Logo El Confidencial
POLÍTICA

José Benito Suárez, la cara B de la vuelta de Ana Pastor a la primera línea política

La expresidenta del Congreso irá de número 2 por Madrid junto a Pablo Casado. Dicen que su marido soñaba con una vida más tranquila, pero...

Foto: Ana Pastor y José Benito Suárez, su marido, en el funeral por Luis Rajoy, hermano del expresidente. (EFE)
Ana Pastor y José Benito Suárez, su marido, en el funeral por Luis Rajoy, hermano del expresidente. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura4 min

El día en que se celebraban las primarias en el Partido Popular para decidir si era Pablo Casado o Soraya Sáenz de Santamaría el próximo líder de la formación, un Mariano Rajoy sonriente y sudoroso se echó a andar al monte. Pantalón corto, polo azul marino, zapatillas y la mejor de las disposiciones. Junto a él, uno de sus mejores amigos, José Benito Suárez Costa. La imagen no es nueva, los dos amigos llevan años haciendo la Ruta Da Pedra e da Agua, como un ritual. Suárez es el esforzado compañero de Rajoy en todas esas caminatas, hay chanza en la red incluso con las imágenes de ambos a lo largo de los años venga a subir y bajar caminos con distintos atuendos deportivos. El hombre es, además de uno de los grandes amigos del expresidente, el marido de Ana Pastor. Suárez Costa y los hermanos Rajoy se conocen desde que eran quinceañeros, cuando formaron pandilla en Pontevedra, y su amistad se mantiene hasta hoy.

[LEA MÁS: Casado cambia sus fichajes por exministras de Rajoy]

José Benito Suárez es presidente de la Autoridad Portuaria de Marín-Ría de Pontevedra desde hace una década. Más allá de las fotos junto a Mariano Rajoy y de su matrimonio, es lo que se conoce como un 'coco'. Un tipo inteligente, ingeniero industrial, divertido a la gallega y con un currículo extenso y prolijo: capitán de la Marina Mercante, profesor en la Universidad de A Coruña y en el Instituto Politécnico Marítimo de Vigo, concejal popular en Pontevedra en dos etapas, director general de Protección Civil en la Xunta, director de Medio Rural y otros cargos de importancia en los distintos gobiernos gallegos. En realidad, él se dedicó a la política antes incluso que Ana Pastor.

Mariano Rajoy y José Benito Suárez Costa, en una de sus ya famosas caminatas. (EFE)
Mariano Rajoy y José Benito Suárez Costa, en una de sus ya famosas caminatas. (EFE)

A menudo se dice que Ana Pastor es tan gallega como su marido o como el propio Rajoy. Es una verdad a medias. Ella nació y se crió en un pequeño pueblo de Zamora, Cubillos del Pan, aunque su familia sí que tiene raíces gallegas. Su padre Victoriano era natural de Viveiro, Lugo, y su madre Trinidad, de Pontevedra. Se licenció en Medicina y Cirugía en la Universidad de Salamanca. Allí estudiaba, compartía piso con sus hermanos y en sus ratos libres salía con otro estudiante, José. Se casaron en una ceremonia religiosa en Zamora, para luego establecerse en Galicia.

Un buen patrimonio

La médica Ana Pastor consiguió plaza en Crecente, el pueblo de donde procedía Suárez Costa, muy cerca de la frontera con Portugal. En el pueblo tiene una plaza a su nombre y no es porque luego llegara a ministra o presidenta del Congreso, es por su labor como facultativa. De Pastor siempre se dice que se implica hasta la obsesión en todo lo que hace, y en aquel momento, recién licenciada, no fue menos. Horas y horas de trabajo que le fue robando a su vida personal.

También él ha tenido una intensa actividad profesional y hoy el matrimonio cuenta con un buen patrimonio, según ella misma ha hecho público a través del Congreso de los Diputados. Pastor y Suárez Costa poseen dos pisos en Pontevedra con su plaza de garaje, y otro piso en Madrid. Además, tienen ahorros que superan los 650.000 euros, un generoso plan de pensiones y dos coches de alta gama, uno de ellos (un Mini Cooper) adquirido el pasado mes de abril.

Ana Pastor, con Pedro Sánchez y Pío García Escudero. (Getty)
Ana Pastor, con Pedro Sánchez y Pío García Escudero. (Getty)

Cuando en mayo Ana Pastor abandonó la presidencia del Congreso, las crónicas dejaban un regusto a despedida. A lo largo de su trayectoria, Ana Pastor ha sido una de las políticas más respetadas dentro y fuera del terreno de juego (sus monólogos en las cenas navideñas con periodistas de la Cámara eran memorables), pero quizá llegaba el momento de ver los toros desde la barrera. Nada más lejos. Pablo Casado la nombró vicepresidenta del Congreso de esta extraña legislatura abortada. Y ahora la ha encumbrado a su número dos por Madrid. Será la primera vez que se presente por la capital y no por su Pontevedra adoptiva.

Allí, mientras, en Pontevedra, la esperará como cada viernes un José Benito Suárez Costa algo desilusionado, frisando la edad de jubilarse. Igual ya se veía viajando alrededor del mundo y disfrutando de la vida lo poco que la intensa actividad de ambos les ha permitido hasta el momento. No tienen hijos ni obligaciones más allá. Pero de momento, la cosa tendrá que esperar.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios