Logo El Confidencial
TRÁMITES

El legado de Manuel Segura: un buen tipo del que no heredará Borja Thyssen

Al menos, no de manera 'forzosa'. Ante la ley, Borja era hijo del barón Thyssen. Manuel Segura deja un impecable recuerdo en quienes le conocieron y algunas propiedades

Foto: Borja Thyssen, en una imagen de archivo. (Getty)
Borja Thyssen, en una imagen de archivo. (Getty)
Autor
Tiempo de lectura5 min

Un buen tipo. Generoso. Conciliador. El fallecimiento de Manuel Segura ha sido uno de los acontecimientos que han contribuido estos días a teñir de negro la crónica rosa. Los que le conocieron han recordado al santanderino estos días como el hombre que fue capaz de lograr el acercamiento entre Borja Thyssen y su madre cuando la relación entre madre e hijo era nefasta. Incluso, como recordábamos en estas páginas, había ocasiones en que Tita llamaba a Manuel para saber qué era de su hijo y de su nuera. La relación que se estableció entre padre (biológico) e hijo fue una amistad llena de complicidad, estaba presente en los acontecimientos importantes, pasaban juntos algunos días del verano, se llamaban. Sin embargo, no hay nombre ni apellidos legales para ese vínculo. De hecho, aunque estos días las crónicas han titulado una y otra vez que ha muerto "el padre de Borja Thyssen", la ley no lo considera así.

"La herencia se divide en tres partes: la legítima, el tercio de mejora y el tercio de libre disposición. La primera, la legítima, es la que la ley se reserva para los herederos forzosos y por lo tanto el testador no puede disponer de ella. La segunda, el tercio de mejora, puede usarse para mejorar la parte que le toca a algún descendiente (se incluye hijo, nieto o bisnieto) y la tercera, el tercio de libre disposición, se puede usar sin restricciones", explica un abogado experto en herencias que prefiere no dar su nombre. ¿Entraría Borja Thyssen en la categoría de 'heredero forzoso' de Manuel Segura?

Manuel Segura y Paz Pastor, visitando a Borja Thyssen y Blanca Cuesta tras el nacimiento de su tercer hijo. (CP)
Manuel Segura y Paz Pastor, visitando a Borja Thyssen y Blanca Cuesta tras el nacimiento de su tercer hijo. (CP)

La respuesta es que, en principio, no, según nos indican, en virtud al artículo 657 del Código Civil: "Los derechos a la sucesión de una persona se transmiten desde el momento de su muerte". Es decir, "es en ese momento cuando el llamado debe cumplir los requisitos para recibir la herencia". O en otras palabras, desde que Borja Thyssen fue adoptado por el barón Thyssen, en 1984, perdió sus derechos como hijo de Segura. "La ley no le ve como heredero forzoso, pero sí podría entrar en el tercio de libre disposición", aventuran, algo que no se antoja muy descabellado debido a la buena relación que mantenían.

"Tienes dos papás"

Consultamos con Olatz Alberdi, otra abogada experta en este asunto de las herencias y los testamentos, que abre la puerta a otra posibilidad. "En primer lugar habría que ver si hay un testamento, y si él ha designado al señor Thyssen como heredero o no", previene. En el caso de que hubiera un testamento y que Borja no apareciera en él, habría una opción de reclamar sus derechos como hijo. "En primer lugar, Borja Thyssen tendría que interponer una acción de filiación. Después tendría que reclamar sus derechos hereditarios". "En realidad, depende de él". Esta opción legal, sin embargo, parece muy improbable.

"Se enteró a los 12 años. Le dijimos: Tienes dos papás, qué suerte tienes", contó la baronesa Thyssen en una ocasión. Nunca tuvo "ningún problema y lo asumió perfectamente". Borja ha estado "muy pendiente" del estado de salud de Manuel Segura, según su exmujer, Paz Pastor, que tuvo el detalle de dar algunas declaraciones a las puertas del tanatorio de La Paz un día después del fallecimiento de Segura: "Manolo es [lo dijo en presente] una persona especial y maravillosa, cero conflictiva, todo el mundo lo quería". Todo el mundo, incluido su hijo biológico, que se queda con el legado afectivo y personal de Manolo Segura, un intangible probablemente más valioso que el dinero.

La baronesa Carmen Thyssen. (EFE)
La baronesa Carmen Thyssen. (EFE)

Borja ya perdió un padre, el que le crió y con quien convivió prácticamente toda su vida, otro hombre excepcional que le bautizó sin quererlo con el título de 'heredero'. El barón Thyssen falleció en Sant Feliu en abril de 2002, con un importantísimo patrimonio económico y artístico. Meses antes, en febrero, en Basilea (Suiza), el hijo de Carmen Cervera y de Heinrich Von Thyssen, que entonces tenía 21 años, había firmado lo que pomposamente se conoció después como el 'pacto de Basilea'. Una forma más o menos equilibrada de repartir la fortuna de 3.005 millones de euros entre los cinco hijos del barón: Georg, de 52 años, nacido de su primer matrimonio con la princesa Teresa Zur Lipp; Francesca, 44 años, y Lorne, 42, ambos hijos de la modelo Fiona Campbell; Alexander, 26 años, fruto de su matrimonio con la brasileña Denise Shorto, y Borja, el niño de su última mujer, Carmen Cervera, a quien adoptó en 1984.

Propiedades de Segura

El patrimonio económico de Manuel Segura es otra cosa. En el momento de su muerte (prematura, apenas le habían detectado el cáncer a principios de año), el publicista figuraba como consejero de la empresa Ciclo Sponsoring, dedicada a la intermediación de productos diversos y sin apenas actividad. Segura, dice una crónica firmada por Paloma Barrientos un día después de fallecer, "era un hombre con pocas ambiciones profesionales y personales. Le bastaban sus amigos, sus partidas y sus veranos en Marbella. Afectos aparte, cuentan que nunca quiso más de la madre de su hijo que navegar en el Mata Mua y comer marisco". Aún así, gracias a su trabajo acumuló un pequeño patrimonio inmobiliario, con varias plazas de garaje, un apartamento turístico en Madrid y una casa en Alcobendas. Propiedades que, de momento, no se sabe quién podría heredar (consultada por Vanitatis, Paz Pastor ha preferido no hacer declaraciones a este respecto).

"Manolo y Tita Cervera formaban parte de un mismo grupo de amigos y conocidos que frecuentaban los mismos lugares en los años 80. Tessa y Fernando de Baviera, el marqués de Cubas, Lita Trujillo, Jaime Ostos... Durante un tiempo fue acompañante en Marbella de la emperatriz Soraya y Suzy Burton, la última mujer de Richard Burton. Era guapo, educado y, aunque sus recursos monetarios no estaban a la altura, a ellas les daba igual. Una de sus grandes amigas, y quien le ayudó económicamente cuando su situación financiera no era boyante, fue siempre Jossie Binstock, viuda del magnate del mismo apellido", recuerda la crónica antes citada. Era, sobre todo y ante todo, un buen tipo.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios