Dani Rovira habla sin tapujos sobre su cáncer, superada la etapa de quimioterapia
  1. Famosos
Siguientes pasos en su tratamiento de cáncer

Dani Rovira habla sin tapujos sobre su cáncer, superada la etapa de quimioterapia

El actor no pierde el sentido del humor pero reconoce lo duro del tratamiento: "Son 10 minutos que no puedo ni tragar"

placeholder Foto:  Dani Rovira, en una imagen de 2019. (Getty)
Dani Rovira, en una imagen de 2019. (Getty)

"Los linfomas han desaparecido", nos contaba hace poco Dani Rovira desde sus redes, confirmando así que evoluciona favorablemente del linfoma de Hodgkin que padece, un subtipo de cáncer que afecta a un tipo de glóbulos blancos cruciales para el sistema inmunitario, que le fue diagnosticado en marzo.

El protagonista de 'Ocho apellidos vascos' confirmo entonces que empezaba un tratamiento de quimioterapia, un momento que afrontaba "sin miedo", aunque auguraba una "larga lucha contra el bicho", pero que tenía "buen pronóstico".

Muestra de que no pierde la sonrisa es su última foto en Instagram, precisamente de una de sus sesiones de tratamiento, acompañada de un pequeño chiste: "Usted desde cuándo espera? #siemprefuerte".

https://www.instagram.com/p/CDLbOHdJs53/?utm_source=ig_web_copy_link

Ahora, superada la fase de la quimio y con sus sesiones de radioterapia en marcha, ha concedido una entrevista en la SER en la que ha relatado con su buen humor habitual y sin tapujos cómo están siendo estos meses en los que debido a que no le puede dar el sol demasiado, el actor confiesa que hace "un poco vida vampírica".

El malagueño relató cómo descubrió que padecía cáncer. "Me noté un bulto sospechoso encima de la clavícula izquierda que iba un poco más. Un par de médicos amigos míos me dijeron que si a la semana no había pasado que fuera a mirármelo a un hospital... Habían pasado dos días desde que se decretó el estado de alarma".

[Leer más: Dani Rovira confiesa lo primero que quiere hacer en cuanto se recupere]

Sobre la fase que afronta ahora, le comentó al entrevistador, Juan Carlos Ortega, que "no sabes lo que es la radioterapia, te anclan ahí a una cama, te hacen el primer día un molde que en mi caso se ajusta del pecho hacia arriba incluida la cara y ese molde está superajustado a tu figura que ni puedes engordar ni adelgazar. Te anclan a la cama del acelerador para que cada día la radiación vaya exactamente dónde debe", antes de asegurar en tono de broma que "bueno, esto es muy moderno, porque hace 30 años debía ser una especie de lanzallamas, pero son 10 minutos que no puedo ni tragar", añadió.

placeholder  El malagueño, durante un directo de Instagram. (Getty)
El malagueño, durante un directo de Instagram. (Getty)

Mostrando su agradecimiento a los sanitarios que le han tratado durante este tiempo, sobre la etapa de la quimio recordó que "llegaba al hospital a las 9 de la mañana, me sacaban sangre para ver cómo andaba con las defensas, en el laboratorio me hacían los jarabes. Eran cuatro bolsas de quimio, intercaladas con bolsas de suero y algún que otro medicamento. En total, litro y medio que te meten en vena hasta que salíamos de allí a las tres y media de la tarde. Haces amistad con la gente, no te queda otra".

Sobre sus próximos objetivos, además de "el primero, no morirme", ha hablado de su próximo proyecto profesional: "Llegar a tiempo a un rodaje que, yo ahora que ya he hecho los deberes, se hará en Atenas. Es una peli que va a contar la historia de Proactiva Open Arms y Óscar Campos y el drama de la inmigración en la zona de Lesbos".

Dani Rovira
El redactor recomienda