La noche en que Travolta unió a Isabel Preysler y al marqués de Griñón
  1. Famosos
FALLECIDO VÍCTIMA DEL COVID-19

La noche en que Travolta unió a Isabel Preysler y al marqués de Griñón

Carlos Falcó desconocía por completo la popularidad de su nueva amiga. No sospechaba lo que se le venía encima

Foto: Carlos Falcó, en una imagen de archivo. (Getty)
Carlos Falcó, en una imagen de archivo. (Getty)

En marzo de 1978, el destino, con su malabares, colocó en el mismo espacio a Isabel Preysler y al marqués de Griñón. Se conocían de vista pero nada más. Carlos Falcó se había divorciado de Jeannine Girod, con quien había tenido a sus dos hijos, Manolo y Xandra.

Cada uno por su lado acudió al pase privado en la embajada norteamericana donde se iba a estrenar 'Fiebre del sábado noche' para un grupo de vips. Y congeniaron.

[LEA MÁS: Esther Doña, la viuda de Carlos Falcó, en palabras del marqués y de su hija Tamara]

A los pocos días volvieron a coincidir en una cena y se inició la cuenta atrás (sin ellos ser conscientes) para el que sería el romance de la temporada. Esa noche no se separaron y Carlos le ofreció una invitación para que fuera con sus niños al Safari Park, una especie de zoológico con animales en semilibertad.

placeholder Carlos Falcó. (EFE)
Carlos Falcó. (EFE)

Esa noche la acompañó al domicilio que había compartido con Julio Iglesias en la calle San Francisco de Sales. Al día siguiente fue Isabel la que decidió visitar el zoo en solitario. Los niños tenían colegio.

A partir de ahí comenzaron los encuentros, que en esos momentos eran secretos. El marqués de Griñón desconocía por completo la popularidad de su nueva amiga. Los periodistas nunca se habían ocupado de él, a pesar de sus blasones y títulos aristocráticos. No sospechaba lo que se le venía encima cuando aparecieron las primeras fotografías de los dos juntos.

El 20 de julio de 1978, Isabel dio el paso y le comunicó a Julio Iglesias que quería separase. El cantante accedió y fue entonces cuando Isabel tuvo el camino libre para un noviazgo en condiciones.

placeholder Isabel Preysler, en una imagen de archivo.  (EFE)
Isabel Preysler, en una imagen de archivo. (EFE)

Lo que en un principio pudo parecer una aventura se convirtió en una relación seria. Tan seria que decidieron que su segundo matrimonio debía comenzar de cero.

Isabel quiso vender el piso de San Francisco de Sales por el equivalente a tres mil euros y adquirió un chalet de tres plantas en la colonia de El Viso. El acondicionamiento del nuevo hogar corrió a cargo de Carlos Falcó. Había que adecuar la casa a una familia de cinco hijos (tres y dos) más el servicio doméstico.

El 23 de marzo de 1980, la pareja se casaba en una ceremonia íntima en la ermita de la finca Casa de Vacas. Los dos habían anulado sus anteriores matrimonios y por lo tanto podían casarse por la iglesia. A diferencia de las primeras bodas de ambos, para esta segunda solo acudieron una veintena de personas, que se animaron con la música de Los del Río.

Al día siguiente, la pareja consiguió engañar a la prensa y pudieron disfrutar de su viaje de novios en las Islas Vírgenes. Siete años duró este matrimonio del que nació Tamara.

placeholder Tamara Falcó e Isabel Preysler. (TVE)
Tamara Falcó e Isabel Preysler. (TVE)

Isabel Preysler y Carlos Falcó mantuvieron siempre una buenísima relación. Cuando murió Miguel Boyer, el marqués de Griñón acudió a dar el pésame.

Esta vez no habrá funeral. Los amigos y familiares que apreciaban y respetaban al aristócrata le recordarán siempre como una gran persona.

Isabel Preysler
El redactor recomienda