El arquitecto de Teresa Campos nos desvela los secretos de su casa y una opción de venta
  1. Famosos
SIGUE SIN VENDERSE

El arquitecto de Teresa Campos nos desvela los secretos de su casa y una opción de venta

Ignacio Recarte nos cuenta cómo se creó el palacete de la presentadora y propone que podría segregarse en dos viviendas para venderse por separado

Foto: María Teresa Campos, en una imagen de archivo. (Getty)
María Teresa Campos, en una imagen de archivo. (Getty)

La mansión de María Teresa Campos se ha convertido en el epicentro informativo sobre el estado de las finanzas de la periodista malagueña, y es mucho lo que se ha publicado sobre esta propiedad inmobiliaria que tantos quebraderos de cabeza le ha dado, aunque se multiplican los flecos que han quedado sueltos en estas semanas. Son muchos los que han dado su testimonio sobre la fortuna que invirtió en ella, que está más que acreditada y corroborada por ella (en una reciente entrevista con David Broncano admitió que esa había sido su gran apuesta económica con lo que había ganado en su brillante y larga carrera). Sin embargo, faltaba una pieza del puzle, el testimonio del arquitecto que convirtió la casa de sus sueños en una realidad. Y a tenor de ciertos acontecimientos, en una pesadilla.

Nos ponemos en contacto con Ignacio Recarte para que rememore cómo fue el proceso de diseño y construcción de la misma, y le sorprende enterarse por nosotros de que no se ha vendido, algo que él daba por hecho: "Hace ya dos o tres meses que no hablo con María Teresa y sé que sí tenía un comprador, que es lo que leí en la prensa". En efecto, la revista 'Lecturas' publicaba el pasado mes de julio que había conseguido venderla por 3,2 millones de euros, pero unas semanas más tarde, en agosto, desmentía en declaraciones a Europa Press que se hubiera consumado la operación. Visiblemente enfadada, por cierto: "Eso os lo habéis inventado, llevo toda la mañana desmintiéndolo".

El problema de la ubicación

Recarte, que se muestra prudente a la hora de hablar sobre la periodista, recuerda haber mantenido una relación fluida con ella para poner en pie esta mansión que, según él, tiene enormes alicientes para un hipotético comprador: "Es enorme y en realidad son dos casas en una. Y un detalle importante es que la piscina es interior, aunque en el proyecto inicial iba fuera de la casa, porque a María Teresa le gusta bañarse dentro. Se hicieron algunas cosas fuera de lo común, pero, sobre todo, se hizo acorde a sus necesidades".

María Teresa Campos, con Bertín Osborne en 'Mi casa es la tuya'. (Mediaset)
María Teresa Campos, con Bertín Osborne en 'Mi casa es la tuya'. (Mediaset)

Sobre las cualidades que tiene el palacete, el arquitecto subraya que "empezó a venderse, si no me equivoco, en algo más de cinco millones, y se ha tenido que rebajar mucho. Tengo que decir que es una casa que vale el precio que ella pedía inicialmente. No en vano, las obras duraron siete años y teníamos reuniones periódicas de siete u ocho personas, lo que llevó a que se prolongaran. Había mucha gente opinando, pero lo importante es que al final se llegó a un buen término. Al final quedó una casa fantástica. María Teresa estaba muy implicada y aparecía mucho por la obra. Lo único es que si hubiera estado en una urbanización más céntrica, más cerca de Madrid, se habría vendido mejor. Es el único hándicap que tiene".

Una opinión que comparte una persona cercana a María Teresa, quien nos comenta que "si esta casa la hubiera construido en La Florida o en La Moraleja sería una perita en dulce. Esta fue una de las grandes diferencias que tuvo con su pareja de entonces, Félix Arechavaleta (el arquitecto, que falleció en 2006, fue su pareja durante 14 años, hasta 2001), porque él consideraba que Molino de la Hoz no era el lugar idóneo para una construcción de esas características. Molino es una ciudad habitada por profesionales liberales, clase media, pero no por gente con la capacidad adquisitiva para hacerse cargo de una propiedad así. Sin embargo, ella ya había vivido en un adosado allí, que vendió muy bien y que estaba junto al de Carmen, que se comunicaba con el jardín y tenían piscina para ambas, e insistió en construir en esa zona".

María Teresa Campos, en 'Enredados', su espacio en su canal de YouTube. (Captura)
María Teresa Campos, en 'Enredados', su espacio en su canal de YouTube. (Captura)

Nuestra fuente mantiene también que discrepaban sobre la distribución de la misma: "Félix consideraba que se daba demasiado protagonismo a las zonas comunes, con ese salón gigantesco que se usaba fundamentalmente para las visitas, que consideraba más apropiadas para un ático en la calle Almagro de Madrid, que la zona que ella utiliza habitualmente, donde tiene un dormitorio espectacular, su vestidor, un salón... Y luego está la piscina, que mantenerla climatizada cuesta un dineral, al igual que la casa y el jardín, porque es una zona en la que el invierno es muy frío y el verano muy caluroso, al encontrarse en medio de la meseta. En cuanto a los costes de decoración, no hay que olvidar que Jaime Fierro (fallecido en 2009 y muy cercano a la infanta Elena, cuya casa también decoró) tuvo la mano abierta para adquirir lo que estimase oportuno. Él era habitual de las subastas de Londres y tenía clientes muy selectos".

Un proyecto poco habitual

Sobre las espectaculares dimensiones de lo que casi podríamos denominar un complejo, Ignacio Recarte, el artífice de la mansión que tanta popularidad alcanzó por ser el escenario principal del docu-reality 'Las Campos', pone el énfasis en que tuvo facilidades a la hora de trabajar y sacar adelante este proyecto: "Jaime Fierro, el decorador, y yo estuvimos colaborando de una manera estrecha. Él, como es lógico, en las cuestiones de decoración, y yo en la forma de la casa, que querían que fuera clásica y considero que sí conseguimos ese objetivo. Estuvimos trabajando mano a mano los dos. Ella había visto un proyecto mío en la urbanización de los diplomáticos (en Aravaca) y preguntó por mí porque quería una casa parecida. Por eso nos contrató".

María Teresa Campos, junto a Bertín Osborne. (Mediaset)
María Teresa Campos, junto a Bertín Osborne. (Mediaset)

Ignacio está al frente del estudio NB90 Arquitectura, creado en 1985 y volcado en la obra nueva. "Nosotros hacemos fundamentalmente vivienda unifamiliar y colectiva", nos dice. Y cuando le preguntamos si ha vuelto a estar al frente de una obra de la magnitud de la mansión de Campos, recalca con contundencia: "No, hemos hecho casas de 500 o 600 metros, pero tan grande como esta no". El arquitecto, en efecto, hace referencia a una vivienda un tanto inusual, ya que hablamos de 1.615 metros cuadrados edificados, en un parcela de 6.345 distribuidos, entre otras estancias, en 12 dormitorios, 15 cuartos de baño, sala de cine, dos cocinas, bodega y biblioteca. Y tiene la particularidad de que se hicieron remodelaciones para que hubiera dos viviendas, una de ellas destinada a Carmen Borrego, quien de esta forma podía gozar de autonomía e intimidad absoluta estando al mismo tiempo al lado de su madre. Unas obras que encarecieron bastante lo invertido en la mansión, pero que también podrían ser una salida para conseguir venderla, según nos desvela el arquitecto.

Una posible vía para venderlo

"Hay un proyecto, todavía sin legalizar, para dividir la casa en dos. El proyecto se hizo, pero no se legalizó. En el momento en el que alguien quisiera comprar una de las viviendas independientemente, se realizaría. Se procedería entonces a hacer una segregación, porque al principio eso eran dos parcelas. Sería volver al estado primitivo. No con la forma que tenían antes las parcelas, sino que la segregación cumpliría con las normas y se haría para que cada vivienda tuviera su parcela adecuada", nos comenta Recarte, quien plantea una opción de venta que hasta el momento no había trascendido y que tal vez la propia María Teresa no se ha planteado todavía.

Aun así, una persona del entorno de la presentadora nos apunta que otra opción para mejorar su situación económica es que Carmen Borrego volviera a ocupar esa segunda vivienda con su marido, José Carlos Bernal, que actualmente está desempleado: "La casa adosada, que tiene tres habitaciones, está perfectamente equipada y es perfecta para sus necesidades actuales, y además le ahorraría muchos gastos. No entiendo por qué no se muda allí, porque en su casa actual también tiene que utilizar coche para desplazarse. Se encontraría en unas circunstancias muy similares y es una pena, la verdad, que no se use. Aun así, creo que la mejor opción es venderla, aunque tenga que bajar el precio aún más".

Foto:  María Teresa Campos. (CP)

En cualquier caso, la venta de la mansión no parece ser tarea sencilla. Este miércoles publicaba 'Lecturas' que no está libre de cargas, que es una de las primeras cuestiones que un comprador tiene en cuenta a la hora de decantarse por la adquisición de un inmueble. Según la publicación, serían nada menos que 2.171.373, 68 euros la cantidad, como consecuencia de dos embargos preventivos y dos hipotecas, según los documentos a los que asegura haber tenido acceso la mencionada publicación, lo que sin duda sería un enorme lastre para sus finanzas, ya que la cantidad seguiría creciendo a consecuencia de los intereses. Sin embargo, horas más tarde llegaba el desmentido de la presentadora.

La tarde de este miércoles, en torno a las 19.00 horas, emitía un comunicado María Teresa Campos en el que leemos: "En fecha 14 de octubre del corriente, se ha procedido a publicar un artículo en el que se hace referencia a mi persona en la revista 'Lecturas' bajo el titular 'Teresa Campos desesperada por las deudas. Hacienda le reclama 700.000 euros'. En el texto de ese artículo se vierten informaciones incompletas con manifestaciones que no son ciertas, como que mi vivienda está gravada con dos hipotecas por importe de más de un millón de euros, vulnerándose con ello mi derecho al honor y a la imagen. Emito el presente comunicado para evitar que se produzcan mayores perjuicios a mi persona y/o que se deriven responsabilidades para otros medios de comunicación que al reproducir el contenido de referido artículo podrían también vulnerar mis Derechos. Asimismo, les informo que hago expresa reserva del derecho a ejercer las acciones legales que puedan derivarse de los referidos hechos".

Un experto nos saca de dudas

Más allá de la documentación oficial y las cifras que aparecen reflejadas en la misma, nos preguntábamos cuál sería la deuda real de María Teresa y cómo podría hacer frente a la venta de su mansión. Este mediodía, unas horas antes del mencionado comunicado, nos poníamos en contacto con Alberto Ventas, sales manager de Casaktua, un portal inmobiliario que gestiona inmuebles de segunda mano y de nueva construcción propiedad de entidades bancarias, para arrojar luz sobre el asunto y cómo podría realizarse la operación inmobiliaria.

"Cuando tenemos una vivienda con cargas, lo primero que se hace es identificar al titular de las cargas. No es lo mismo que hablemos de hipotecas o de deudas con Hacienda. Las cargas hipotecarias sí se pueden negociar con el propio banco. Puedes llegar a un acuerdo de cancelar la deuda una vez la vendas. Otra cuestión son los embargos, que te obligan a hablar con Hacienda o con el Ayuntamiento para ver si se puede llegar a un acuerdo en la rebaja de esos importes. Una carga que aparece en una nota simple no significa que su deuda actual sea, en este caso, de 2 millones de euros. Habría que ver cuál es el saldo actual. Cuando constituimos una hipoteca, en la nota simple siempre va a aparecer que lo hemos solicitado y el importe total, el capital inicial, intereses y costas, pero puede ser que se haya cancelado una parte. La deuda puede estar incluso cancelada económicamente, aunque no se haya cancelado en el registro", nos explicaba, subrayando, además, que generalmente esto se suele hacer para ahorrar los gastos consiguientes de hacer una nueva escritura, por lo que suele esperarse a la venta.

María Teresa Campos