Logo El Confidencial
ENTREVISTA

Juan Peña: "Cuando supe que había muerto Carlos Falcó, se me rompió el alma"

El artista, que cantó en la celebración de la boda del marqués de Griñón y Esther Doña, también está muy afectado por la muerte del ganadero Borja Domecq

Foto:  Juan Peña, en una imagen de archivo. (Getty)
Juan Peña, en una imagen de archivo. (Getty)

A Juan Peña la crisis del coronavirus le ha dado en toda la línea de flotación. En todos los sentidos. En el profesional porque ha paralizado no solo la grabación de su quinto disco, producido por Emilio Mercader, en el que incluye canciones inéditas compuestas por él y versiones de artistas celebrados como Raphael o Julio Iglesias, por los que siente una gran admiración. También todos los compromisos profesionales para él y sus músicos, ahora que empezaba para el artista, si se nos permite el símil, la temporada alta. En lo personal también le ha golpeado porque ha perdido dos personas por las que tenía un gran afecto, Carlos Falcó y el ganadero Borja Domecq, víctimas ambos del Covid-19. Y, como es lógico, está preocupado por sus seres queridos.

El cantante, aun así, no pierde el ánimo y regala su música a petición del oyente, o sea, sus vecinos, que le piden que les cante desde el balcón, y también su comida, porque se está esmerando con la gastronomía y no sabe cocinar para una sola persona, por lo que les deja en el garaje diversas raciones para quienes las quieran. Su mujer se encuentra en la finca familiar de Albacete y tienen que mantener el contacto por medios digitales a la espera de que se levanten las medidas de confinamiento y pueda reunirse con ellos.

PREGUNTA: ¿Cuándo fuiste consciente de la gravedad de la situación actual?

RESPUESTA: Dos días antes de que empezara la pandemia, me fui a República Dominicana, donde voy a trabajar con mucha frecuencia desde hace 12 años. Tenía algunas reuniones de trabajo y dos conciertos. Le dije a mi mujer -la periodista Sonia González- que se viniera conmigo y me traje al niño también, porque algo me olía... Enseguida me dijeron que tenía muy mala pinta y que, aunque me ponían todo a nuestra disposición para que nos quedáramos, lo conveniente, como así ha sido, era que regresáramos. Así que nos volvimos porque yo quería estar cerca de mi familia.

P: ¿Dónde lo estás pasando y con quién?

R: Estoy solo en Madrid porque mi mujer se había ido con el niño unos días antes a la finca de Albacete. Cuando sea posible, me iré allí con ellos. Aunque con limitaciones, allí al menos están en el campo, aunque también hay que tomar precauciones, porque a la finca van las personas que se ocupan del ganado. Como es lógico, allí hay que seguir igualmente todas las normas para evitar la propagación del virus.

P: ¿Muy afectado por la cancelación de tus compromisos profesionales?

R: Sí y también por mis músicos, que suelen acompañarme cinco o seis y están desesperados. Piensa que somos todos curritos, autónomos, y se nos han cancelado todas las ferias, la de Sevilla, la de Jerez, la Feria de Abril... y también muchos conciertos que tenía programados. También te digo que en estos momentos es secundario. Lo primordial es quedarse en casa.

P: ¿Has sido ahorrador? ¿Te preocupa tu economía?

R: Claro. Tiene que quedar claro que la mayoría de los músicos no somos ricos, somos currantes. El dinero no tiene más valor para mí que darte la capacidad para ir a comprar. No soy materialista y me considero una persona generosa. En el fondo he sido 'tanto gano, tanto gasto'. Si llega la situación de escasez, pues ya haremos magia... Y en el peor de los casos, pediré ayuda a mis padres o a mis hermanos... Como cualquier trabajador, necesito trabajar. Es importante que la gente no se haga una idea equivocada de nosotros. Yo no soy rico ni muchísimo menos, no soy Julio Iglesias o Frank Sinatra. El otro día salí al supermercado y coincidí en la cola con Belén Rueda y había gente que nos miraba como si no entendiera qué hacíamos nosotros ahí... Tenemos que hacer la compra como todo el mundo.

Concienciado con la situación

P: En definitiva, que buscarás fórmulas para salir adelante...

R: Sí. Que quede claro que no quiero dar pena ni mucho menos. Hay gente mucho peor que yo, aunque tengo que pagar mis alquileres, mis hipotecas, mis impuestos... Como todo el mundo. Nunca he hecho distinciones entre cantar en Starlite, en una fiesta privada, en una iglesia o si me llama mi vecina, así que en cuanto pueda volveré a trabajar. Como te decía, me preocupan mis músicos, pero yo les puedo ayudar de manera limitada, como lo son mis recursos. Si les puedo mandar un carro de Hipercor lleno, yo se lo mando. Hay que echar una mano, también a recaudar dinero porque faltan mascarillas, trajes para los médicos... Es una labor que, por ejemplo, está haciendo la Fundación Acoje en Jerez y muchas otras, además de iniciativas individuales o de empresas.

El cantante, con su mujer, Sonia González. (Cordon Press)
El cantante, con su mujer, Sonia González. (Cordon Press)

P: ¿Están bien tus padres?

R: Afortunadamente, sí. Tienen menos de 70 años y se encuentran en Jerez, en su casa. Estamos todos rezando para que esta situación acabe cuanto antes y afecte lo menos posible. Sonia está con su madre y sus hermanos en la finca.

P: ¿Ha afectado el virus a tus seres queridos?

R: En estos días he perdido a dos personas a las que tenía un cariño enorme, Carlos Falcó y Borja Domecq. Cuando supe que había muerto el marqués de Griñón, se me partió el alma. Él y su mujer, Esther Doña, son dos personas cercanas y encantadoras. Tengo muchas anécdotas con ellos. Cuando mi mujer tenía su magacín en la televisión de Castilla-La Mancha, el último programa lo hizo en la finca de Toledo del marqués, y después fui a cantar a su boda -hace alusión el cantante a la fiesta de la reboda, que tuvo lugar después de que la pareja se hubiera casado en una muy discreta y secreta ceremonia civil-. Se les veía muy enamorados y felices. Él era una persona llena de vitalidad y generosa, y su mujer muy divertida. Se fueron marchando todos los invitados y los novios me pidieron que me quedara para cantarles a ellos solos en un salón. Les interpreté 'No me lo creo', una de mis canciones preferidas, y a Esther se le saltaron las lágrimas.

P: También tenías un gran vínculo con Borja Domecq...

R: Sí y también con su exmujer, Fátima Noguera, quien me dio mi primera oportunidad para cantar y me abrió todas las puertas. Canté en la boda de su hijo Borja con Sol Bohórquez, a la que asistió como testigo el entonces príncipe Felipe, y fue a partir de ese momento cuando empezó a decirse de mí que era el cantante de la realeza, aunque, como te he dicho, no hago distinciones a la hora de cantar. Cualquier lugar para mí es importante. Ha sido una noticia muy dura porque Borja estaba sano y perfecto, y además su familia no pudo ni ir a velarlo.

Juan Peña, en un estreno. (Getty)
Juan Peña, en un estreno. (Getty)

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios