Logo El Confidencial
A FUEGO LENTO

Jordi Cruz: cuentas, polémicas y enemigos (9 curiosidades del 'masterchef' catalán)

Nacido en Manresa (Barcelona) en 1978, Cruz ha conocido las mieles del éxito como cocinero (lo suyo) y como comunicador. Pero también ha despertado alguna que otra furia

Foto: Jordi Cruz. (EFE)
Jordi Cruz. (EFE)

Jordi Cruz debe de estar pensando ya en su cumpleaños, que si las cosas van como van, lo va a poder celebrar desconfinado y con amigos. El cocinero catalán cumple 42 a finales de este mes de junio, en el que todo, esperemos, haya retomado la (nueva) normalidad.

Nacido en Manresa (Barcelona) en 1978, Cruz ha conocido las mieles del éxito como cocinero (lo suyo) y como comunicador. De hecho, pocos cocineros pueden presumir de llevar al frente de un programa de máxima audiencia desde que se estrenó en 2013 ('MasterChef') y acumular, al mismo tiempo, un millón de seguidores en su cuenta de Instagram. Si a eso le sumamos la excelente gestión al frente del restaurante ABaC y que el amor le sonríe, pocas cosas pueden amargarle la vida a Jordi. Aunque algún enemigo, como todo el mundo, también le ha deseado una mala digestión. Repasamos algunos datos que resumen la trayectoria del cocinero.

Los estudios

Fue mal estudiante, así que decidió aparcar los libros de geografía e historia y ponerse a trabajar en el restaurante barcelonés Estany Clar a los 14 años. Fue precisamente en ese negocio donde recibió una estrella Michelin con tan solo 26.

Chef precoz

Ese reconocimiento tan prematuro le convirtió en el chef más joven de España y el segundo del mundo en lograrlo. En la visita que hizo al programa de Bertín Osborne, recordaba que comenzó a cocinar a los 7 años: "Mi primer plato fue unas judías con patatas". También confesó que él fue "el goma rota" de su familia ya que es el pequeño de seis hermanos.

Los presentadores del concurso de 'MasterChef'. (EFE)
Los presentadores del concurso de 'MasterChef'. (EFE)

Los amores

El guaperas del jurado de 'MasterChef' ha tenido varias relaciones (reales) y otras que pertenecen más al género de la rumorología. Entre las primeras, Jordi mantuvo un largo noviazgo con Cristina Jiménez, compañera del restaurante ABaC, aunque en la actualidad comparte su vida con Rebecca Lima, una brasileña arquitecta y empresaria que presentó oficialmente en una de las entregas del programa. Entre las segundas, se especuló con una posible relación con Eva González en 2013 cuando ella rompió con Cayetano (aunque siempre ha negado dicha relación) y fue muy comentado el apasionado beso que protagonizó con Tamara Falcó, aunque todo quedara en broma.

Jordi, el cuerpo

En 2014, el cocinero catalán se quitaba el delantal para mostrar al mundo lo que habían logrado cuatro meses de intenso entrenamiento físico y una estricta dieta en manos de un entrenador personal y una experta en nutrición. Y el resultado no dejó indiferente a nadie: la portada que protagonizó en la revista 'Men's Health' nos descubrió a un Jordi fibrado, musculado y untado en aceite que despertó más de un suspiro, aunque como él mismo reconocía: “He tenido varios momentos de debilidad”. Años después explicó que aquello fue un antes y un después en su vida: “Me ha llevado a dejar de ser el Jordi fofo para ser el de después, ese que ha aprendido los hábitos, que sabe comer y que se cuida"

Jordi Cruz, en forma. (MH)
Jordi Cruz, en forma. (MH)

Sus cuentas

O mejor dicho, las del restaurante que dirige, que no pueden ser mejores. Hace un año, Cruz publicaba el libro 'ABaC. Cocina en evolución', y se fijaba continuar con una metas que él consideraba sencillas: “No perder la motivación, esa ilusión de niño pequeño que algunos logran conservar, esa curiosidad de crío que te permite hacer cosas muy chulas, mantenerla y seguir cocinando de la forma más sencilla posible, con una cuchara, con una llama y con un producto”. Esa motivación e ilusión se han visto recompensadas y las cuentas que ha presentado el restaurante ABaC que él dirige desde 2010 lo demuestran: con los datos actualizados en 2017, el negocio ha tenido unas ganancias de 485.000 euros, muy superiores a las generadas el año anterior, 2016, cuando 'solo' ganó 94.000.

Descalzo

Puede parecer extraño e incluso a algunos les parezca incómodo, pero al chef catalán le encanta cocinar descalzo en su casa, algo que hemos aprendido en estos días de confinamiento, en los que Cruz ha estado más activo que nunca en sus redes, enseñando a sus seguidores cómo realizar distintas recetas. Aunque la mayoría del tiempo el cocinero aparece enfocado solo de cintura para arriba, él mismo declaraba que se sentía muy a gusto entre fogones sin llevar nada en los pies e incluso en alguna de sus recetas televisadas le pudimos ver de esta guisa.

El chef, descalzo. (RRSS)
El chef, descalzo. (RRSS)

La polémica

Seguramente haya sido el momento más complejo que ha atravesado el cocinero desde que se ha convertido en un personaje popular. En la primavera de 2017, Cruz habló sobre la política de los becarios: "Trabajar en un restaurante de alta cocina es un privilegio; aprendes de los mejores en un ambiente real, no te está costando un duro y te dan alojamiento y comida", comentaba el cocinero para justificar que no se pagara a los aprendices. Las redes no tuvieron piedad con él, que intentaba defenderse tiempo después en el programa de Risto: “La gente se piensa que en mi cocina, aparte de un explotador, debo ser un tirano. Tengo una ansiedad terrible", comentaba Cruz.

Los enemigos

Es normal que alguien que tiene que estar juzgando, sopesando, pensando y finalmente tomando decisiones que afectan al desarrollo en el concurso de otra persona acabe generando malos rollos y enemistades. Entre los últimos en incorporarse a este grupo se encuentra Saray, la famosa concursante que presentó una perdiz con plumas y que desde su salida no ha parado de arremeter contra el programa. Lo último, insultar al cocinero catalán: “Muchos decís que tiene educación. Pues el perro ha dicho que la perdiz merece más respeto que Saray. Tú sí que no mereces respeto. Becarios, becarios... De los becarios tienes que estar pendiente. No tienes respeto a las personas, como no me lo has tenido a mí", decía en un directo de Instagram. Ya en el concurso se hizo viral una imagen en la que la concursante fingía apuñalar al chef.

Saray y Jordi Cruz. (RTVE)
Saray y Jordi Cruz. (RTVE)

La familia

Jordi ha declarado en alguna ocasión que de pequeño se sentía "poca cosa" y por eso siempre estaba detrás de sus hermanos. "Un día le cogí dinero a mi madre y compré chucherías para toda la clase. En otra ocasión, mi hermano y yo incendiamos un campo. Gamberradas de chiquillos", confesaba en el espacio 'En tu casa o en la mía”.

La relación que mantuvo con su padre también le marcó porque nunca se habían dicho 'te quiero'. Aunque sí que reconoció que su padre se sentía muy orgulloso de él. Jordi se sinceró con Bertín y quiso contarle que su padre no vivió su éxito en la televisión porque enfermó (tenía alzhéimer) y murió antes de que llegara 'MasterChef'. "Le dije 'te quiero' antes de morir y me quedé muy tranquilo", expresó con la voz un tanto entrecortada por la emoción.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios