Logo El Confidencial
UNA PERSONALIDAD ÚNICA

Adiós a Carlos García-Calvo: mordaz, entrañable y defensor a ultranza de Letizia

Tenía ya listo su libro sobre la reina Letizia, una especie de diccionario donde cada letra representaba una característica. Con Pablo Iglesias en el poder, la defendía con más fuerza

Foto:  Carlos García-Calvo. (Instagram)
Carlos García-Calvo. (Instagram)

Carlos García-Calvo fallecía el lunes pasado mientras hablaba por teléfono con su gran amigo Rafa. Se cortó la comunicación y ya no la pudo retomar. Era una conversación distendida, con muchas risas y con los comentarios ácidos que eran su santo y seña. Tenía esa capacidad para, con una frase, destrozar al ‘parvenu’, como llamaba a los escaladores sociales y que era su traducción del francés con los advenedizos.

[LEA MÁS: Muere el periodista Carlos García-Calvo, experto en el estilo de la reina Letizia]

Tenía ya listo su libro sobre la reina Letizia, una especie de diccionario donde cada letra representaba una característica. Con la llegada de Pablo Iglesias al poder, la defendía con más fuerza porque no soportaba los ataques del líder de Podemos a la consorte real. Decía con su tono de voz neutro: “Se ha convertido en el marqués de Galapagar y ataca a la nieta del taxista”.

Carlos García-Calvo, en una imagen de archivo. (EFE)
Carlos García-Calvo, en una imagen de archivo. (EFE)

Era clasista por naturaleza, capaz de echar una mirada de fuego si en un sitting figuraba su apellido sin guion, pero también era una persona entrañable que felicitaba a los becarios en presencia de los jefes.

Meses antes de la boda de la infanta Cristina en Barcelona, el hotel Ars organizó un viaje de prensa para presentar los apartamentos de gran lujo que iban a utilizar las familias reales que acudirían al enlace. Una periodista de moda con ínfulas de Anna Wintour, la todopoderosa editora del 'Vogue' norteamericano, trató con desprecio a una de las chicas de recepción. García-Calvo se dirigió a ella, la miró de arriba a abajo y le dijo: “Darling, de donde no hay no se puede sacar, por mucho bolso de firma que lleves”. Y cerró su frase con su palabra preferida: “Parvenu de provincias, que son las peores”.

No caía bien a todo el mundo y tampoco le importaba. Tras el confinamiento decía que estaba en época de “despresentarse” de gente que no le interesaba.

Era magistral con sus conocimientos de la moda y antigüedades. Podía dar una master class en una sobremesa sobre Balenciaga, diseccionar los joyeros de cualquier Casa Real europea y hasta las arcas de los reyes de Tailandia.

Carlos García-Calvo. (IG)
Carlos García-Calvo. (IG)

Entre la realeza, su preferida por encima del resto era Isabel de Inglaterra. No soportaba a Lady Di por ñoña y sufridora, y en cambio resaltaba a Camilla Parker Bowles en sus columnas de ‘El Mundo’. En esos escritos divertidos y satíricos tenía como interlocutora a la señora Denvers. Utilizaba al personaje de ama de llaves de la película 'Rebeca' para darse él mismo la réplica. Esas colaboraciones eran oro puro y temibles para algunas de las jóvenes segundas y terceras esposas de los empresarios setentones.

Carlos Garcia-Calvo tenía previsto iniciar sus vacaciones la semana próxima. Su recorrido estos últimos años era el mismo. Pasaba la primera parte en Palencia, en la casa familiar de unos primos, y después se instalaba con su compañero, Gilles Ricart, en Valencia. Decía que ya había viajado lo suficiente y lo que quería era el mundo rural sin prisas, sin agobios y sin tener que aguantar a los presuntuosos que presumían de barco.

Carlos García-Calvo y Gilles Ricart. (IG)
Carlos García-Calvo y Gilles Ricart. (IG)

Tenía amistad con los grandes de la moda internacional. Manolo Blahnik, el zapatero prodigioso, era uno de sus confidentes. Antes del confinamiento viajó a Madrid para almorzar con él y preparar un posible reportaje como homenaje a sus muchos años de trabajo. Ya no podrá ser. Ahora el homenaje se le brindará a él. En septiembre, su compañero Gilles tiene previsto organizar un encuentro para que los amigos puedan darle ese último adiós.

García (con guion) Calvo ha muerto de la mejor manera posible. Era aún pronto pero lo ha hecho como solo él podía hacerlo, de una manera elegante, compartiendo chismes y risas por teléfono con su amigo Rafa. Descanse en paz, amigo.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios