mi pasión y mi alegría”. Y con una bonita de foto de la casa Las Cañas, donde ahora pasan su veraneo, le decía: “Felicidades por tu santo mi amor. 7 de agosto, una fecha muy significativa para todos nosotros cada verano. Eres la niña de mis ojos y lo más bonito que tengo en mi vida. Me siento muy afortunada. Te quiero. Eres mi pasión y mi alegría", le dedicaba su madre.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios