Carlos Sainz: disciplinado, caballero a la antigua usanza y piloto por culpa de su cuñado
  1. Famosos
una vida de éxitos

Carlos Sainz: disciplinado, caballero a la antigua usanza y piloto por culpa de su cuñado

El bicampeón mundial de rallies y tres veces ganador del Dakar recoge hoy en Oviedo el Premio Princesa de Asturias de los Deportes en una ceremonia presidida por los Reyes

Foto: Carlos Sainz, en Asturias. (EFE)
Carlos Sainz, en Asturias. (EFE)

Muy discreto, muy familiar, con un círculo de confianza de toda la vida con su mujer Reyes, a la que conoce desde casi la adolescencia, en el centro y también junto al que es su mánager desde los años 80, Juanjo Lacalle. Así describen los que lo conocen bien a Carlos Sainz, flamante premio Princesa de Asturias de los Deportes.

Tan familiar es que incluso su carrera deportiva le llega por su cuñado, Juan Carlos Oñoro, a quien conoció con 13 años, cuando era piloto oficial de Chrysler y llevaba de copiloto a Lacalle. Pese a que en su casa no sentó bien su afición, Carlos empezó a correr al poco tiempo de cumplir los 18 años y al año siguiente consiguió acabar subcampeón de la Copa Iniciación de circuitos. Años después llegarían sus grandes triunfos: dos mundiales de rallies en 1990 y 1992 con Toyota, y hasta tres victorias en el Rally Dakar.

 Carlos Sainz y Luis Moya celebran una victoria en el rally de Gran Bretaña en 1992. (Getty)
Carlos Sainz y Luis Moya celebran una victoria en el rally de Gran Bretaña en 1992. (Getty)

Aún con una pasión tremenda para las carreras, como si tuviera 20 años, el madrileño conseguía su última victoria en la legendaria prueba este 2020, en una edición muy especial en la que se ha sentido especialmente satisfecho de haber batido a gente mucho más joven pero con mucha experiencia. Un orgullo que también se suma a haber sido elegido como el mejor piloto de la historia del mundial de rallies tanto por sus compañeros como por los aficionados este año.

Detrás de esta hambre de victorias y de seguir sumando éxitos años a los 58 años –le llena de orgullo y satisfacción ser el ser piloto que ha logrado ganar dos Dakar con más edad– hay mucha disciplina en su día a día. Madruga mucho, se mete en la sauna a las 7 de la mañana y sigue una rutina intensa de ejercicios.

Foto: La familia real, en la antigua Fábrica de Armas. (Limited Pictures)

Persona de valores a la antigua usanza, es muy poco amigo de la polémica, padece cierta timidez social y donde disfruta más es en el campo cuidando de sus viñedos en Cebreros, el pueblo de Ávila donde nació Adolfo Suárez, que ya han producido varias añadas de un vino tinto de uva garnacha llamado Pegaso. Aunque dedica mucho tiempo a sus negocios, sigue volcado en su equipo. Minucioso hasta la saciedad, es una persona que según todos sus equipos es, en el buen sentido, muy pesado. Trabajador incansable, machaca a la gente a base de perseverancia, hasta llegar a conseguir lo que quiere de los coches. Según la gente que le conoce bien, cuando Sainz llega a un equipo, la gente tiembla porque es extremadamente metódico.

Sainz y Alonso, en una imagen de 2007. (Getty)
Sainz y Alonso, en una imagen de 2007. (Getty)

También ha sido muy importante para Fernando Alonso cuando el piloto asturiano participó en el Dakar. Fue a Sainz al que primero pidió consejo y este le dijo que había que respetar mucho a este mítico rally. Ambos se llevan muy bien, se respetan mutuamente, y Alonso le ve como una especie de hermano mayor.

Por supuesto, y aunque le gusta mantenerse en la distancia, Sainz sigue muy de cerca la carrera de su hijo Carlos en la F1, incluso a la hora de firmar contratos, viviendo con gran intensidad cada prueba. Cabe destacar que si alguna vez Carlos Sainz Jr. consigue ser campeón del mundo, serán la única pareja padre hijo en ganar mundiales de Fórmula 1 y de Rally.

Carlos Sainz Jr., en Monza el pasado septiembre. (Getty)
Carlos Sainz Jr., en Monza el pasado septiembre. (Getty)

Desde luego, ese es el objetivo del joven piloto, como contaba a Vanitatis en una entrevista: "Me veo campeón del mundo. Y estoy trabajando en crear mi historia. Piensa que tengo un padre campeón del mundo y un ídolo como Alonso al que me toca darle el relevo. Pero no me siento presionado por sus referencias, han marcado una época y sé que estoy aquí por sus ejemplos. Pero mi historia es diferente y haré todo según mi visión".

Adolfo Suárez Fernando Alonso
El redactor recomienda