Genoveva Casanova, recluida en el palacio de verano de la duquesa de Alba (sin sus hijos)
  1. Famosos
TRABAJA EN DOS LIBROS

Genoveva Casanova, recluida en el palacio de verano de la duquesa de Alba (sin sus hijos)

La mexicana y Cayetano Martínez de Irujo tuvieron sus problemas con el divorcio, pero a lo largo del tiempo la relación se estabilizó y ahora es modélica

Foto: Genoveva Casanova, en una imagen de archivo. (Getty)
Genoveva Casanova, en una imagen de archivo. (Getty)

Genoveva Casanova y Cayetano Martínez de Irujo tuvieron sus problemas con el divorcio, pero a lo largo del tiempo su relación se estabilizó y ahora son una de las exparejas conocidas que mejor se llevan. La última vez que se les vio juntos fue el 26 de febrero pasado cuando el duque de Arjona recibió la Medalla de Honor que le concedió la Academia Nacional de Medicina. Al acto asistió Genoveva con sus hijos y también Bárbara Mirjan, la novia de Cayetano. Después se fueron todos a cenar salvo Genoveva, que se fue a su casa. Aparentemente son una unidad familiar que se llevan correctamente y cada uno tiene su vida.

Cuando surgió la crisis por el coronavirus, Amina y Luis regresaron a Madrid porque no tenía mucho sentido quedarse en Londres, donde estudian, cuando las universidades estaban a punto de echar el cierre. Fue entonces cuando los padres tomaron la decisión de cómo y dónde pasarían la cuarentena. Aún no se había establecido la prohibición de no poder desplazarse del domicilio habitual.

placeholder Cayetano Martínez de Irujo y Genoveva Casanova, en una imagen de archivo. (Getty)
Cayetano Martínez de Irujo y Genoveva Casanova, en una imagen de archivo. (Getty)

Cayetano Martínez de Irujo ya estaba instalado en su finca Las Arroyuelas, en el municipio de Carmona (Sevilla). Y ahí siguen los mellizos acompañados de varios de sus amigos, entre ellos, las dos hijas de Jorge Moragas, que fue jefe de Gabinete del Gobierno de Mariano Rajoy y actual embajador en Filipinas. Gigi Moragas forma parte del grupo de íntimas de Amina. Acudieron juntas al Colegio Británico y fue una de las invitadas especiales en la puesta de largo de los hermanos que se celebró en San Sebastián, en la casa palacio Arbaizenea, propiedad de Cayetano.

Y en este lugar es donde se encuentra recluida Genoveva Casanova y echando de menos a sus hijos. En su caso está acompañada de su perro y del servicio que cuida la propiedad. Se dedica a leer, al estudio y a terminar de escribir dos de sus proyectos que empezó a principios de año. Licenciada en Filosofía, uno de los libros tiene que ver con esta disciplina y su impacto en las empresas. El segundo es de carácter más personal y con su padre, veterano de la guerra de Vietnam, como protagonista. "Ahora estoy terminando la tesis. He tardado porque es un tema muy complicado y es muchísima investigación. El confinamiento me está ayudando a avanzar más rápido", nos cuenta.

placeholder Vista del palacio de Arbaizenea. (Arbaisenea.com)
Vista del palacio de Arbaizenea. (Arbaisenea.com)

Parte del tiempo lo dedica a sus clases de yoga, que ha vuelto a recuperar, como ella misma explicaba en su Instagram. Desde uno de los balcones de Arbaizenea con vistas al espectacular parque y practicando una de las posturas imposibles, agradecía a sus amistades los elogios con estas palabras: “Animo, todo llega. Yo empecé hace años pero dejé de practicar hace dos, empecé de nuevo con la cuarentena gracias a las clases online de mi profe. Y solo en 50 días recuperé casi del todo".

Invitada en más ocasiones

No es la primera vez que Cayetano cede este espectacular palacio a su exmujer. En verano, Genoveva suele pasar unas semanas. Unas veces con sus hijos, otras ella sola o con parte de su familia mexicana. Desde la última relación conocida que mantuvo con el exministro José María Michavila, Genoveva ha preferido mantener un perfil bajo sin apariciones en photocalls multitudinarios. Participó en la última edición de la competición deportiva y solidaria Land Rover Discovery Challenge.

El palacio de Arbaizenea fue edificado en 1881 por orden del duque de Sotomayor, Carlos Martínez de Irujo y del Alcázar, abuelo del primer marido de Cayetana de Alba. Fue construida al estilo de los cottages británicos, sobre un caserío que tenía un gran bosque de robles y unos jardines repletos de hortensias. Un lugar mágico donde la duquesa de Alba pasaba parte de sus veranos y que cedió a su hijo preferido cuando repartió su patrimonio al casarse con Alfonso Diez.

placeholder La duquesa de Alba y Alfonso Diez. (EFE)
La duquesa de Alba y Alfonso Diez. (EFE)

El redactor recomienda