Comer con las manos y no decir 'no': así educan Pablo e Irene a sus hijos
  1. Famosos
POLÍTICA

Comer con las manos y no decir 'no': así educan Pablo e Irene a sus hijos

La ministra de Igualdad cuenta que ha escogido para sus hijos el método Montessori y el Baby Led Weaning, que supone que los bebés coman alimentos sólidos desde el principio

Foto: Pablo Iglesias e Irene Montero, en el Congreso. (EFE)
Pablo Iglesias e Irene Montero, en el Congreso. (EFE)

Es tener un hijo y entrar en un mundo desconocido hasta la fecha que se antoja infinito. Como una suerte de dimensión paralela. Suele sucederles a la mayoría de padres y madres, y así le ha pasado a Irene Montero, quien ha dado una entrevista a ‘Vanity Fair’ y ha hablado de maternidad, tipos de crianza, lecturas y métodos varios, tantos que podrían llenar estanterías. La ministra de Igualdad dice que lee a Julio Basulto, uno de los nutricionistas más reconocidos, sobre todo en alimentación infantil. Que sus hijos acuden a la guardería del Congreso, donde se rigen por el método Montessori. Y además, aplica, entre otras cosas, el Baby Led Weaning, un nuevo modelo de nutrición infantil que ha cambiado los purés por la comida sólida, entre otras cosas. Analizamos aquí, con expertos, las diferentes opciones que han escogido Montero y su pareja, el vicepresidente Pablo Iglesias, para criar a sus tres hijos.

LEA MÁS: Irene Montero habla de los rumores de infidelidad de Pablo Iglesias

La ministra cuenta que sus hijos pasan el día en la guardería del Congreso, donde se imparte el método Montessori, aunque lo cierto es que este centro no aparece como adscrito a la Asociación Española Montessori, la entidad encargada de dar el sello de calidad a las escuelas que quieran seguirlo. No es necesario tenerlo para aplicar las enseñanzas de Maria Montessori, una pedagoga italiana que abogaba por dar más libertad al niño en el momento de aprender. Las enseñanzas Montessori se basan, según informan desde la AEM, en “practicar el arte de la observación, como decía Maria Montessori, sin juicio, sin interrupción, sin expectativas”. Cada niño es tratado como un individuo independiente y aprende a través del juego y en función de sus propias capacidades, sin tener el cuenta las del resto de compañeros.

Pablo Iglesias, junto a Carolina Bescansa, y su bebé e Irene Montero. (EFE)
Pablo Iglesias, junto a Carolina Bescansa, y su bebé e Irene Montero. (EFE)

El Centro Infantil Congreso de los Diputados es un espacio de 350 metros cuadrados que permite la libre expresión de los niños. Tiene capacidad para 50 pequeños y no suele estar llena. Situada en la planta baja del Congreso, la guardería cuenta con tres clases, la de los delfines (de 0 a 1 años), los pelícanos (de 1-2 años) y los leones (2-3 años). Tienen un patio con juguetes y columpios, comedor, sala multiusos, y su horario suele ser de 9 de la mañana a 8 de la tarde, aunque puede ampliarse en función de las necesidades de los padres. Este centro educativo, tal y como nos confirman cuando les llamamos, "es solo para trabajadores del Congreso", lo que incluye desde ujieres hasta diputados.

150 euros al mes

Es curioso que en la web del Congreso no aparece información alguna sobre este servicio y desde la propia institución no saben muy bien cómo funciona. Es la empresa que se encarga de su gestión, Workandlife, la que ofrece más detalles sobre las instalaciones, que ganó en un concurso en 2006, cuando se inauguró la guardería. Por cierto, cuesta 150 euros al mes, un precio muy bajo en comparación con la oferta de educación infantil de la capital. También cuentan con servicio de piscina y de escuela de padres. No sabemos si en esta guardería siguen el método Bay Led Weaning, uno de los más novedosos en cuanto a nutrición infantil se refiere y que Montero cita en su entrevista.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, con su hijo. (EFE)
La ministra de Igualdad, Irene Montero, con su hijo. (EFE)

Hablamos con la Asociación Española de Pediatría sobre esta novedosa opción. El Baby Led Weaning es un método por el que “el bebé dirige el proceso de cambio hacia la alimentación variada”. Desde la AEP señalan que “progresivamente se ha convertido en una tendencia muy bien aceptada por los padres, porque les resulta mucho más sencillo. Así, le van ofreciendo alimentos de los que toma la familia, que el niño coge con su mano y los mordisquea. Aquí no hace falta una persona adulta dando papillas con una cuchara. El resto del tiempo, el bebé sigue tomando el pecho o el biberón”.

Crianza respetuosa

Quienes siguen este método suelen introducir los alimentos sólidos desde el principio y los bebés comen con las manos si quieren, para probar texturas y sabores libremente. Suelen comer en la mesa con sus padres, con quienes comparten menú. Es una de las ventajas, dicen, de este método: “Es una de las ventajas, el bebé come alimentos que ya hay en la mesa, no hace falta comprar otros, ni guisarlos de modo especial. Come al mismo tiempo que la familia. La segunda: que se va acostumbrando a las comidas de su casa, de su cultura”. Con este sistema “se evita el paso intermedio de papillas y purés (aunque no es incompatible) y una nueva transición cuando ya toque pasar a la comida casera”. Además, “el bebé come a su ritmo, según adquiere habilidades. Nunca se le fuerza, lo que disminuye muchos conflictos familiares”.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, con su hija. (EFE)
La ministra de Igualdad, Irene Montero, con su hija. (EFE)

Esta es otra de las claves de la educación de Montero e Iglesias, evitan decir 'no' a sus hijos, algo muy en boga en la crianza: se trata de la llamda crianza respetuosa, que pretende no infundir miedos en los pequeños y que tiene su base en las nuevas tendencias en pediatría y psicología infantil. En la misma línea se pronuncia Julio Basulto, de quien Montero dice que lee sus libros. Este nutricionista defiende que los pequeños coman "más vegetales y menos animales", aboga por el juego y el ejercicio físico, y pone a los padres en el centro de la vida de los hijos, como ejemplo de comportamiento. Todo va en la línea que declara la propia Montero, quien dice que tanto ella como su marido son "muy niñeros" y que pasan horas de juego en el suelo con sus pequeños.

Pablo Iglesias Irene Montero