Logo El Confidencial
MÚSICA

Cuando los hijos de Shakira le rezaban al Niño Jesús para que su madre pudiera hablar

La colombiana estrena el documental 'El Dorado World Tour', en el que se muestran intimidades de su vida. La lesión que la alejó de los escenarios es parte central de la película

Foto: Shakira, en una imagen de archivo. (Reuters)
Shakira, en una imagen de archivo. (Reuters)

Estuvo meses sin poder hablar y tenía que comunicarse con sus hijos mediante carteles. “No os podéis imaginar lo que es”, dice Shakira, sincera, en el documental 'El Dorado World Tour', que se estrena el 13 de noviembre. En el filme podemos ver a la cantante dándolo todo sobre el escenario y llorar en sus momentos más íntimos. No ha escatimado en detalles, no se corta al mostrar su vida y sus hijos, Milan y Sasha, y su pareja, Gerard Piqué, son una parte fundamental de ella.

LEA MÁS: Shakira le echa una mano a Piqué en su sueño profesional

Aquellas Navidades de 2017, la colombiana les preguntó a sus pequeños que qué le iban a pedir a Papa Noel. “Mi hijo Sasha me dijo que le rezaba al Niño Jesús y a la Virgencita para que mamá volviera a hablar”. Así recuerda ella uno de los momentos más duros de su vida, cuando perdió la voz por una lesión y estuvo a punto de perder también su carrera.

Shakira con sus dos hijos en el Camp Nou. (EFE)
Shakira con sus dos hijos en el Camp Nou. (EFE)

Fue antes de iniciar su gira, que tuvo que ser cancelada hasta nuevo aviso. “En tres días visité cinco médicos -cuenta- y cuatro me dijeron que me tenía que operar”. Pero ella no quería pasar por quirófano porque eso “suponía estar demasiado tiempo alejada de mis hijos”. Tras la operación, a la que finalmente no se sometió, no hubiera podido ni estornudar. Todo sucedió en otoño de 2017, cuando la cantante sufrió la citada lesión que le impidió cantar y hablar durante semanas. No fue hasta el año siguiente que no recuperó la normalidad y pudo volver a los escenarios.

"Él necesitaba que hablara"

Decidió entonces permanecer callada durante meses. Y Piqué estaba desesperado. Porque Shakira estaba muy afectada, “enfadadísima”, dice ella, “y él necesitaba que hablara”, que contara cómo se sentía. No pudo ser. “Gerard me ha visto tantas veces salir llorando porque pensaba que no podría volver a mi carrera...”, confiesa.

En un documental emotivo y lleno de energía, purpurina y canciones, hay tiempo para lo personal. Shakira no salía de gira desde que empezó con Piqué y desde antes de ser madre, con lo que añade: "Mis hijos se pensaban que su mamá era tenista, porque salía cada día a practicar”. A ella no acababa de importarle dedicarse a esa faceta íntima: “Me tira mucho la maternidad, estar con mis hijos”.

Ver esta publicación en Instagram

Working on my volley!!

Una publicación compartida de Shakira (@shakira) el

Piqué no lo veía tan claro. Por eso le insistió y al final el futbolista se convirtió en un revulsivo para que la cantante retomara su carrera. “Me decía que no quería un futuro con una mujer amargada, que todos estaban haciendo música por ahí mientras yo estaba encerrada en casa con los niños. Sal ahí y ponte a trabajar”, le insistía.

Tras la tormenta

Shakira codirige el documental y, como cuentan sus compañeros, es una mujer detallista hasta la extenuación. “Una artista completa”, señala uno de los miembros de su equipo, “que lo oye todo y está pendiente de todo, debe ser extenuante para ella”.

Pero la vemos en el escenario dejándose la piel, moviendo el culo -coprotagonista del documental junto a la purpurina- y saltando sobre el escenario sin atisbo de cansancio. La voz, perfecta: “Creo que canto mejor ahora porque soy consciente de lo que tengo”, avisa. Incluso dice que tiene más energía en esta gira que en sus primeros tours, cuando su hermano tenía que llevársela en brazos porque ella no podía ni moverse. Ahora, apunta, sale bailando al final de los conciertos y no logra dormirse hasta las cuatro de la madrugada.

Shakira, en su concierto en Barcelona. (EFE)
Shakira, en su concierto en Barcelona. (EFE)

Fueron conciertos en 22 países con una gira de grandes dimensiones gracias a la cual Shakira pudo recuperar su confianza. Con esa voz melosa con la que habla, la colombiana afincada en Barcelona trata de mostrar en esta película un retrato personal de su mundo, un retrato amable, claro, pero íntimo y sincero. Y en él, sus hijos y Piqué son fundamentales.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios