Logo El Confidencial
CASAS DE FAMOSOS

La fabulosa casa de la polémica condesa de Romanones, de nuevo a la venta

Los interesados con ganas de meterse en una reforma a fondo y con un buen pellizco en el banco sigan leyendo, por favor

Foto: La condesa de Romanones, en una foto de 1982 en su casa de Madrid. (Getty)
La condesa de Romanones, en una foto de 1982 en su casa de Madrid. (Getty)

La misma mañana en que Vanitatis anunciaba el fallecimiento de la condesa de Romanones, Aline Griffith (Nueva York, 1923), en la clínica San Francisco de Asís –el 17 de diciembre de 2017– un cartel de se vende aparecía visible en su domicilio madrileño. Un anuncio que coincidía con la desaparición de la aristócrata que tenía hasta su muerte el usufructo del domicilio donde había vivido con su marido, Luis de Figueroa y Pérez de Guzmán, y sus tres hijos, Álvaro, Luis y Miguel, hasta que contrajeron matrimonio.

Ahora, dos años después, una de las propiedades más emblemáticas de la que fue la espía más famosa de la alta sociedad española, su mansión en El Viso, el barrio más emblemático de la alta sociedad madrileña, vuelve a estar a la venta. Su precio se ha encarecido hasta los 5,5 millones de euros y las fotos indican que la vivienda necesita una profunda reforma, pero sigue estando en un lugar privilegiado.

Un detalle del amplio interior de la mansión. (Idealista)
Un detalle del amplio interior de la mansión. (Idealista)

El jardín con piscina. (Idealista)
El jardín con piscina. (Idealista)

La casa está necesitada de una reforma. (Idealista)
La casa está necesitada de una reforma. (Idealista)

Otra de las espaciosas estancias. (Idealista)
Otra de las espaciosas estancias. (Idealista)

La propiedad cuenta con una vivienda de 600 m2 con ocho dormitorios y seis cuartos de baño, divididos en cuatro plantas. La planta baja cuenta con un amplio espacio con tres salones conectados, uno de ellos da acceso al jardín. En las plantas superiores se encuentran las habitaciones, la mayoría de ellas con acceso a terrazas. Además dispone de jardín privado y piscina.

[LEER MÁS. Seis dormitorios y cinco cuartos de baño: la casa de Malú y Rivera en La Florida]

Aunque el gran tesoro inmobiliario de la exespía estaba en Extremadura, a pocos minutos de Trujillo (Cáceres). Hablamos de la espectacular finca Pascualete, la que ella siempre quiso que estuviera otros 800 años más en la familia. Un lugar de recreo de más de 4.000 hectáreas presidido por un palacete en el que Ava Gardner, Audrey Hepburn, la duquesa de Alba, Franco y hasta Lola Flores (Aline fue la madrina de su hijo Antonio Flores) disfrutaron en numerosas ocasiones de unos reconfortantes días de campo.

La condesa de Romanones, posando con sus joyas en una imagen de los años 70. (Getty)
La condesa de Romanones, posando con sus joyas en una imagen de los años 70. (Getty)

Además de sus propiedades inmobiliarias, otro de los grandes tesoros de la exespía eran sus joyas, que ya dejó debidamente repartidas entre sus familiares. Las que no quedaron en la manos de la familia pasaron por el martillo de la subasta en 2011.

Entonces la aristócrata sacaba a concurso siete piezas de impresión, cuyo precio alcanzó aproximadamente un millón de euros, mientras que algunos medios habían cifrado el precio total de las joyas en 18 millones, cosa que desmintió ella misma.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios