Logo El Confidencial
ECONOMÍA

Fainé y Goirigolzarri: los dos protagonistas de la fusión bancaria, en la intimidad

Ambos banqueros tienen en común la discreción en su vida personal. Fainé tiene ocho hijos y una familia "muy clan". Goiri da clases de filosofía a la hora de comer

Foto: Isidro Fainé y José Ignacio Goirigolzarri. (EFE)
Isidro Fainé y José Ignacio Goirigolzarri. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura4 min

Isidre Fainé es uno de los protagonistas de la fusión bancaria de la década, la que unirá (si nada lo impide) a la entidad catalana con Bankia en un matrimonio financiero. El otro es José Ignacio Goirigolzarri. El primero, como presidente de la Fundación Bancaria la Caixa, dueña del 40% del banco catalán. El segundo, como presidente de Bankia.

En lo que a temas íntimos se refiere, ambos banqueros tienen en común la discreción en su vida personal, el escaso afán de protagonismo (que se traduce en las pocas entrevistas que dan) y una imagen de cara al exterior bastante incorruptible. En el caso de Fainé, se suele recurrir a sus orígenes humildes para dar la talla del personaje, un hombre tan hecho a sí mismo como el mismo Amancio Ortega. Sus padres eran gente de campo y el joven Isidre (San Isidro es el patrón de los labradores) logró su ascenso social a base de intuición, capacidad de trabajo, estudio y tesón.

Fainé y Goirigolzarri, detrás de César Alierta, durante el funeral de Emilio Botín en Santander. (Cordon Press)
Fainé y Goirigolzarri, detrás de César Alierta, durante el funeral de Emilio Botín en Santander. (Cordon Press)

"Isidre emigró con sus padres a Barcelona, a quienes enseñó a leer, escribir, sumar y restar pero de quien heredó, en especial de su madre, un talante negociador y un alma de comerciante que ha aprovechado. Tanto como para empezar a trabajar con 13 años en un taller de bicicletas por 52 pesetas a la semana", escribió en un artículo Marc Andreu publicado en 2013 en 'Tinta Libre'. Después trabajó en una fábrica de bobinas de motores y finalmente en el Banco Atlántico, un lugar que le permitía, por su horario, estudiar el bachillerato por la tarde y, posteriormente, licenciarse en Económicas. Luego vendrán Harvard, el doctorado en Ciencias Económicas por la Universidad de Barcelona o el IESE.

Paralelamente, la vida personal de Fainé se iba abriendo camino. Se casó con Montserrat Garriga Ferrer, con la que ha tenido ocho hijos, cuatro chicos y cuatro chicas. La segunda nació en Paraguay, donde Fainé trabajaba en el Banco Atlántico. Después volvieron a Barcelona, y es allí donde hoy tienen su vida la mayor parte de los Fainé Garriga, salvo Xavi, que trabaja en FCC Real Estate. El resto ha desarrollado sus carreras en el sector financiero, el marketing o son abogados. "Son una familia con valores muy arraigados, muy clan, Isidro [él prefiere el nombre en castellano] en tiempos solía invitarles cada verano a pasar una semana todos juntos en algún lugar del mundo, no sé si seguirá haciéndolo", explica esta fuente de Caixabank.

La reina Letizia, junto a Isidre Fainé, en una entrega de becas de La Caixa. (Getty)
La reina Letizia, junto a Isidre Fainé, en una entrega de becas de La Caixa. (Getty)

La prensa les ha respetado. Solo han sido objeto de interés en las sucesivas bodas de los hijos, y principalmente porque una de las invitadas ilustres solía ser la infanta Cristina acompañada de Iñaki Urdangarin. La hermana del rey Felipe y la familia Fainé se tienen mucho cariño, hasta el punto de que el jugador de balonmano confesaba en tiempos que consideraba a Isidre como "un segundo padre".

Goiri

Mucho más abierto en cuanto a conceder entrevistas a medios y hablar cuando es necesario hacerlo es José Ignacio Goirigolzarri, un 'jefe' que ha estado al pie del cañón durante la pandemia del coronavirus. Mientras el personal de las oficinas bancarias seguía acudiendo a sus trabajos (consideradas un servicio esencial), él también se presentaba cada mañana en su despacho de las Torres Kio, con su traje y su corbata, como confesó en una entrevista en 'El País': “Si teníamos miles de empleados en las oficinas con los clientes, para mí era algo simbólico estar aquí”, afirmaba.

Este tipo de actitudes y declaraciones son las que han hecho de Goiri, como se le conoce en el mundo financiero, un banquero de imagen impecable, por más que eso pueda parecer imposible hoy en día. También fue uno de los asesores que ayudó al alcalde Almeida en el plan de Reconstrucción Económica y Social de Madrid.

José Ignacio Goirigolzarri, junto a Pau Gasol y el rey Felipe en una entrega de premios. (Getty)
José Ignacio Goirigolzarri, junto a Pau Gasol y el rey Felipe en una entrega de premios. (Getty)

De su vida personal se sabe poco, o casi nada. Está casado con la empresaria Isabel Artaza y tienen dos hijos, Jon y Josebe. El primero es asociado principal en Derecho Bancario y Financiero en Garrigues, y la segunda es cardióloga y trabaja en uno de los grandes hospitales públicos de Madrid. El matrimonio tiene su residencia oficial en Bilbao, aunque cuenta en la capital con una vivienda de alquiler.

Formado en los jesuitas, Goiri tiene aficiones mundanas, como andar por el monte o pasar algún fin de semana en Marbella, y algo más extraordinarias, como la filosofía. Cuando tiene tiempo, como reveló 'El País', suele recibir clases particulares de esta disciplina con su amigo y compañero Santiago Eguidazu (presidente del banco de inversión Alantra) a la hora de comer. No es la primera vez que un banquero se siente atraído por el pensamiento filosófico, también Jaime Botín, expresidente de Bankinter, dejó su actividad profesional para dedicarse a la filosofía.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios