Aldo Comas y Macarena Gómez, encierro entre cerdos, perros, alpacas y emus
  1. Famosos
CORONAVIRUS

Aldo Comas y Macarena Gómez, encierro entre cerdos, perros, alpacas y emus

La pareja más chic del famoseo patrio se refugia en su finca del Alt Empordà, donde trabajan la granja y hacen vida de campo. La actriz teme por su próximo estreno

placeholder Foto: Macarena Gómez, junto a un emu, en su finca campestre.
Macarena Gómez, junto a un emu, en su finca campestre.

Son los reyes de la alfombra roja. Sus estilismos, desbordados de creatividad y glam; sus poses, que deslumbrarían a cualquier estrella de Hollywood. Una actitud que muchos les suponen en su día a día. Seguro que se piensan que Aldo Comas y Macarena Gómez están confinados en una mansión barroca rodeados de obras de arte, champán y sirvientes. Sería una posibilidad, claro, pero no es real.

LEA MÁS: España necesita más Aldo Comas

La pareja más chic del panorama celebrity patrio está en su granja del Alt Empordà, cuidando de sus animales. De las gallinas a las alpacas. Sí, alpacas, esa especie originaria de los Andes que corretea por las tierras de los Comas Gómez ante la mirada entusiasmada de sus propietarios. Tienen hasta emus. ¿Qué esperaban? Son auténticos hasta en eso.

placeholder Aldo Comas, muy chic en su finca campestre.
Aldo Comas, muy chic en su finca campestre.

No burlaron ninguna ley, aviso a suspicaces. Alarmados ante la situación que previeron angustiosa, se trasladaron a su finca campestre el jueves 12. En el campo pasan largas temporadas, entregados a los quehaceres más terrenales, algo a lo que se dedican estos días sin descanso.

"Me considero un afortunado"

En un post en Instagram, donde Comas suele contar momentos de su vida, cuenta cómo pasó su día 7 de confinamiento: “Desbrozando. Me considero un afortunado de haber llegado a tiempo aquí, al campo. Como soy un paranoico, nos vinimos aquí el jueves pasado. La vida de campo, ahora, es verdaderamente la vida de campo. Suerte a todos. Salud, fuerza y unión”.

Juntos, en familia (tienen un hijo y muchos perros), esta pareja pasa el día retirando cacas, dando de comer a los animales, trabajando el bosque y riendo. Porque se lo pasan bien, lo cuentan a Vanitatis desde su encierro. Y son conscientes de su situación privilegiada.

placeholder Macarena Gómez, con la nueva camada.
Macarena Gómez, con la nueva camada.

Así, desde esa distancia a la que nos vemos sometidos todos esos días, también han tenido tiempo para montar saraos. De eso saben mucho. El viernes pasado, Comas ofreció una sesión de DJ pública entre corral y corral. Así es… Y así lo anunciaba: “Apuntándome a todo tipo@de cosas online y limpiando caca de perros cachorros, caballos, alpacas, gallinas, emus y cerdos… Mañana haré una sesión musical tipo boiler room en @soloencasafestival... Conéctense. No sé si el sonido estará guay pero atraeré a los animales con zanahorias”.

Vermú digital

Han celebrado algún vermú digital, comidas con amigos y han lanzado amor y advertencias a sus seguidores. Porque están siempre implicados en lo que pasa a su alrededor, algo que quedó claro durante el proceso independentista, sobre el que Aldo Comas tenía una opinión muy negativa que compartía con todos sin problema.

placeholder Macarena Gómez lee 'El heredero' con un cerdo al fondo.
Macarena Gómez lee 'El heredero' con un cerdo al fondo.

Macarena Gómez también pinchó en la sesión del viernes pasado. También se dedica a limpiar y cuidar animales, y pasa horas leyendo. 'El heredero', de Rafael Tarradas Bultó, es su libro de estos días, el que lee sentada en una tumbona a pleno sol. La actriz tenía pendiente un estreno para este mes de mayo, algo que parece que no será posible por el momento. “El 22 de mayo íbamos a estrenar la película #Amorenpolvo -cuenta Gómez-, pero yo ya no sé qué va a pasar!! Lo único que sé es que deseo que podamos volver a brindar con los amigos, sin máscaras y con amor de verdad!!”.

placeholder Aldo Comas trabaja en el campo.
Aldo Comas trabaja en el campo.

Casados desde 2013, la pareja es una de las más sólidas del famoseo patrio. Son cercanos y divertidos y se pasan la vida entre risas, pese a los golpes que llegan de forma inevitable. Estos días, con miedo a que algo les pase a los suyos, han preferido resguardarse en su pequeño paraíso.

Macarena Gómez Aldo Comas