Logo El Confidencial
INMOBILIARIA

Los peajes de El Rincón, el palacio de Carlos Falcó que no será fácil vender

Los herederos del marqués de Griñón han puesto a la venta esta fabulosa propiedad en Aldea del Fresno (Madrid) llena de historia

Foto: Carlos Falcó, en una imagen de archivo. (Getty)
Carlos Falcó, en una imagen de archivo. (Getty)
Autor
Tiempo de lectura6 min

A Esther Doña, marquesa viuda de Griñón, la vida le cambió por completo el pasado mes de marzo. Tras varios días ingresado, Carlos Falcó, su marido, falleció víctima del coronavirus el día 20. El matrimonio tenía su residencia en el palacio de El Rincón, en Aldea del Fresno, un lugar que ella en principio se resistió a abandonar. Finalmente, tal y como revela la revista '¡Hola!' en su edición de esta semana, la viuda ha dejado la mansión de sus años de casada y ha vuelto a vivir en Majadahonda. La razón, siempre según el semanario, es que los hijos del marqués, sus herederos, han decidido vender esta propiedad. Una operación que, por diferentes motivos, no será sencilla.

Con su aire medieval y su estructura imponente, el edificio se encuentra situado en el término municipal de Aldea del Fresno. Fue construido en 1862 por orden del marqués de Manzanedo y duque de Santoña, aunque fue su hija y heredera quien lo amplió en 1909 y lo dejó tal y como está hoy. Desde el principio, tal y como rezan las páginas turísticas de Madrid, "fue lugar de reunión para grandes personalidades influyentes de la sociedad española, tales como los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia de Battemberg, de cuyas visitas queda constancia a través de las cadenas con flor de lis o las inscripciones talladas en granito en las puertas principales". En los salones hay fotos de los reyes, sonrientes, informales, en esa España de principios de siglo.

Durante el primer cuarto del siglo XX vivió su época de esplendor, Alfonso XIII y su primer ministro, el conde de Romanones, acudían con frecuencia a cazar. Como una broma del destino, en la Guerra Civil el palacio fue requisado por el Gobierno republicano y convertido en hospital. Franco lo recuperó y lo convirtió en su cuartel general durante la batalla de Brunete. En 1949 el palacio volvió a manos del marqués de Manzanedo, que cedió la propiedad en 1967 a su mujer, Paloma Falcó Escandón, "quien restaurará y acondicionará el palacio y sus jardines". Carlos Falcó lo heredó en 1994 de su tía Paloma, y decidió convertirlo en su residencia habitual en 1999.

Fachada del palacio de El Rincón, en Aldea del Fresno.
Fachada del palacio de El Rincón, en Aldea del Fresno.

¿Cuánto puede valer un monumento de estas características, un pedazo de historia? En las 123.489 hectáreas con las que cuentan el palacio y su finca (según los documentos oficiales), hay restos de una ermita del siglo XIII, viñedos, un coto de caza, una plantación de bambú que da de comer a los osos pandas del Zoo de Madrid, varios jardines para la celebración de eventos y hasta cuelgan de una chimenea los restos de un avión ruso que cayó sobre la finca en plena Guerra Civil. Aunque dispone de más de 30 habitaciones, solo se usan las pocas que están en la 'zona privada'. Tal y como ha podido comprobar Vanitatis, en 2012 el lugar se tasó para solicitar una hipoteca, y el precio que estipuló el tasador fue de cinco millones de euros.

El mantenimiento de tal extensión de terreno y su palacete, como ya reconoció el marqués en numerosas ocasiones, es muy costoso. Para sobrellevar los gastos, el marqués puso en marcha varias iniciativas a lo largo de su vida. Desde los años 90 intentó construir un campo de golf de 18 hoyos, cancha de prácticas y un lago artificial. Contaba con el diseño de Tom Doak, uno de los más prestigiosos arquitectos de golf del mundo, para crear su "Augusta en Madrid”, pero el proyecto finalmente no llegó a buen puerto. Además, la casa se alquilaba para rodajes y celebración de eventos, una labor con la que Tamara Falcó estuvo especialmente implicada. Pero sobre todo está consagrada a la producción de vino.

Derecho de superficie

Sobre la finca Coto Redondo El Rincón pesa un derecho de superficie a favor de Pagos de Familia Marqués de Griñón SA (antigua denominación de Marqués de Griñón Family Estates) por el que se ceden a la empresa durante 50 años cerca de diez hectáreas de extensión para la producción de vinos. El derecho se suscribió en el año 2002 y consiste en la plantación de viñedos, así como en el aprovechamiento y explotación de los viñedos que ya existían. También se cedió terreno para la rehabilitación y la construcción de las naves y los edificios necesarios para llevar a cabo el trabajo vinícola.

Además de este derecho de superficie, sobre la propiedad pesa una anotación de embargo administrativo por la reclamación de 34.202,53 euros. La instó el Ayuntamiento de Aldea del Fresno en abril del año 2019. Esto no es necesariamente un impedimento de cara a una futura venta, pero sí ha de estar en conocimiento del hipotético comprador.

Esther Doña y Carlos Falcó, en una imagen de archivo. (Getty)
Esther Doña y Carlos Falcó, en una imagen de archivo. (Getty)

"Firmé un acuerdo prematrimonial en el que queda claro que nuestra relación está basada en el amor y no en asuntos materiales". Meses después de su boda, Esther Doña hizo estas declaraciones, aunque sin desvelar más detalles de ese documento. Con el Código Civil en la mano, Doña es considerada heredera forzosa, por lo que está 'obligada' a recibir una parte de los bienes de su marido (salvo que renuncie). La viuda tiene derecho al usufructo de un tercio de la herencia, el destinado a mejora, aunque la norma prevé otra modalidad para casos como el de la viuda del marqués: "Cuando el cónyuge viudo concurra con hijos solo del causante, podrá exigir que su derecho de usufructo le sea satisfecho, a elección de los hijos, asignándole un capital en dinero o un lote de bienes hereditarios". En suma, los hijos podrían optar por pagarle una mensualidad, al estilo de lo que hicieron en la familia Alba con Alfonso Diez una vez falleció la duquesa Cayetana (Diez recibe 3.000 euros al mes).

Se desconoce si este es el caso de Esther Doña. Los hijos de Carlos Falcó han sido escrupulosamente discretos hasta la fecha y pretenden que esa siga siendo su hoja de ruta, sin presionar a nadie. Es el mejor homenaje a su padre, de quien Xandra Falcó decía hace unos días en una emotiva entrevista concedida a Vanitatis: "¡Qué puedo decir de mi padre! Era un hombre especial, generoso, divertido, muy culto y todo lo compartía. [...] Era sobre todo un gran optimista. Daba igual en el lío o en la crisis que estuviera metido porque siempre veía la oportunidad".

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios