Logo El Confidencial
HOME TOUR

Nadal nos abre las puertas de su casa durante el covid-19: 1.000 metros y vistas al mar

El tenista ha cambiado el tenis por Instagram regalándonos por fascículos su home tour más esperado: el de su imponente casa de 4 millones de euros en Mallorca

Foto: Rafa Nadal y Mery Perelló, el día de su boda. (EFE)
Rafa Nadal y Mery Perelló, el día de su boda. (EFE)

En tiempos de coronavirus, ya nada es como antes. De pronto, todos los famosos son influencers (sean deportistas, cocineros o cantantes), y lo que antes era ‘estricta intimidad’ preservada con celo y ahínco se ha convertido, desde que se decretara el estado de alarma, en su mejor escenario para no perder presencia pública. El mundo al revés.

Este es el caso de Rafa Nadal, quien hasta el día de hoy, y salvo en contadas ocasiones, ha tratado contra todos los elementos de mantener privado todo aquello en su vida que no tuviera que ver con su carrera en la ATP. ¡Quién se lo iba a decir! Este martes, el tenista es tendencia por una entrevista que ha dado a 'El País' desde su hogar. "El mundo está sufriendo una pandemia, con lo cual la gente no puede viajar y esa es una situación inevitable, pero entiendo que a nivel de salvar vidas se podían haber hecho las cosas de otra manera", ha dicho, aclarando que no es una crítica al Gobierno en concreto, ya que él también se ha visto sobrepasado por la situación.

En cualquier caso, la charla virtual ha hecho que volvamos a ser testigos de un lugar, su casa, que hasta hace unas semanas nunca había sido tan público.

Rafa Nadal posa junto a sus trofeos. (EFE)
Rafa Nadal posa junto a sus trofeos. (EFE)

En primera línea y más de 1.000 metros

La situación ha hecho que se tenga que recluir en Mallorca y que todo lo que comparta en sus redes sociales, más activas que nunca, por cierto, tenga como escenario los interiores de la impresionante casa en la que el matrimonio Nadal Perelló reside cuando no están viajando por el mundo de Grand Slam en Grand Slam.

Una casa de algo más de 1.000 metros cuadrados que compró en 2013 por 4 millones de euros en Porto Cristo (Manacor). El conjunto de edificios que la componen están construidos sobre un terreno de 7.000 metros en primera línea de mar. Siete años que Nadal ha dedicado a reformarla por completo (y a tirar parte de lo construido previamente), y gracias al coronavirus hemos conocido al detalle lo que ha hecho.

Porto Cristo (Manacor) en la vista de satélite de Google Maps. (Cortesía)
Porto Cristo (Manacor) en la vista de satélite de Google Maps. (Cortesía)

En las imágenes que ha compartido en Instagram se aprecian unos acabados modernos y minimalistas que no hacen más que poner de manifiesto su buen gusto en lo que a casas se refiere. Por fuera, el chalet de piedra de estilo mallorquín es un espectáculo, pero el interior no se queda atrás.

Nadal se queda en casa y nos encanta.

La cocina

24 horas encerrado en casa, cuando normalmente vives de hotel en hotel alrededor del mundo, se te pueden hacer muy muy largas. Por ello, Nadal se ha puesto manos a la obra y ha mostrado en Instagram sus pinitos en la cocina. Una cocina, por cierto, de diseño, con una encimera maravillosa de granito beis y una cocina de gas casi profesional en la que nada puede salirte mal.

"Aquí estoy de nuevo. Hoy también toca cocinar para mí y para mi mujer. A ver si sabéis qué estaba haciendo... La respuesta más tarde", comentaba, acompañando dos imágenes del proceso en el que se ve una especie de salsa blanca en una sartén profunda. Ojalá resuelva pronto el misterio.

Deporte en cualquier rincón

No todo es ocio. Rafa necesita seguir entrenándose para no perder la forma física. Por ello, con ayuda de sus entrenadores, ha conseguido convertir su casa en un auténtico campo de entrenamiento. Uno de ellos, este pasillo con vistas a la cala que tiene al ladito.

El gimnasio

Por supuesto, el complejo cuenta con un gimnasio provisto de máquinas profesionales. Rafa entrena aquí cuando no está en temporada alta y seguro que se alegra de haber montado toda esta logística durante las semanas que aún nos quedan de confinamiento.

Las vistas

Aunque no hay nada tan maravilloso como las vistas al Mediterráneo y a las sinuosas calas que se ven desde diferentes puntos de su casa. Un auténtico paraíso en el que no nos importaría pasar infinitas cuarentenas.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios