Logo El Confidencial
DEPORTES

Jorge Lorenzo y su mala suerte, también en los negocios y el amor

El piloto balear deja la competición. Aunque reside en Lugano (Suiza), en una casa a la que se mudó a principios de año, tiene varios negocios en España, ninguno especialmente boyante

Foto: Jorge Lorenzo. (Getty)
Jorge Lorenzo. (Getty)
Autor
Tiempo de lectura4 min

Se va. Jorge Lorenzo dijo adiós ayer en el Circuito de Cheste, horas antes de que se disputara el último gran premio de la temporada. No ha sido el mejor año para él, sobre todo a partir de la fuerte caída de Assen del pasado mes de junio. "Empecé a dudar sobre mi vida y mi carrera", reconoció en una entrevista durante aquellos largos meses de baja. Parece que la reflexión le ha traído hasta aquí.

"Hay cuatro días importantes en la vida de un piloto, cuando debutas, cuando ganas por primera vez, cuando ganas tu primer Mundial... Y cuando anuncias tu retirada. Como podéis estar imaginando, ese día ha llegado para mí. Estoy aquí para anunciar que esta será mi última carrera en MotoGP. Me retiro como piloto profesional", anunció el deportista. Como razón principal, señaló la falta de motivación. "He tenido una gran carrera profesional, me siento muy afortunado".

Jorge Lorenzo. (Getty)
Jorge Lorenzo. (Getty)

Romances y mudanzas

Y ahora, ¿qué? Jorge Lorenzo ha configurado su vida en torno a su carrera deportiva. Hace unos meses estrenó su nueva casa en Lugano (Suiza), donde vive desde hace años. Allí está a salvo de las miradas ajenas y puede concentrarse en su carrera... Y en su vida personal, de la que ha trascendido más bien poco. Risto Mejide le preguntó precisamente por qué vivía en el país helvético: "Yo vivo en Suiza, pago mis impuestos en Suiza, donde vivo y trabajo [...]".

La leyenda le atribuye innumerables romances (es altísimo el porcentaje de mujeres a las que sigue en sus redes sociales). Algunas han intentado rentabilizar su relación con el piloto posando luego para la añorada 'Interviú'. Solo dos han tenido una relación digna de tal nombre con el piloto. Su primera novia fue la mallorquina Eva Perelló, con la que vivió su primer amor a los 17 años. Aunque su pareja más pública fue Nuria Tomás, la hija del empresario del jamón Enrique Tomás. Desde su ruptura no se ha vuelto a saber más sobre su vida privada.

Jorge Lorenzo y Nuria Tomás. (Cordon Press)
Jorge Lorenzo y Nuria Tomás. (Cordon Press)

Sus negocios más allá del circuito

La mala suerte que tiene en su vida privada (o la buena, según opiniones) se traslada a los negocios que ha emprendido para rentabilizar sus ganancias deportivas. El piloto de MotoGP tiene dos empresas activas actualmente en España. La primera es FMT Land 99, una sociedad limitada dedicada al alquiler de bienes inmobiliarios en Baleares que se constituyó en el año 2008. Aunque el accionista mayoritario es Lorenzo, su madre, María Gracia Guerrero, es quien aparece como administradora única. La empresa declaró unas pérdidas de más de 120.000 euros en el año 2017, el último del que hay constancia en el Registro.

Tampoco tiene resultados muy boyantes su otra aventura empresarial española. Lorenzo es accionista al 50% con Sito Herrera en Skull Rider Inc, a través de la que comercializan gafas de sol, joyas y algunos accesorios como guantes y mochilas. Lorenzo puso en marcha esta compañía con uno de los fundadores de Hawkers, Rubén Vinagre, pero en 2016 cambió de socio. Herrera, un conocido emprendedor que tiene, entre otras, una empresa dedicada a los animales domésticos, está desde entonces intentando relanzar la empresa que, como dijo entonces, estaba "hecha un desastre".

Jorge Lorenzo. (Getty)
Jorge Lorenzo. (Getty)

De momento no está teniendo resultados muy boyantes. Aunque en 2018 facturaron más de 1.200.000 euros, los beneficios reales de la empresa no llegaron a los mil euros. Además, el piloto está promocionando desde sus redes sociales las gafas de sol de otra marca, Tommy Hilfiger, por lo que surgen dudas sobre la relación actual de Lorenzo con la empresa. Unas dudas que ha intentado solventar Vanitatis, sin éxito.

Tampoco tuvo suerte con la aventura empresarial que emprendió en Andorra y que cerró de forma muy discreta el pasado mes de enero. Dos años después de haber inaugurado el museo-espacio World Champions by 99 en Andorra, el piloto tomó la (dolorosa) decisión de cerrarlo debido a la invisibilidad del proyecto, que no resultó rentable.

El piloto inauguró hace tres años este museo con piezas de coleccionista, un restaurante, una tienda donde se vendía merchandising y donde se podían seguir algunos acontecimientos por televisión. Aquel espacio de 400 metros cuadrados ahora está vacío y solo hay un cartel en el que se informa de que la tienda está cerrada.

El cierre coincide con algunos problemas fiscales de Jorge Lorenzo. El piloto de MotoGP, que residió un tiempo en el Principado, recibió en octubre de 2018 un aviso de la Secretaría de Estado de Asuntos Financieros Internacionales de Andorra. Querían que el piloto se pusiera en contacto con ellos, para lo cual usaron el BOE andorrano, el BOPA, de forma que la solicitud se propagó inmediatamente. El Principado buscaba al piloto para dar cumplimiento a una petición de información de la Hacienda española y entregarle una "notificación en materia de intercambio de información fiscal". Vamos, que el fisco español anda detrás de las cuentas del piloto, que hace años que no reside en España. El motivo asciende a más de 40 millones de euros.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios