Logo El Confidencial
POLÉMICA

Lacasa, los Willy Wonka españoles dueños de los (ahora controvertidos) Conguitos

La muerte prematura de los dos herederos dejó la empresa en manos de una viuda con cinco hijos menores. Este pasado mayo falleció Marisún Lacasa, la presidenta, a los 79 años

Foto: Fábrica de chocolate Lacasa, cerca de Zaragoza. (EFE)
Fábrica de chocolate Lacasa, cerca de Zaragoza. (EFE)

Son los Willy Wonka patrios, los herederos de la fábrica de chocolate del Grupo Lacasa, un símbolo del país con productos tan míticos como Lacasitos y Conguitos. Los herederos de Lacasa, cuarta generación al frente de la empresa, crecieron entre cajas de cacao, azúcar y cacahuetes. Una infancia dulce en Zaragoza, donde estaba la fábrica de la empresa familiar hasta que la trasladaron a Utebo, a las afueras de la capital aragonesa, para expandir el negocio. Ahora tienen sede en Argentina y Portugal y venden a medio mundo, mientras se enfrentan en España a una campaña para que se cambie la imagen de Conguitos, considerada racista por ciertos sectores.

LEA MÁS: La historia familia detrás de Rodilla

La historia de los Conguitos es la del éxito, unos dulces que encandilan incluso al rey Felipe VI, quien al visitar la fábrica por el 150 aniversario de Lacasa metió la mano en un saco lleno de estos bombones para comerse unos cuantos, tal como contaban las crónicas de esos días. Fue en noviembre de 2002 cuando el entonces Príncipe de Asturias viajó a las instalaciones de Lacasa para celebrar con ellos su 150 aniversario. En su encuentro en Zaragoza, don Felipe recibió además el número uno de la la edición especial numerada de un pastel de chocolate en forma de Lacasitos, exclusivo, fabricado especialmente para la ocasión.

El secretario general del Grupo Lacasa, Fernando Lacasa. (EFE)
El secretario general del Grupo Lacasa, Fernando Lacasa. (EFE)

No es la primera vez que la empresa se enfrenta a una polémica por la ‘mascota’ que representa Conguitos. En 2002 se recibieron críticas similares y decidieron dar un ‘repaso’ al dibujo, al que le cambiaron algo la imagen para que transmitiera más “buen rollo”, según nos cuenta la empresa. Ante la actual polémica, responden que “dado que los Conguitos, como producto, son cacahuetes recubiertos de chocolate, la mascota son dos Conguitos, uno encima de otro, de tal modo que la pieza inferior y más grande representa el cuerpo y la superior y más pequeña la cabeza. Como prueba evidente de ello, la segunda variedad de Conguitos más vendida en el mercado son los Conguitos de chocolate blanco, que como puede apreciarse en la imagen inferior, están representados por una mascota de color blanco. Es decir, el color externo simboliza simplemente el color del chocolate”.

Bolsa de Conguitos. (Cortesía Lacasa)
Bolsa de Conguitos. (Cortesía Lacasa)

Garbanzos y chocolate

La empresa fue fundada en 1852 en Jaca por Antonio Lacasa, quien creó un negocio de venta de tejidos, garbanzos y chocolate, que heredó su hijo, Juan. Cuando Juan traspasó la empresa a sus hijos, ya se había centrado el negocio en el chocolate. Joaquín y José María fueron quienes empezaron la expansión de la empresa familiar, pero su muerte prematura truncó sus planes. Joaquín Lacasa falleció en 1950 en un accidente ferroviario, y su hermano, José María, fallecía en 1957.

Dos empleadas empaquetan Conguitos en la fábrica Lacasa de Zaragoza. (EFE)
Dos empleadas empaquetan Conguitos en la fábrica Lacasa de Zaragoza. (EFE)

La viuda de José María, Carmen Echeverría, se vio obligada entonces a asumir la dirección, pese a contar con cinco hijos menores de edad (Fernando, Marisún, Mariano, Tita y José Carlos). Tal como señalan en la historia de la empresa, “Carmen gestionó la empresa en solitario durante más diez años. Con el talante emprendedor que la caracterizaba amplió el negocio con la compra de tres pequeñas empresas locales”.

Carmen Echeverría, madre de los actuales propietarios. (Cortesía Lacasa)
Carmen Echeverría, madre de los actuales propietarios. (Cortesía Lacasa)

La gran expansión de la marca estaba ya en marcha y culminó con la gestión de los hijos de José María y Carmen, quienes han llevado sus chocolates a medio mundo.

La muerte prematura de los dos herederos marcó a la familia, que ha despedido a otro miembro importante esta primavera. El mes de mayo fallecía la presidenta del grupo, María Asunción Lacasa, a los 79 años, “por enfermedad”, según nos cuentan desde la empresa. La muerte de Marisún, como la llamaban sus allegados, no afecta al funcionamiento del negocio, en el que los cinco herederos tenían sus cargos, aunque son Mariano y José Carlos quienes están más directamente relacionados con la gestión de Lacasa.

El negocio, Corporación Chocolates Lacasa, está dividido en varias sociedades, todas con números muy potentes. Lacasa SA, la empresa matriz, cuenta con 215 empleados, tuvo unas ventas de 31 millones de euros y unos beneficios de casi ocho millones. Comercial Chocolates Lacasa SA, otra de las sociedades, con 125 empleados, tuvo unos ingresos en el ejercicio de 2019 de 74 millones de euros, con unos beneficios netos de 495.000 euros.

30 millones de bolsas al año

La campaña contra la imagen de Conguitos está en internet más que en la vida ‘real’. Hay varias páginas que recogen firmas para que se cambie el logo y son unos pocos miles quienes se han sumado. Desde Lacasa nos recuerdan la historia de los Conguitos: “La mascota se creó en 1961 por Juan Tudela, un ilustrador zaragozano. Y el nombre Conguitos fue creado también en el mismo año por otra persona de la misma agencia en la que trabajaba Tudela. Posteriormente, en 1987, Conguitos fue adquirida por Chocolates Lacasa, que hoy en día da empleo a 750 personas de forma permanente, superando los 1.000 empleos en momentos puntuales del año”.

La empresa asegura que cuando en 2002 cambiaron el logo, le dieron un aire “más simpático, con energía positiva, buen humor, ‘buen rollo’ y liderazgo”, lo que consideran que “demuestra la actitud responsable de Chocolates Lacasa hacia todos los colectivos y comunidades, con la intención clara de seguir transmitiendo valores positivos ligados a nuestra marca, con vocación de gustar a toda la sociedad”. Con su propia página web y la fabricación de 30 millones de bolsas al año, Conguitos sigue siendo un producto adorado por muchos. Hasta tienen una canción que muchos recordarán: “Somos los conguitos y estamos requetebién, vestidos de chocolate con cuerpo de cacahué”.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios