Exclusiva: el juicio contra el propietario del lujoso hotel Villa Padierna será el 8 de julio
  1. Famosos
TRIBUNALES

Exclusiva: el juicio contra el propietario del lujoso hotel Villa Padierna será el 8 de julio

Ricardo Arranz será juzgado este miércoles por un supuesto delito de coacciones por el que la Fiscalía pide dos años de prisión

Foto: Ricardo Arranz, conde de Villapadierna. (Vanitatis)
Ricardo Arranz, conde de Villapadierna. (Vanitatis)

El juicio contra el empresario Ricardo Arranz de Miguel, propietario del hotel Villa Padierna, ya tiene fecha. El próximo miércoles 8 de julio, Arranz se sentará en el banquillo de los acusados, ha podido saber Vanitatis, por un supuesto delito de coacciones y apropiación indebida, según la solicitud de la Fiscalía de la Audiencia de Málaga. La Fiscalía, además, pide dos años de cárcel para este burgalés cuyas empresas radican casi todas en Málaga.

LEA MÁS: El propietario del hotel Villapadierna, procesado

No es la primera vez que Arranz, que además es presidente de la Federación Andaluza de Urbanizadores y Turismo Residencial (FAUTR), es denunciado por una supuesta infracción penal y delitos contra la libertad por las empresas subcontratadas en sus establecimientos de hotelería, según la acusación particular. El empresario es conde de Villapadierna, al haberse casado con la heredera del título nobiliario, de quien enviudó hace dos años. Alicia Padierna de Villapadierna falleció en 2018 víctima de un cáncer. Juntos tuvieron cuatro hijos: Alejandro, Felipe, Ricardo y Nicolás.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, junto al empresario Ricardo Arranz. (EFE)
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, junto al empresario Ricardo Arranz. (EFE)

El próximo miércoles día 8 de julio se celebrará la vista oral en la Audiencia Provincial de Málaga por unos hechos que se remontan al mes de abril de 2014, cuando Ricardo Arranz impidió la entrada a los hoteles Villa Padierna en Marbella y Villa Padierna Thermas en Carratraca al personal de BDB Wellness que desarrollaba, en régimen de exclusividad, sus servicios de Medical Wellness (belleza, bienestar y salud) bajo un contrato de cesión de uso de espacios comerciales.

Cambio de cerraduras

Según los demandantes, Arranz tomó por la fuerza, cuatro años antes del vencimiento del contrato, dichos espacios mediante el cambio de las cerraduras de las puertas de acceso y reteniendo por la fuerza los bienes, ordenadores, mercaderías, maquinaria e instalaciones que se encontraban en su interior. Por ello, la acusación particular también exige su condena por apropiación indebida.

Ricardo Arranz, conde de Villapadierna.  (Vanitatis)
Ricardo Arranz, conde de Villapadierna. (Vanitatis)

Fue el Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella el que dictó un auto de fecha 28 de abril de 2015 ordenando la apertura de las instalaciones para el acceso de BDB Wellness. Lo hicieron, según los demandantes, con el auxilio de la Guardia Civil, para poder recuperar los bienes de su propiedad. Previamente, las diligencias de la policía científica informática de la Guardia Civil acreditaron, según las mismas fuentes, que se produjo violación de ordenadores y demás equipos informáticos. Ese mismo Juzgado de Instrucción falló que se continuara la tramitación de las diligencias previas por procedimiento abreviado, por si los hechos investigados fueran constitutivos de un delito de coacciones y de apropiación indebida.

Apelación desestimada

El ahora acusado presentó un escrito de apelación a la Audiencia de Málaga, pero en el auto 662/17, de fecha 12 de julio de 2017, el juez instructor dictaminó que apreciaba indicios suficientes de presunto delitos de coacciones y de apropiación indebida. Así, la Audiencia desestimó el recurso de apelación, confirmándolo en su integridad y condenándolo en costas.

Al parecer, y según informa la acusación particular, no es el primer caso judicial al que se enfrenta Arranz. El empresario cuenta con una condena anterior por hechos muy parecidos, en concreto del Juzgado de Primera Instancia número 3 de Marbella con la sentencia 135/15. Con el mismo ‘modus operandi', señalan, procedió al cambio de las cerraduras del restaurante del campo de golf de Villa Padierna, impidiendo a los empleados de la empresa que explotaba el establecimiento que pudieran acceder al local de restauración. El juzgado estimó totalmente la demanda interpuesta por el arrendatario y declaró el derecho de los damnificados a recobrar la posesión de dicho restaurante.

Una imagen del hotel Villapadierna. (Web oficial)
Una imagen del hotel Villapadierna. (Web oficial)

En 2018, Vanitatis habló con Ángel Domenech, parte de la acusación particular, quien avanzó que su empresa estaba en pleno proceso de expansión en una alianza con El Corte Inglés en los centros de Puerto Banús y Mijas cuando sucedieron los hechos. También había alcanzado un preacuerdo con la T-4 del aeropuerto de Barajas. Estas tres inversiones rondaban los 1,6 millones de euros.

Los contratos con los proveedores no los habían firmado las sociedades vinculadas a Arranz, sino las de la empresa de wellness. Las pérdidas, según Domenech, se elevan por un parte de 600.000 euros (daño emergente) y en lucro cesante entre 1,4 millones y 2 millones de euros.

Desvinculado de la gestión

En la actualidad, tal y como nos dicen desde el Hotel Villa Padierna, “Arranz no forma parte del equipo de gestión del establecimiento”. En la primavera de 2019, NH Hoteles y Minor llegaron a una alianza para gestionar este hotel, entre otros. Considerado uno de los mejores de España, el hotel se hizo especialmente famoso cuando Michelle Obama lo escogió para su estancia en España cuando su marido, Barack Obama, todavía era presidente de EEUU. Arranz se encuentra en estos momentos enfrascado en el proyecto de levantar un hotel Four Seasons en Marbella.

Michelle Obama, junto a sus hijas en Marbella. (EFE)
Michelle Obama, junto a sus hijas en Marbella. (EFE)

Desde Vanitatis hemos intentado contactar con el empresario, sin éxito. En 2018, cuando se hizo pública la acusación, Arranz señaló que existían quejas de los clientes por la gestión del centro de belleza, sobre todo, por supuestamente obligar “a pagar en cash". "Yo no sé lo que facturaba. Se lo llevaba todo en B”, dijo a Vanitatis el todavía propietario del hotel Villapadierna. “¿Qué proveedores tenía él? “, se preguntó Arranz. Domenech respondió que cuando no pudo seguir con la gestión del establecimiento ninguno de los proveedores continuó. También desmintió la obligatoriedad de pagos en cash. "Claro que aceptábamos tarjeta", argumentó.

Según informa en su propia página web, "Ricardo Arranz de Miguel ha estado siempre muy comprometido con la sociedad civil en la que vive y trabaja. Ha ocupado numerosos cargos en diferentes entidades y asociaciones sin ánimo de lucro y sectoriales y actualmente es presidente de la Asociación Nacional de Urbanizadores y presidente de la Federación Andaluza de Urbanizadores y Turismo Residencial". Además, destaca que "entre otros premios, ha recibido al Mejor Proyecto Nacional de Turismo Residencia, el Master de Oro. Real Fórum Alta Dirección y el premio a la Mejor Trayectoria Empresarial de Andalucía".

Málaga Noticias de Famosos