Logo El Confidencial
CAMPEONES DEL MUNDIAL

El drama personal (y alguna alegría) tras la victoria de la selección de baloncesto

Rudy Fernández admite que lo ha pasado muy mal porque murió su abuelo en verano y su hermana sufrió un aborto de ocho meses. Ricky Rubio recuerda a su madre fallecida en 2016

Foto: Los jugadores de la selección española celebran su triunfo en el Mundial. (EFE)
Los jugadores de la selección española celebran su triunfo en el Mundial. (EFE)

La tristeza no tiene fin -escribió Jobim-, la felicidad sí. Y estos días de alegrías y buenas noticias, la tristeza ha planeado sobre los jugadores de la selección española, persistente y tenaz como ellos. Han ganado el Mundial, una victoria histórica tras la que se esconden algunos malos momentos de muchos de los jugadores por sus vidas privadas. “Es uno de los campeonatos más difíciles que he jugado a nivel personal, por todo lo que he pasado en verano -contó Rudy Fernández tras el triunfo-, la pérdida de mi abuelo, que para mí era una persona muy importante, y después mi hermana...”.

LEA MÁS: Los Scariolo, la saga que ha traído el oro a España

Marta Fernández también es una estrella del basket, una campeona que ha pasado uno de los peores momentos de su vida en las últimas semanas. La exjugadora sufrió un aborto embarazada de ocho meses. Algo que ha roto a la familia.

Rudy Fernández llora de la emoción tras la victoria. (EFE)
Rudy Fernández llora de la emoción tras la victoria. (EFE)

Marta anunció que estaba embarazada, que iba a ser una niña que se llamaba Laia, y sufrió un aborto a los ocho meses. "Me quedaban dos semanas para salir de cuentas y todo iba sobre lo previsto. Pero, de repente, todo cambió, empecé a encontrarme mal y un desprendimiento total de la placenta complicó, y mucho, la vida de nuestra bebé y la mía. Cuando llegamos al hospital y me pudieron hacer una cesárea de urgencia ya no pudieron salvar a nuestra pequeña. Fue todo tan rápido y tan duro que no soy capaz de expresarlo con palabras", contó la exjugadora en Instagram.

"No ha sido fácil"

A ese dolor se le sumó además la muerte del abuelo este verano. Todo provocó que Rudy rompiera a llorar tras hacerse con la copa mundial. “Han sido las personas de las que me he acordado y las que me han hecho estar aquí, luchando por ellos. Y sobre todo quiero dar las gracias a mis compañeros y al staff por todo lo que me han ayudado en este campeonato, que no ha sido fácil. Ha merecido muchísimo la pena la decisión que tomé de venir a la selección y poder levantar este campeonato del mundo", dijo, ante la sorpresa de muchos de quienes lo oyeron. Porque la vida privada de los jugadores de baloncesto, a diferencia de la de los de fútbol, suele estar poco expuesta. Algo sabemos de Pau Gasol, el 'pionero', pero poco más.

Los hijos de Marc (la alegría)

Muchas veces las fotografías cuentan más que las palabras. Hay una imagen de Marc Gasol sentado en una camilla, ajeno al ruido y la furia de la victoria, con la Copa del Mundo en una mano y el móvil en la otra, sonriente e íntimo. Metido en otro mundo. Habla con sus hijos, Julia y Luca, de cuatro y dos años, a quienes además dedicó la gesta deportiva. El pívot se llevó el balón del partido contra Argentina con el que se alzaron con el título de mejores del mundo: “¡No es para mí, es para mi hijos!”, dijo a gritos emocionado antes de meterse en una sala para hablar con ellos.

Marc Gasol besa la copa del Mundo. (EFE)
Marc Gasol besa la copa del Mundo. (EFE)

Pocos sabían que Marc Gasol tiene ya dos retoños. Porque pocos saben de la vida privada de los miembros de esta selección, la ÑBA, ni siquiera de sus estrellas como Gasol II (con perdón, Gasol I es Pau), que se casó y ha tenido hijos sin estruendo. Pero la alegría de Marc contrasta con el dolor con el que muchos jugadores han participado en este campeonato.

Un detalle emotivo

Los hermanos Willy y Juancho Hernangómez han sido dos de las estrellas del torneo. Willy, que normalmente juega en el Charlotte Hornets de la NBA, sorprendió al principio del campeonato luciendo una camiseta con el nombre de W. Geuer. Era, en realidad, un homenaje a una de las personas fundamentales de su carrera y de su vida: su madre. Willy y Juancho son hijos de una leyenda del baloncesto femenino, Margarita Geuer. En una época en la que el basket femenino no era tan popular (si es que ahora lo es), Margarita y sus compañeras lograron el oro en el Europeo de Perugia de 1993. Además, Margarita Geuer (de origen alemán) participó también en los Juegos Olímpicos de Barcelona. Se retiró un año después.

La camiseta de Willy le ha rendido homenaje durante todo el torneo, reivindicando su papel como deportista. Wonny (su apelativo familiar) se casó con Guillermo Hernangómez, otra leyenda de este deporte, exjugador del Real Madrid y del Estudiantes. Un año después de retirarse dio a luz a Guillermo (Willy) y en 1995 nació Juancho. Hay una tercera promesa del deporte en ciernes en casa de los Hernangómez: Andrea. La joven juega en el equipo de la Universidad de Fairfield.

Ver esta publicación en Instagram

La Familia. ❤️🇪🇸🔋💪🏽

Una publicación compartida de Willy Hernangómez (@willyhernangomez) el

Otro drama

"Estamos muy contentos y quiero acordarme de todos los que tengo que hacerlo, a ver si no me olvido de alguien. Más que pensar en nosotros pensamos en las familias de Rudy Fernández y Pau Tendero, un chico de nuestra U18, que han pasado momentos duros durante esta concentración". Sergio Scariolo celebraba la victoria de la selección española de baloncesto, de su equipo, pero entre la alegría quería dejar claro que había quienes lo estaban pasando mal.

Sergio Scariolo, en China. (Reuters)
Sergio Scariolo, en China. (Reuters)

Pau Tendero, jugador júnior e internacional en torneos de selecciones inferiores, había perdido a su padre de forma repentina hace tan solo una semana. El 9 de septiembre falleció Víctor Tendero a los 48 años, una muerte que se ha convertido en una alargada sombra estos días de concentración de los jugadores internacionales. A la tristeza de Rudy y Tendero se debía sumar también la de Ricky Rubio, que perdió a su madre, Tona Vives, hace tres años.

La madre ausente

La victoria fue para ella en un claro gesto de la estrella de la NBA, quien levantó el brazo y la mirada hacia el cielo para recordar a su madre. "Sé que desde ahí arriba estará muy contenta. Hay alguien que siempre está ahí... -dijo el jugador-. Perdí a mi madre hace tres años y desde entonces está ahí, empujándome para que dé lo mejor de mí. Ella aún me guía cada día. Incluso ahora que no está, puedo sentirla”.

Tras la victoria se esconde un grupo de hombres que se ha dejado la piel a pesar de que en muchos casos lo hacían llenos de tristeza. Esperemos que la felicidad que supone este triunfo, en su caso, no tenga fin.

Juancho Hernangómez abraza a Ricky Rubio tras proclamarse campeones del mundo. (EFE)
Juancho Hernangómez abraza a Ricky Rubio tras proclamarse campeones del mundo. (EFE)

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios