La vida escondida de Rosalía Iglesias, la hija del camionero que "casó bien"
  1. Famosos
TRIBUNALES

La vida escondida de Rosalía Iglesias, la hija del camionero que "casó bien"

Nacida en Astorga, en una familia humilde de cinco hermanas, la mujer de Luis Bárcenas llevaba una vida de alto nivel y anónima hasta que la Justicia llamó a su puerta

Foto: Rosalía Iglesias, en una imagen de archivo. (EFE)
Rosalía Iglesias, en una imagen de archivo. (EFE)

El portal de la calle Príncipe de Vergara donde reside la familia Bárcenas Iglesias es, probablemente, uno de los más conocidos del madrileño barrio de Salamanca. "Yo hasta he dormido allí", cuenta un periodista. "Una vez estábamos haciendo guardia y salió ella, con un gorro enorme, sin pintar, una coleta y una cara... La seguimos hasta que nos pidió que la dejáramos en paz. 'Esto es inhumano, insoportable', nos dijo. Cada vez que salía pasaba lo mismo, hasta que dejó de salir y nosotros de hacer guardias".

Ella es Rosalía Iglesias, la esposa de Luis Bárcenas, cuya entrada en prisión es inminente. Es probable que sea en la cárcel de Alcalá Meco, según algunas fuentes. En palabras del Supremo, Rosalía Iglesias desarrolló "una conducta claramente activa en orden a cooperar en esta dinámica de defraudación, ocultación y posterior afloramiento del dinero ilícitamente obtenido por su esposo. Su participación, como hemos visto, no se limitó a plasmar su firma en cierta documentación”. El Alto Tribunal la ha condenado a 12 años de prisión por distintos delitos fiscales y de blanqueo de capitales, entre otros, y ahora será la Audiencia Nacional quien deba comunicarle su entrada en prisión.

Iglesias era una absoluta desconocida hasta que los distintos casos judiciales en los que se vio envuelto su marido, extesorero del Partido Popular, la salpicaron de lleno. En su caso, la fuimos conociendo a golpe de titulares, como cuando la investigación desveló que había ingresado en sus cuentas 11 millones de euros en un año. O cuando en un escrito de más de 70 folios sus abogados solicitaron al juez que le permitiera aumentar sus gastos al mes, y entre la lista de recibos y facturas incluyó 575 euros en comida, 150 euros en farmacia y 50 euros de peluquería.

Pero los titulares corren el riesgo de trazar una caricatura. Rosalía Iglesias sigue siendo a día de hoy una gran desconocida, más allá del rictus y las gafas de sol que la suelen acompañar en su vida pública. "En Astorga la llamaban la Palillo", recuerda una periodista leonesa en conversación con Vanitatis. Los investigadores sin embargo la apodaron 'la Rubia'. A pesar de que Rosalía visita Astorga (la ciudad en la que nació y sigue viviendo buena parte de su familia) muy de vez en cuando, es la prensa local quien mejor ha retratado a esta mujer tan críptica. Rosalía es la menor de las cinco hermanas Iglesias Villar (una ya fallecida), hijas un camionero que montó una empresa de transportes. Vivían en un barrio humilde, San Andrés. "Eran tantas que Chus, una de ellas, se crió en acogida con otra persona de Astorga", contó 'ABC', algo habitual en muchos pueblos.

Ella "casó bien". La joven Rosalía no pudo estudiar una carrera, pero se dedicó a trabajar desde muy joven. Se marchó a Madrid, donde entró a trabajar primero en una peletería y luego como secretaria en el Partido Popular. Estuvo seis meses colaborando con Jorge Verstrynge en el año 1983, quien la ha descrito en varias entrevistas como una secretaria muy eficiente, "trabajadora, fiel y que no creaba problemas". También llamaba la atención porque era una mujer muy guapa.

Después de esos meses, Iglesias entró en el equipo de un joven Luis Bárcenas, que entonces estaba casado y tenía ya un hijo (Ignacio Bárcenas, hoy estrella del póker online). Se casaron años después en la embajada de Francia y poco después tuvieron a Guillermo, la estrella de Taburete. Como reconoció en sede judicial, ella siguió trabajando hasta mediados de los noventa pero desde entonces no le ha hecho falta.

La pareja se subió a un ascensor social frenético. En muy poco tiempo el matrimonio adquirió una casa en Baqueira Beret, otra en Marbella y un piso en el barrio de Salamanca

La pareja se subió a un ascensor social frenético. En muy poco tiempo el matrimonio adquirió una casa en Baqueira Beret, otra en la urbanización Guadalmina de Marbella y un piso en el barrio de Salamanca, además de acumular cantidades muy importantes de dinero que afloraron durante la investigación judicial. Todo está embargado, pero la familia Bárcenas ha mostrado músculo cuando ha sido necesario. La primera vez que Rosalía entró en prisión, en 2018, su hijo Willy la sacó menos de 24 horas después al pagar una fianza de 200.000 euros conseguidos en tiempo récord entre casi una veintena de allegados.

Sus hermanas

La familia de Rosalía le ha demostrado su lealtad a lo largo de travesía judicial. Su hermana Arminda fue quien abonó los honorarios a los abogados de Bárcenas, un montante de cerca de 60.000 euros que fue objeto de investigación judicial porque triplicaba el sueldo medio anual de Arminda como trabajadora de una empresa familiar del sector cárnico. Otra de sus hermanas ha colgado numerosas veces a los periodistas que llaman para hacerle preguntas a la famosa joyería que regenta con su marido en León. Un cuñado, viudo de la hermana que murió, puso dinero para pagar la fianza de Rosalía. Como también su madre, Arminda Villar. Jamás han hablado.

Foto: Número 32 de la calle General Díaz Porlier, donde Rosalía Iglesias tenía la galería de arte. (Google Maps)

Luis Bárcenas fumándose un puro, de etiqueta, en la plaza de España de Astorga. La foto se publicó en la prensa local en 2017. La familia había acudido a una boda y el extesorero del PP estaba celebrándolo. No es habitual verles por allí, aunque a Rosalía sí le gustaba visitar el cementerio en Todos los Santos. Este puente no será posible, si se cumplen los plazos.

Luis Bárcenas Willy Bárcenas