Logo El Confidencial
UN PASADO COMPLICADO

Rocío Jurado: los tres momentos más duros que sufrió por Antonio David Flores

El ex guardia civil ha hablado muy emocionado de la que fuera su suegra en la casa de 'GH VIP', donde continúa concursando

Foto: Rocío Jurado, en una actuación. (EFE)
Rocío Jurado, en una actuación. (EFE)

El hecho de que Antonio David Flores se haya convertido en concursante de 'GH VIP' y su hija Rocío Flores Carrasco en su defensora en plató ha causado toda una revolución mediática, sobre todo por la irrupción de la segunda como personaje televisivo. Un periplo que está jalonado por los problemas judiciales a los que tendrán que hacer frente en un futuro próximo el ex guardia civil y su mujer, Olga Moreno, y porque se han puesto sobre la mesa episodios del pasado de su vida que están tomando un nuevo cariz, por lo que tenemos que hacer un pequeño ejercicio de memoria histórica. O, si se prefiere, de verificación.

Era el propio Antonio David quien hace unos días ponía el foco en la que fuera su suegra, Rocío Jurado, de quien hablaba entre lágrimas en la casa de Guadalix: "Tenía pasión con mi Rocío. La amaba. Era su regalo, su primera nieta. Siempre me decía: 'Te tengo que querer toda la vida, porque le has dado a mi nieta el apellido de mi mejor amiga, de la que yo más quiero del mundo". Y llegaba aún más lejos a la hora de rememorar a la cantante de 'En el punto de partida' y 'Me ha dicho la luna': "Yo hablo de ella en presente, porque está siempre en mi casa".

Antonio David, en una imagen de archivo.
Antonio David, en una imagen de archivo.

Antonio David daba a entender que la relación con la que fuera su suegra era buena y que estaban más que superados ciertos capítulos que hicieron sufrir mucho a 'la más grande'. Sin embargo hay tres momentos clave que fueron particularmente dolorosos para la chipionera: la traumática y mediática separación de su hija, el tiempo que continuó viviendo en su casa de La Moraleja, ya separado de Rocío, y la demanda millonaria que le puso por unas controvertidas declaraciones que hizo en Argentina.

Momento 1: la ruptura de Rocío

Recordemos que Rocío Carrasco, a quien entonces conocíamos popularmente como Rociito, se mudó a Argentona con Antonio David, que acabaría siendo condenado por malversación de caudales públicos, lo que propició que solicitara su baja en la Guardia Civil en 1997. En medio de este escándalo, declaraba que en su decisión "hubo una serie de circunstancias y ha sido la decisión más oportuna y la mejor para mí y mi familia, aunque también la más dolorosa, porque he intentado llevar tanto mi vida íntima como mi vida profesional separadas, pero no ha podido ser así", según recogía 'El País'.

Rocío Carrasco y Enrique Cornejo, en un homenaje a Rocío Jurado en Valladolid. (Cordon Press)
Rocío Carrasco y Enrique Cornejo, en un homenaje a Rocío Jurado en Valladolid. (Cordon Press)

Tras este momento tan delicado para la pareja, se establecieron en la casa de Rocío Jurado en La Moraleja, un elemento, según él, determinante para la ruptura: "La abuela de mis hijos me adoraba y yo también a ella, y su abuelo también. El problema es que había demasiada gente", manifestaba Antonio David en 'GH VIP', quien en su relato sobre su pasado sentimental no se pronunció sobre las acusaciones de infidelidad que se vertieron sobre su persona o las declaraciones de Nuria Bermúdez en 'Crónicas marcianas', quien aseguraba haber tenido un 'affaire' con él.

Momento 2: la convivencia en La Moraleja

Villa Jurado, que es el sobrenombre que se dio al chalet de Rocío Jurado, fue también el escenario de momentos durísimos para la artista de Chipiona, pues después de su separación matrimonial, Antonio David Flores siguió viviendo allí, porque consideraba que era su hogar conyugal, aunque su ex ya no vivía allí con sus dos niños, Rocío y David. Fue un larguísimo proceso judicial, sobre todo por la custodia de los hijos, que, en el caso de Rocío, estuvo en manos del difunto Doroteo López Royo, mientras que Antonio David Flores acabaría poniendo sus asuntos legales en manos del controvertido Emilio Rodríguez Menéndez.

Mirtha Legrand, con Mauricio Macri, en una imagen de archivo. (EFE)
Mirtha Legrand, con Mauricio Macri, en una imagen de archivo. (EFE)

En 2000, Antonio David interpuso una demanda contra Rocío Jurado por unas afirmaciones que la que fuera mujer de Pedro Carrasco había hecho en Argentina en el programa de la mítica presentadora Mirtha Legrand. En la demanda civil, solicitaba una indemnización de mil millones de pesetas, o lo que es lo mismo, seis millones de euros. La intérprete de 'Como las alas al viento' se enfadó mucho por la difusión de las declaraciones, que ella creía estaba haciendo de manera privada y por amistad a la ahora nonagenaria presentadora, con quien, por cierto, se encontró la reina Letizia en su visita de Estado a Argentina en marzo de 2019. En ningún caso pensó que iban a ser emitidas.

[LEE MÁS: La presentadora argentina a la que Letizia ha pedido conocer]

Aún así, vivió con satisfacción el éxito judicial en 2004, que se vería ratificado por el Tribunal Supremo después de su muerte, en 2009. Una noticia que anunciaba Marcos García Montes, letrado de Rocío Carrasco, que informaba de que Antonio David debía pagar los honorarios del abogado y el procurador de la artista en las tres instancias que había perdido (Primera, Audiencia Provincial de Madrid y Supremo).

Momento 3: las secuelas de la demanda

En esas declaraciones realizadas en Argentina, Rocío Jurado sintetizaba lo que sentía en ese momento por el que había sido su yerno y contradice lo afirmado por Antonio David en 'GH VIP': "Ha sido una persona nefasta y eso afectó a la vida de todos nosotros. Él nunca se integró en la familia. Nosotros hicimos todo lo posible, pero... A raíz de la separación matrimonial, mi hija Rocío estuvo a punto de cometer una barbaridad. Por eso le agradezco a Dios que Fidel haya aparecido en su vida, por lo alegre y feliz que la veo".

Cuando la emblemática presentadora le preguntó si consideraba que Antonio David estaba persiguiendo a Rocío, afirmó: "Sí. Y quiere quitarle a los hijos. ¡Es una barbaridad". Afirmaciones que, como decimos, Marcos García Montes consideró que formaban parte del "derecho a la libertad de expresión de su defendida, derecho a la libertad de información de los ciudadanos, habida cuenta de que se trataba de un tema de conocimiento público y que fue el propio demandante quien había puesto el tema en los medios de comunicación".

Rocío Jurado, durante una actuación en los años 2000. (EFE)
Rocío Jurado, durante una actuación en los años 2000. (EFE)

Condenado a costas en tres ocasiones, Antonio David acumuló una deuda de un millón de euros, como él mismo desvelaba en noviembre de 2016: "No he sido insolvente nunca, porque no he dejado de trabajar. Tengo parte de mi sueldo de 'Mujeres, hombres y viceversa' embargado para hacer frente a las costas del juicio que perdí contra Rocío Jurado".

Sin embargo, nada parece comparable al golpe anímico que supuso para la irrepetible cantante la demanda del que fuera su yerno, como le recordaba Marcos García Montes a nuestra compañera Paloma Barrientos: "Fue tremendo, demoledor. Para ella fue una auténtica enfermedad. Psicológicamente estaba muy mal, muy deprimida. El día que la llamé por teléfono para decirle que habíamos ganado el juicio, se puso a llorar. Cuando se tranquilizó, nos fuimos a celebrarlo por partida doble: porque había ganado y porque era su cumpleaños".

Trece años después de su muerte, las heridas familiares siguen muy abiertas, aunque ninguno de los conflictos familiares parecen haber afectado a la leyenda de una artista que vistió de alta costura a la copla y demostró tener una versatilidad vocal tan asombrosa que la llevó a ser galardonada con el premio de La Voz del Milenio.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios