Resolvemos el misterio de la alianza de Paloma Cuevas
  1. Famosos
tras lucirla en una portada de '¡hola!'

Resolvemos el misterio de la alianza de Paloma Cuevas

La alianza que ha lucido Cuevas no pertenece al día de su boda con Enrique Ponce. Según han confirmado fuentes cercanas a Vanitatis, es la sortija de su abuela y ella la luce como homenaje

Foto: Paloma Cuevas. (Getty)
Paloma Cuevas. (Getty)

Paloma Cuevas no ha querido tener perfil público desde que saltó la noticia de su separación matrimonial. Casi no tiene actividad en sus redes y la pocas imágenes familiares que aparecen en su Instagram están relacionadas con sus padres o son personales. Por eso fue muy comentada en su momento la imagen que salía en la portada de la revista '¡Hola!' en pleno tsunami mediático.

En esa fotografía no aparecía, como era habitual en ella, risueña y mirando a cámara. Se tomó en la finca Cetrina y lo más llamativo era que lucía una alianza que se suponía era la de su boda. Resultaba sorprendente, porque Enrique Ponce ya había declarado su “amor, forever” a la joven estudiante de Derecho, Ana Soria. Los comentarios no se hicieron esperar. Se habló de todo: desde que se trataba de un reto a la nueva pareja de su marido hasta que era una manera de demostrar su papel principal en esta historia.

Ana Soria y Enrique Ponce, en sus redes sociales. (Instagram @anasoria)
Ana Soria y Enrique Ponce, en sus redes sociales. (Instagram @anasoria)

En realidad, nada tenía que ver con esas dos explicaciones. La alianza que ha lucido (y que seguramente seguirá llevando) Cuevas no pertenece al día de su boda con Enrique. Según han confirmado fuentes cercanas a Vanitatis, es la sortija de su abuela y ella la luce como homenaje. La suya se extravió hace tiempo y llevarla es una manera de recordarla.

Portada de '¡Hola!' con Paloma Cuevas.
Portada de '¡Hola!' con Paloma Cuevas.

Enrique Ponce y Paloma Cuevas se casaron el 25 de octubre de 1996 en la catedral de Valencia, la tierra del torero. La boda se retransmitió por Canal Nou y fue el gran acontecimiento del otoño. El torero llegó del brazo de su madre, Enriqueta Martínez, y la novia hizo lo mismo acompañada de su padre, Victoriano Valencia, apoderado de Ponce. Lució un vestido inspirado en el que utilizó su madre, firmado por Chus Basaldúa. La anécdota de ese día fue que olvidaron las alianzas en el hotel. Años después, una de ellas se perdió y ahora esa joya vuelve a estar de actualidad.

Paloma Cuevas Enrique Ponce
El redactor recomienda