Lucía Bosé, sin censura: “(Dominguín) No era ni padre, ni abuelo” y otras perlas que dejó
  1. Famosos
HA FALLECIDO A LOS 89 AÑOS

Lucía Bosé, sin censura: “(Dominguín) No era ni padre, ni abuelo” y otras perlas que dejó

La actriz siempre demostró que tenía carácter y que no tenía pelos en la lengua. Repasamos algunas de las citas que marcaron su personalidad

placeholder Foto: Lucía Bosé. (EFE)
Lucía Bosé. (EFE)

Lucía Bosé, madre de Miguel Bosé y en su día mujer de Luis Miguel Dominguín, además de una de las actrices más famosas del cine español e italiano, ha fallecido este lunes a los 89 años, cumplidos el pasado mes de enero. La veterana artista residía en un pueblo de Segovia, donde la ha sorprendido la muerte.

Famosa en los últimos años por sus obras de arte y sus pinturas, su pelo azul y sus apariciones televisivas, fue una de las actrices más importantes del cine de la posguerra gracias a películas como 'Muerte de un ciclista', que rodó a las órdenes de Juan Antonio Bardem.

La actriz, mujer de carácter, siempre destacó por hacer y decir lo que le venía en gana. Muestra de ello son algunas frases que ahora rescatamos en las que retrata cómo era y también lo que pensaba de los que la rodeaban.

placeholder Lucía, junto a su retrato. (EFE)
Lucía, junto a su retrato. (EFE)

Sobre su vida tranquila: “Quiero estar tranquila, porque ya está bien, porque estoy harta de la publicidad, lo que dices, lo que han dicho, lo que ha dicho el otro... Vivo en un pueblo de 50 personas y quiero olvidar, cine, televisión, todo”.

Sobre ser 'abuela': “No me gusta que me llamen abuela. Lo encuentro vulgar, lo veo despreciable. En italiano dicen 'nonna', más bonito, menos fuerte que abuela”.

Sobre el luto y el duelo: “No creo en la muerte, creo en el más allá, en otra dimensión. Por eso no le tengo miedo a la muerte”.

Sobre el origen de su fortaleza: “Soy cristiana, pero no católica. Hemos nacido con 2.000 años encima y no lo puedes olvidar, pero no necesito el Buda para ser feliz. Soy feliz con lo que tengo alrededor: el paisaje, la naturaleza, dar paseos, oír música...".

Sobre el apoyo de la familia: “No me canso de estar con mis hijas. Había veces que estábamos once en la casa y se quedaban a dormir, y eso que solo hay un cuarto de invitados”.

placeholder Lucía, junto a parte de su extensa familia. (EFE)
Lucía, junto a parte de su extensa familia. (EFE)

Sobre las muestras (físicas) de afecto: “En España te encuentras un desconocido y te planta un beso..., ¡pero si no te conozco! Cuando tenía 20 años, Miguel me dijo que nunca le había dicho que le quería. Y tengo una relación preciosa con él..., ¿por qué tanta demostración física?”.

Sobre el amor y el sexo: “A mí me dice un tío 'te estimo molt' y se me caen las bragas... No he traído pedrusco porque me da vergüenza... ¡Claro que estoy enamorada, por eso estoy tan feliz! ¿De un hombre? No, de un pato (risas). Pero a mi edad ya no hablamos de sexo, pero sí de amor”.

Sobre la tele: “No veo la televisión, solo veo 'Aquí la tierra' y 'España Directo'.

Sobre Luis Miguel Dominguín: “Él estaba amargado. Los últimos años lo pasó muy mal: se puso muy gordo, bebía mucho... Estuve siete años con él, luego me divorcié, y si estuviera aquí le tiraba. No era ni padre, ni abuelo, para él solo existían los toros y las mujeres, pero era muy guapo, comprometido e interesante”.

placeholder Luis Miguel Dominguin y Lucía Bosé. (Cordon Press)
Luis Miguel Dominguin y Lucía Bosé. (Cordon Press)

Sobre la complicada infancia de Bimba: “Cuando mi hija Lucía se separó lo pasó muy mal, porque le quitaron los hijos. Estuvo dos años sin verlos y Luis Miguel Dominguín ayudó a traer los niños”.

Sobre su propia muerte: “Tendré unos 105 años y a los 100 dejaré de fumar. Ahora, para mí es un placer encender un pitillo. Fumo poco, un paquete al día. Me da grima la caja, así que estamos haciendo una maleta (se refiere al féretro) con mi hija Lucía con pasta hecha de periódicos. Preparo mi maleta para irme al más allá...”.

Sobre las drogas: “Yo no he fumado nunca porros, soy antidrogas y antialcohol, puedo tomar un prosecco o una copa, pero me dan grima el alcohol y la droga”.

Sobre Miguel: “Ha sido el más guapo, pero ya está en decadencia. Lleva muy bien el paso del tiempo, está encantado con sus hijos y su trabajo. Su padre quería que fuera abogado o ingeniero”.

placeholder Lucía Bosé junto a sus tres hijos, Miguel, Lucía y Paola. (Cordon Press)
Lucía Bosé junto a sus tres hijos, Miguel, Lucía y Paola. (Cordon Press)

Sobre el paso del tiempo: “¿Ahora me voy a operar? Ahora ya no se opera, ¡ahora se plancha!”.

Sobre su relación con Picasso: “Esa es mi foto favorita. Estoy abrazando a Picasso por admiración, pero tuve un problema con su mujer, porque publicaron en Italia que yo era su amante”.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Miguel Bosé Lucía Bosé
El redactor recomienda