Logo El Confidencial
NUNCA VIERON LA LUZ

La verdad de las fotos de Paloma Cuevas con un misterioso acompañante

Son imágenes que se tomaron en octubre. Cuevas pasea por el barrio de Salamanca con un acompañante. Las fotos generaron rumores que ahora aclara el entorno de la pareja

Foto: Paloma Cuevas. (Cordon Press)
Paloma Cuevas. (Cordon Press)

Paloma Cuevas y Enrique Ponce formaban la pareja perfecta. Casados desde hacía un cuarto de siglo, tenían dos hijas y una vida en común que giraba en torno a la profesión del torero. Pero su biografía matrimonial se vio alterada hace un año cuando Ponce se enamoró de Ana Soria. Lo que parecía un tonteo con la joven de 22 años, desembocó en una separación, tal y como publicó la revista ‘Semana’.

El idílico matrimonio dejaba de serlo e iniciaron los trámites de separación, que ha sido de mutuo acuerdo.

[LEA MÁS: Del fincón de Jaén a la casa de La Finca: la ruptura económica de Ponce y Cuevas]

Paloma Cuevas prefiere no hacer declaraciones más allá de asegurar a 'Vanitatis' que su relación con Ponce es muy buena: “Nos tenemos mucho cariño y lo importante ahora son nuestras hijas y seguir adelante. No somos ni la primera ni la última pareja que se separar”.

Enrique Ponce y Paloma Cuevas en una imagen de archivo. (EFE)
Enrique Ponce y Paloma Cuevas en una imagen de archivo. (EFE)

En el caso de Paloma no hay terceras personas, aunque desde hace unos meses circulaban unas fotografías en las que se veía a Paloma en el barrio de Salamanca con un acompañante que le pasaba el brazo por el hombro.

Son imágenes que se tomaron en octubre y se trata de un pariente de la familia Cuevas que vive en Los Ángeles, donde trabaja como científico. La explicación que el entorno de la pareja da a 'Vanitatis', nada tiene que ver con supuestos romances de la ex mujer del torero: “Puede ser que ahora a alguien le interesa que tengan relevancia pero la historia de las fotos no tiene ninguna segunda lectura. Es un primo de Paloma con el que se trata mucho. Con él, con su mujer y con el resto de la familia. Enrique le tiene mucho aprecio. No hay nada más y el gesto de cariño es normal. No hay interpretaciones. Es lo que hay. Ese día habían quedado para comer en ‘El Paraguas’ y fueron dando un paseo hasta el restaurante. En su día no interesaron”.

Aseguran desde el entorno íntimo que “en el caso de Paloma, no hay nadie en su vida”.

Paloma Cuevas. (Getty)
Paloma Cuevas. (Getty)

Licenciada en Económicas, Paloma estudió parte de la carrera en Estados Unidos y su formación académica la ejerció solo en el ámbito doméstico. Ella misma lo explicaba, reconociendo que fue una elección de la que nunca se ha arrepentido: “Me casé con 23 años y me dediqué a la familia y a Enrique”.

En la última época se encargó de montar la empresa de aceite para que los olivos de la finca fueran rentables. También se encargó del diseño de la botella en azul Tiffany y del logotipo de la marca: la ‘P’ de Ponce en dorado y debajo. ‘Aceite de Oliva Virgen Enrique Ponce’. El resto de inversiones económicas del torero las llevaba un hermano de Ponce y por lo tanto, la responsabilidad, para bien o para mal, nada tiene que ver con Paloma.

Enrique Ponce durante una presentación en Valencia del aceite de oliva virgen extra que lleva su nombre. (EFE)
Enrique Ponce durante una presentación en Valencia del aceite de oliva virgen extra que lleva su nombre. (EFE)

Esta ha sido, a grandes rasgos, la vida del matrimonio, que se ha separado de mutuo acuerdo. Según han explicado a 'Vanitatis', “no habrá ningún enfrentamiento por temas económicos. Está todo muy consensuado. Hay que tener en cuenta que Paloma podía haber ejercido su profesión en cualquier multinacional y no lo hizo. Fue una elección personal pero hay que tenerlo en cuenta a la hora de las compensaciones”.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios