Logo El Confidencial
NADA ES IMPOSIBLE

J. A. Bayona cumple 45: madre costurera, hermano gemelo e infancia entre yonquis

El director de cine se ha convertido en uno de los nombres propios en el panorama internacional codeándose con Spielberg y Weaver. Pero sus orígenes son muy humildes

Foto: J.A. Bayona, en un estreno en Londres. (Reuters)
J.A. Bayona, en un estreno en Londres. (Reuters)

Cuando en 2016, Juan Antonio Bayona fue el director elegido por Steven Spielberg para poner en marcha 'Jurassic World: El reino caído', el catalán ya se había colado en el mundo de las alfombras rojas y los photocalls de Hollywood. En el estreno madrileño de su anterior proyecto, 'Un monstruo viene a verme', los protagonistas de la escena política del momento (con la ahora desaparecida Sáenz de Santamaría y la omnipresente Cifuentes a la cabeza) se codeaban con los estrellones de la meca del cine Sigourney Weaver y Lewis MacDougall, el niño protagonista.

En aquel estreno, en el que Vanitatis tuvo ocasión de hablar con el director, Bayona reconocía que, a pesar de sus éxitos y su agenda siempre repleta de compromisos, su madre le seguía regañando a todas horas porque no la llamaba por teléfono las veces que ella quería aunque disfrutaba mucho del éxito de su hijo. En aquella noche de estrellas en el Teatro Real salía a relucir el Bayona tímido y sencillo que no disfruta de la pomposidad de una alfombra roja: “No es lo mío, es un mundo muy lejano. Cuando termine esto vuelvo a mi vida de siempre, con mis amigos, que nada tienen que ver con el cine, y mi familia. Soy chico de barrio, que es lo que me gusta, y cuando estoy fuera echo de menos los canelones de mi tía. Todo esto es excepcional”.

La Trini marginal

El barrio del que viene Bayona ha sido clasificado por unos como el barrio más pobre de Barcelona y otros lo sitúan entre los más peligrosos. La marginalidad ya existía cuando José Antonio era un chaval. El director, cuando recogió una buen puñado de premios Goya en 2008 por 'El orfanato', comentaba: "Un día haré una peli sobre cuando íbamos al patio del cole y veíamos a los yonquis pincharse en la verja mientras nos comíamos el bocata de chóped. Era fuerte, pero no dramático".

El director, recogiendo un Goya. (EFE)
El director, recogiendo un Goya. (EFE)

Con 33 años lograba llevarse 7 estatuillas dejando atrás un pasado como director de videoclips para Camela, Raphael, Bunbury y OBK. Sí, el famoso clip con estética de western de 'Cuando zarpa el amor' es obra suya. Entre el ritmo tecnorrumbero de Camela y el éxito con Belén Rueda, un hombre que sirvió como propulsor de su carrera: el mexicano Benicio del Toro, al que Bayona conoció por primera vez siendo aún muy joven. Cuando el director de 'El laberinto del fauno' fue a presentar a Sitges su filme 'Cronos': “De pronto entró un niño a la sala de prensa y se sentó ahí diciendo que era de prensa, cosa que hasta la fecha no sé si era verdad (risas), pero supuse que tenía más de 10 años porque llevaba unas patillas bastante cutres”. Bayona tenía entonces 18 años.

Tal era el apego del catalán por sus orígenes humildes, por ese barrio marcado por la droga y la marginalidad, que cuando fundó su propia productora la bautizó como Películas La Trini.

Origen del sur

Aunque nacidos en Cataluña, él y su hermano gemelo Carlos tienen orígenes andaluces. Sus padres junto con sus abuelos llegaron de Andalucía como miles de inmigrantes en aquella época para intentar formar una familia en Barcelona. Su madre, Piedad, fue costurera y conserje en un centro cívico del barrio, mientras que su padre, del que heredó el nombre, fue pintor industrial. También de su padre aprendió el amor por el cine, y ya, con 11 años, lo tuvo claro, aunque aún tendría que esperar un tiempo para acudir a la Escuela Superior de Cine y Audiovisuales de Cataluña (ESCAC), donde se formó. "Mi padre siempre se preocupó porque viéramos mucho cine", explicaban los hermanos en una entrevista para 'El Periódico'.

Su esfuerzo, su dedicación y esa pasión por el trabajo que a veces ronda el 'workaholismo' son el sello de la casa. Bayona vive a caballo entre Londres, Los Ángeles y Barcelona. Su carácter tímido e introvertido no le ha impedido dar órdenes a grandes de la escena como Naomi Watts o Chris Pratt.

Los gemelos Bayona

Aunque comparten su amor por el cine, los gustos personales de Carlos le han llevado más por el terreno de lo musical. Ha sido productor y DJ y ha trabajado junto a grandes de la escena electrónica como Dimitri Vegas.

Los gemelos Bayona. (Getty)
Los gemelos Bayona. (Getty)

Los hermanos no solo se entienden en lo profesional (ambos fundaron la productora y comparten proyectos) sino también en lo personal: de hecho, es bastante habitual verles acudir juntos a esas alfombras rojas que tanto incomodan a Juan Antonio y divierten a Carlos, sobre todo cuando le confunden con su hermano y le preguntan cómo es trabajar con Spielberg. De la vida personal del director no ha trascendido pareja ni relación.

Los gemelos cumplen hoy 45 años, sin olvidar sus orígenes de chicos de barrio ni el nombre de la 'madre que los trajo al mundo': el apellido Bayona, que en realidad es el de esa mamá que siempre espera ilusionada una nueva llamada de teléfono.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios