Logo El Confidencial
CASO NÓOS

No es país para Diego Torres: embargos, otro juicio, una casa a la baja... y sin tercer grado

El exsocio de Iñaki Urdangarin rebaja el precio de su casa en 150.000 euros, dos años después de ponerla en el mercado. La Fiscalía rechaza el tercer grado, aprobado este junio

Foto: Diego Torres. (Getty)
Diego Torres. (Getty)

Ahí sigue, cada vez más dejada, cada vez más barata. No hay manera de vender la casa que Diego Torres se compró con la ayuda económica de su exsocio, Iñaki Urdangarin. De estar a la venta por 1,6 millones a 1,45, y nada. Embargada por el juzgado, la vivienda de Sant Cugat es una pequeña joya, porque en la zona hay pocas propiedades a la venta. Pero ni así.

LEA MÁS. Diego Torres en la cárcel de Can Brians: piscina, amigos y visitas

Torres está peleado con su famoso abogado, Manuel González Peeters, disputa que se dirime en los juzgados. Tiene un contrato laboral indefinido sobre la mesa que no puede llevar a cabo. Y su mujer, Ana María Tejeiro, intenta sobrevivir con algunos ‘trabajillos’. El fundador del Instituto Nóos había logrado el tercer grado en junio y ahora el juez se lo ha denegado, al contrario que a Iñaki Urdangarin.

Diego Torres, el exsocio de Iñaki Urdangarin, ingresa en la cárcel Can Brians 2. (EFE)
Diego Torres, el exsocio de Iñaki Urdangarin, ingresa en la cárcel Can Brians 2. (EFE)

Hace dos años que las fotos de la vivienda cuelgan de una pequeña y discreta inmobiliaria de Sant Cugat. Salió al mercado por 1,6 millones de euros, y con el tiempo el precio ha ido bajando. La última actualización, una oferta de 1.450.000 euros, está al límite, comentan fuentes cercanas al caso. Porque es el precio en el que la tasó el juzgado. Bajarla más sería perder todavía más dinero, aunque si llega una oferta firme a la baja, los Torres seguramente aceptarían.

Los 'trabajillos' de la mujer

La vivienda se puede visitar pese a que Ana María Tejeiro sigue dentro, parapetada en una vida que se ha empequeñecido después del escándalo. La mujer del exsocio de Urdangarin salió absuelta en los tribunales pero no del juicio paralelo que vivió en la sociedad. Sin dinero, sin posibilidades de reflotar, con el marido encarcelado, nada podía volver a una nueva normalidad.

LEA MÁS: Diego Torres pone en venta todas sus propiedades

La propiedad en venta es una casa a los cuatro vientos de 507 metros cuadrados, con cinco habitaciones y tres baños, que se anuncia de manera muy discreta, sin que se vea la fachada, muy conocida por la mayoría de periodistas que han seguido en algún momento las aventuras y desventuras del matrimonio.

Piscina y parte del jardín de la casa de Diego Torres, a la venta.
Piscina y parte del jardín de la casa de Diego Torres, a la venta.

La pareja tenía también propiedades en Mahón (Menorca), de donde es Torres, y en Palma de Mallorca, que pusieron a la venta. Siempre, eso sí, con el permiso del juez. Porque si alguien quiere comprar la casa de Torres, tiene que presentar la oferta ante los juzgados.

Embargo judicial

En 2013, el juez instructor del caso Nóos, José Castro, ordenó el embargo de los bienes de ambos imputados -Urdangarin y Torres-, algo que le costó sobremanera por el entramado societario que habían creado. Torres compartía y sigue compartiendo varias de las sociedades con su mujer, empresas que son titulares de parte del patrimonio de la pareja.

Por ejemplo, la casa de Sant Cugat a la venta está a nombre de Torres, de su mujer, de Intuit Strategy Innovation Lab SL y de Torres Tejeiro Consultoría Estratégica SL. Así constaba en el registro en 2018, algo que no han podido cambiar por el control judicial al que está sometida la pareja. Sobre la propiedad pesa un embargo del 40% en favor de la Hacienda Pública. Así que para poner esta y las demás propiedades a la venta, Torres tuvo que pedir permiso al juez en un proceso que se alarga años.

Peticiones denegadas

En marzo de 2019, Torres pidió poder salir con algún permiso y estuvo varios meses sin recibir respuesta. Cuando finalmente se le notificó la decisión, en octubre de 2019, fue para comunicarle que su petición era rechazada. Y cuando parecía que se abría una grieta de luz en el infierno, las cosas se han vuelto a poner oscuras. Este mes de junio, la Generalitat otorgó el tercer grado a Torres, según ha avanzado J. G. Albalat en 'El Periódico', pero la Fiscalía ha requerido la revocación de la medida en un escrito en el que sostiene que no se ha cumplido "ninguno" de los fines de la pena, ni el de “prevención general”.

Iñaki Urdangarin y Diego Torres. (EFE)
Iñaki Urdangarin y Diego Torres. (EFE)

Además, considera que con este tercer grado, el mismo que la Junta de Tratamiento de Brieva ha recomendado para Urdangarin, “se transmite a la sociedad el mensaje de que es rentable delinquir”, que “la ley no es igual para todos” y “no se castiga con la misma severidad” los actos de “delincuentes de elevado estatus social” que los cometidos “por los desfavorecidos”.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios