Logo El Confidencial
'dolor y gloria' consigue 16 nominaciones

Almodóvar Confidencial: cómo es su casa y cómo vive el favorito a los Goya 2020

El cineasta nació un 24 de septiembre, pero en el Registro figura el 25 como la fecha de su aniversario. Este y otros datos configuran la vida de nuestro cineasta más internacional

Foto: Pedro Almodóvar, en un fotomontaje de Vanitatis.
Pedro Almodóvar, en un fotomontaje de Vanitatis.

“Tú eres muy novelero. No sé a quién habrás salido”, le dice el personaje de Penélope Cruz a su hijo pequeño en 'Dolor y gloria', la película más autobiográfica de Pedro Almodóvar. El carácter novelero empieza con la propia fecha de su nacimiento. Unos dicen que nació un 24 de septiembre. Otros, el 25. La razón del baile de fechas está en su inscripción al nacer ya que, como sucedía muchas veces en la posguerra, el Registro Civil se equivocó y fechó su nacimiento un día después. En cualquier caso, Pedro acaba de estrenar década: ya tiene 70 años y este lunes su última película ha cosechado 16 nominaciones a los Goya 2020, además de tener muchas papeletas de acabar rascando algún Oscar. Además, mucho tenía que torcerse la cosa para que no gane el Goya a mejor director, ya que es el gran favorito.

El lío de días en torno a su cumpleaños forma parte de la leyenda del hijo de Paquita, aquella manchega de pro que inventaba historias cuando leía la correspondencia a sus vecinas analfabetas. La progenitora de Almodóvar les decía a las pobres mujeres lo que ellas querían oír. Más allá de alguna anécdota aislada, ¿cuánto sabemos de la vida de uno de los genios incontestables de nuestro cine?

“Es un hombre bastante normal”, explica uno de sus conocidos, que prefiere mantener el anonimato. Con esta frase se sobreentiende que el de Calzada de Calatrava defiende su misterio a capa y espada. Su mano derecha, la productora Esther García, ya nos advirtió, vía telefónica, que no podía ayudarnos en este reportaje. Por lo que podemos saber, el hermetismo caracteriza a este hombre “que con los años se ha vuelto menos sociable y encuentra placer en refugiarse en casa”, situada en ese paseo Pintor Rosales donde también vive su alter ego: el director que encarna Antonio Banderas en 'Dolor y gloria'.

Fotograma de 'Dolor y gloria'.
Fotograma de 'Dolor y gloria'.

Recopilando opiniones, averiguamos algo más de la rutina diaria del artista. A Pedro “le gusta ir a la primera sesión de los lunes, a la que van menos espectadores” cuando asiste al cine. Así puede mantener su privacidad. Algún fin de semana “desayuna o toma el aperitivo en la librería Ocho y Medio” (su dueña, María Silveyro, es una vieja conocida suya e incluso hizo un cameo en una de sus películas, 'La flor de mi secreto'). Aunque cuida mucho su alimentación, durante alguna visita a La Mancha comparte con sus hermanas migas, tropezones, pimientos secos y tortilla. Un gusto por el menú manchego que ya reveló hace dos décadas en un reportaje de Televisión Española.

De vez en cuando se le puede ver paseando por el Parque del Oeste, muy cercano a su domicilio. Si durante esas caminatas alguien se cruza en su camino, “jamás le niega una sonrisa, un saludo o incluso un selfie”. Es privado, sí, pero también cordial y amable.

Almodóvar, con su reciente premio en el Festival de Venecia. (Reuters)
Almodóvar, con su reciente premio en el Festival de Venecia. (Reuters)

Aunque lo que vemos en pantalla son decorados, su última película también ha revelado algunos de los rincones de su casa. Antxon Gómez ha recreado su piso incluyendo objetos personales. Es parte del parecido del personaje de Salvador Mallo con él mismo. Gracias al decorador hemos podido saber que su cocina posee una vistosa puerta de vidrio de Patricia Urquiola. También que en sus habitaciones hay, tal y como publicó la revista 'AD', un aparador de Fornasetti y un sillón de Rietveld que también fue usado en una de las secuencias de 'Los abrazos rotos'.

En su casa también abundan las obras de arte y una mascota: esa gata blanca que fue mostrada, a través de una fotografía, en una exposición celebrada en la Fresh Gallery que gestiona su amiga Topacio Fresh.

Parte del 'encierro' voluntario del manchego (confesado por él mismo en muchas entrevistas) tiene que ver con sus achaques de salud, que también han tomado cuerpo en el personaje de Banderas. ¿Cuáles de esas enfermedades, expuestas en una secuencia diseñada por su amigo Juan Gatti, son reales y cuáles no? Pedro sufre tinnitus, pérdida de audición y también fotofobia, la razón por la cual lleva gafas de sol en muchas ocasiones. Una peculiaridad que acrecenta su leyenda.

¿Con quién comparte su vida?

De lo escrito, queda claro que entrar en terreno de Almodóvar es un privilegio que se concede a unos pocos. Por eso, fiestas como la del pasado marzo en la discoteca Joy Eslava de Madrid, con motivo del estreno de 'Dolor y gloria', son tan excepcionales. ¿Quiénes son los afortunados que comparten su vida más allá de la exposición pública? En primer lugar, su pareja, Fernando Iglesias Mas, un actor, fotógrafo y modelo que ha hecho cameos en algunas de sus películas y ha aparecido de refilón en algún capítulo de 'Águila Roja'. No viven juntos pero son inseparables desde que comenzaron a salir en 2002.

Una de las pocas veces en las que se les ha podido ver juntos (en los medios, se entiende) ha sido a través de ese 'chivato' especializado que son las redes sociales. La cuenta de Instagram del restaurante Los Maniquís, sito en Madrid, reveló una imagen grupal en la que también estaba Fernando. Entre personalidades como Blanca Suárez o Raúl Arévalo, también estaban miembros de su 'troupe' habitual, como Javier Giner, jefe de prensa de Penélope Cruz en España y trabajador incansable en El Deseo, la productora comandada por Agustín Almodóvar.

En su hábitat (y también en sus películas, ya que ha hecho cameos a lo Hitchcock en muchas de ellas), su hermano es una persona imprescindible. A menudo, “él le sirve de portavoz en las redes sociales, ya que Pedro no posee ninguna ni tiene intención de hacerlo”. Entre los que lo frecuentan también está la mencionada Esther García y otros que van y vienen. Se sabe, por ejemplo, que últimamente ha retomado el contacto con Juan Gatti y que no tiene ningún tipo de relación con Carmen Maura, Victoria Abril o Fabio McNamara. En algún momento de su carrera (y de su vida) los tres fueron fundamentales. La primera de ellas ya se expresó lo suficiente acerca de sus desencuentros con él, la segunda se lamenta de que no la llame más para trabajar y el tercero hace tiempo que prefiere los caminos de Dios a los del cineasta. Hay pocos amigos, pero “los que lo son, lo son de verdad. Y muchas veces le sirven de escuderos”.

Almodóvar y Maura en los Fotogramas de Plata. (EFE)
Almodóvar y Maura en los Fotogramas de Plata. (EFE)

Su Madrid favorito

Aunque sale poco de su nido de Pintor Rosales, Almodóvar adora Madrid. Y no solo la ha convertido en parte indisociable de su filmografía. También la ha paseado y la ha vivido como nadie en los últimos 40 años. “Más que una ciudad, es algo que está vivo, un personaje que tiene vida propia y cambia. Yo me sentí enseguida hijo de Madrid y Madrid me adoptó de inmediato”, dijo en una entrevista concedida al propio Ayuntamiento de la capital.

Si películas como 'La flor de mi secreto', '¿Qué he hecho yo para merecer esto?' o 'Mujeres al borde de un ataque de nervios' han dejado claro cuáles son sus rincones predilectos de Madrid, (incluso aquellos que no existen, como ese ático de Carmen Maura que poseía vistas imposibles del edificio Metrópolis desde la calle Montalbán), a estos hay que sumar alguno más que ya ni siquiera existe. Por ejemplo, la desaparecida cafetería Manila, que ocupaba la parte baja del edificio Carrión. Allí conversaban Carmen Maura, Eusebio Poncela y Manuela Velasco en una escena de 'La ley del deseo'. La secuencia tiene sentido: la Gran Vía, el lugar del que forma parte dicho edificio, fue lo primero que un jovencísimo Almodóvar vio nada más llegar a Madrid. Por entonces era un trabajador de la Telefónica, empresa que sigue teniendo su sede en la mítica vía de la capital.

En aquella época, el joven Pedro recibía un recurrente consejo de su madre. Doña Paquita (fallecida en 1999) le repetía, una y otra vez, una frase que le había dicho su padre. “Paca, no consientas que Pedro se salga de la Telefónica, que ahí tiene su porvenir y el día que sea mayor tendrá su buena paga”. Dos Oscar, cinco BAFTA, seis Goyas, varios gazpachos y muchos terroristas chiitas después, se ha demostrado que ni Paquita ni don Antonio (que así se llamaba su padre) llevaban razón. Almodóvar llega a los 70 convertido en símbolo indiscutible de esa España que se escandalizó con él. El genio es de todos; la persona, solo de unos pocos afortunados.

*Este artículo fue publicado, originalmente, el 24 de septiembre de 2019, con motivo del cumpleaños de Pedro Almodóvar, y ha sido modificado tras el anuncio de su nominación a los Goya 2020.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios