Logo El Confidencial
INVITADO DE 'EL HORMIGUERO 3.0'

Rudy Fernández, más allá de la cancha: un bromista solidario y empresario avezado

El deportista vive en La Finca con su mujer, Helen Lindes, y sus dos hijos. Es socio del restaurante Tatel junto a Nadal y Gasol, y tiene una fundación a su nombre

Foto: Rudy Fernández. (Cordon Press)
Rudy Fernández. (Cordon Press)

“Me metió una tunda con el baile brutal”. Rudy Fernández sabe lo que es bromear y así lo hace cuando le recuerdan las clases de baile a las que le apuntó su entonces novia y ahora mujer, la modelo Helen Lindes, para prepararse para su boda. Solían ser a mediodía, en fines de semana, y los amigos ya le tomaban el pelo y le decían de quedar a comer un domingo a sabiendas que no podía. “Me dejé la espalda”, ha dicho en Cadena 100. La boda fue en Mallorca en 2015 y al poco tiempo nacía su primer hijo, Alan. La segunda, Aura, nació en mayo de 2019, hace justo un año.

LEA MÁS: El drama personal (y alguna alegría) del equipo de la selección española

La alta pareja cuenta con grandes amigos en el mundo del espectáculo, lo que llevó a Rudy a participar incluso en un capítulo de la serie 'Aída': “Mucho Rudy y pocas nueces”. Entonces ya demostró que tiene cintura para esto de las bromas, algo que se puede comprobar en las entrevistas que concede. Estos días de confinamiento ha estado activo en las redes sociales y ha compartido sus rutinas de deporte, su apoyo a causas solidarias y fotografías de su familia, en especial de sus hijos, su mujer y su perro.

La foto de la boda de Rudy Fernández y Helen Lindes. (EFE)
La foto de la boda de Rudy Fernández y Helen Lindes. (EFE)

Nacido de padres jugadores de baloncesto, él y su hermana Marta son profesionales internacionales que han cosechado grandes éxitos. Como muchos deportistas de élite, Fernández quiere sacar rédito económico a sus triunfos y parece que va en camino.

Socio de Tatel

En julio de 2014, pocos meses antes de casarse, se asoció con un grupo de empresarios capitaneados por Manuel Campos Guallar y Abel Matutes Jr., y un grupo de deportistas de elite como él: Rafa Nadal y Pau Gasol. ¿Les suena? Sí, hablamos de Tatel, el restaurante madrileño que fue el punto de moda durante muchos meses.

Helen Lindes y Rudy Fernández, en el restaurante Tatel. (Twitter)
Helen Lindes y Rudy Fernández, en el restaurante Tatel. (Twitter)

El negocio, registrado como Madrid Leisure Partners SL, mantenía las cuentas en positivo, antes de la crisis del coronavirus, pese a los enormes gastos que supone un restaurante de estas dimensiones. Eso sí, las últimas cuentas presentadas fueron las de 2017, con lo que solo podemos dar información algo anticuada. Anticuada pero positiva, que siempre se agradece: el importe neto de la cifra de negocios fue de 7.152.444,69 euros, y los beneficios después de impuestos de 540.295 euros. La empresa dispone de un patrimonio de 4.168.945 euros y emplea a 90 personas. Las cuentas del ejercicio de 2018 todavía no aparecían en el Registro Mercantil.

Otra aventura

No es la única aventura del deportista. Con su hermana Marta tiene una empresa en Barcelona, donde empezó su carrera de éxitos. Dedicada a “actividades profesionales, científicas y técnicas” y registrada en 2004, Sports Time SL gestiona la página web de Rudy y su fundación. “La Fundación Rudy Fernández es una entidad sin ánimo de lucro, que pretende potenciar y fomentar los valores del deporte como herramienta de educación y sensibilización social para, a través de ella, poder ayudar a los más necesitados”, señalan desde la propia organización, que en sus últimas cuentas, las de 2018, presentó unos beneficios netos de 260.792 euros.

La familia formada por Rudy y Helen vive en La Finca, en una bonita casa adosada con un pequeño jardín y piscina privados. La modelo celebra siempre los triunfos de su marido y también le acompaña en los momentos duros. Se contaba cuando la selección española de baloncesto había logrado la copa del mundo en un campeonato al que Rudy dudó asistir. Su familia pasaba por una situación dura y él no tenía el ánimo para enfrentarse al torneo.

Finalmente acudió y esa celebración le curó algo los dolores. Su abuelo murió el verano pasado y su hermana sufrió un aborto en estado avanzado de gestación. Dos sucesos que se clavaron en el alma de la familia como puñales. Y eso que Rudy ha demostrado ser capaz de bromear con casi todo. Pero hay cosas que uno no puede pillarlas con risas.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios