Logo El Confidencial
HIJOS DEL ROCK AND ROLL

Miguel Ríos: una medalla de oro, una novieta ministra y una visita a la cárcel

A sus 75 años, el cantante granadino se puede enorgullecer de haber sobrevivido a modas y generaciones. Su biografía poco tiene que envidiar a las grandes estrellas internacionales

Foto: Miguel Ríos. (EFE)
Miguel Ríos. (EFE)

“Con Miguel Ríos, el rock español alcanzó su auténtica categoría como arte musical y su más plena expansión de una nueva realidad social, sin la cual es imposible entender nuestra historia más reciente”. Estas palabras las pronunciaba Juan Carlos I en 1993, con motivo de la entrega de la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes al músico granadino de 75 años.

Y es que sin Miguel Ríos es imposible entender nuestro rock. El menor de siete hermanos empezó a ganarse la vida en el departamento de discos de unos grandes almacenes mientras los fines de semana tocaba en un grupo con sus amigos. Su primer contrato con la multinacional Philips, que le pagó tres mil pesetas por su debut discográfico, fue el principio de una carrera meteórica llena de éxitos, galardones y giras inolvidables.

Sesión de peluquería para Mike Ríos en Hamburgo, 1971. (Getty)
Sesión de peluquería para Mike Ríos en Hamburgo, 1971. (Getty)

Sobre su vida privada siempre ha hablado poco. Conoció en Ibiza en 1971 a la inglesa Margaret Watty, con quien convivió cerca de veinte años. Tuvieron una hija, Lúa, que ha seguido sus pasos en la música y ahora forma parte del grupo indie Gold Lake. Rota la pareja, Miguel rehízo su vida sentimental con Regina, su última compañera.

[LEER MÁS. Rosendo se despide de la música: esta es su vida de marido y padre fuera del escenario]

En su autobiografía, 'Cosas que siempre quise contarte', nos permite adentrarnos en sus confesiones más íntimas, como su paso por la cárcel, el peor trago de su vida y que había permanecido oculto hasta que salió el libro.

En 1972, tras un chivatazo, era detenido por la Brigada Especial de Estupefacientes por consumir marihuana. “Después de tres días en aquel lugar infecto, muerto de miedo, me di por derrotado: caí en la delación, en reconocer que otras tres personas fumaban conmigo. Fue terrible. Me quedé destrozado mucho tiempo”, reconocía en una entrevista en 'El Periódico'.

Además de mucho rock and roll, no faltan por supuesto episodios referentes al sexo y a las drogas en sus memorias. No da nombres pero habla de una mujer que se ligó y que luego fue ministra o de su precoz despertar sexual a los 14 años con una vecina: “Me dejaba que le magrease, pero no llegábamos a más. Para mí era suficiente. Fue un milagro. Durante muchos años, me ayudó a que Onán me tuviera en su lista”.

En cuanto a las drogas, se reconoce “viciosillo pero respetuoso con ellas”, para afirmar después que “ya me hubiera a mí gustado mostrar esas fotos donde se ve a los Stones o a Rod Stewart rodeados de tías en los aviones”, asegura. “Pero eso no ha ocurrido. Lo mío ha sido más en petit comité. Pero no me puedo quejar. Además, siempre he trabajado para ligar. El sexo, la droga y el rock and roll están dentro de los motores de los rockeros”.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios