Ni Amancio ni Marta: no habrá foto familiar de los Ortega en Casas Novas este año
  1. Famosos
EFECTOS DEL COVID

Ni Amancio ni Marta: no habrá foto familiar de los Ortega en Casas Novas este año

Se anula el concurso de diciembre, aunque la 'zariña' continúa vinculada a la hípica como propietaria de varios caballos de salto y por la afición de su hijo

Foto: Ni Amancio ni Marta: no habrá foto familiar de los Ortega en Casas Novas este año
Ni Amancio ni Marta: no habrá foto familiar de los Ortega en Casas Novas este año

Es una de las citas más esperadas en el calendario de los Ortega, pero este año, como tantos otros eventos, no tendrá lugar. El Concurso Internacional de Saltos de Casas Novas supone una de las contadas ocasiones en las que se puede ver públicamente al hombre más rico de España en compañía de su familia. Este año, era de esperar que apareciera junto a su inseparable mujer (Flora Pérez) y su hija y ojito derecho, Marta. El torneo hípico es una excelente excusa para descubrir a Amancio en su faceta más personal.

En ocasiones anteriores hemos podido ver al fundador de Inditex arropado también por otros miembros que se han ido incorporando al clan familiar como Carlos Torretta, marido de la heredera, y Amancio, el hijo de Marta y Sergio Álvarez Moya, que lleva el nombre del abuelo. Es a él a quien, a pesar de su corta edad (solo tiene 6 años), ya le llaman bastante la atención los caballos. No es de extrañar en un niño que se ha criado en los circuitos hípicos donde concursaban sus padres. Actualmente acude con asiduidad a Casas Novas a visitar los corceles propiedad de su madre, o al centro hípico de alto rendimiento de su padre, situado en La Moraleja (Madrid).

Este 2020 podría haber sido un año especial para los Ortega porque incorporaban un nuevo miembro a la foto de familia: la pequeña Matilda Torretta, primera hija del matrimonio nacida hace seis meses. Sin embargo, nada de eso tendrá lugar.

Amancio, en el Concurso de Saltos Internacional de A Coruña. (EFE)
Amancio, en el Concurso de Saltos Internacional de A Coruña. (EFE)

Casas Novas, el lujoso club hípico coruñés construido por Amancio Ortega para su hija Marta, ha anulado una de las citas más importantes del año: se trata del concurso internacional en el que el club se viste de gala para recibir a los más prestigiosos jinetes y amazonas del mundo. Este certamen, al que tradicionalmente acude la familia Ortega al completo, estaba previsto para el mes de diciembre y era puntuable para la Copa del Mundo de la Federación Ecuestre Internacional, pero... “la pandemia de covid-19 hace inviable la celebración del evento en condiciones adecuadas de seguridad para los participantes”, desvela un comunicado al que ha tenido acceso Vanitatis.

Foto: Amancio Ortega y la serie que prepara Amazon sobre su vida: "No tiene relación"

Un golpe para su entrenador

Marta Ortega es una gran aficionada a la hípica. Primero lo fue como amazona de saltos y más tarde 'colgó las botas' aunque no perdió su afición y la ha continuado como propietaria de caballos de salto. Curiosamente, los años más fructíferos de su carrera como amazona fueron 2014 y 2015. Quizás influenciada por su exmarido, quien está considerado uno de los mejores jinetes de España y firmemente consolidado internacionalmente. A finales de 2014, la pareja se separó y ambos han rehecho sus vidas manteniendo una buena relación.

Foto: Así han sido las vacaciones de Marta Ortega, entre Italia y Galicia con su bebé

Desde esa separación, todos los corceles de la heredera son montados por el jinete holandés Eric van der Vleuten y su hijo Maikel, quien fue entrenador esporádico de Marta y actualmente es su hombre de confianza en cuestiones hípicas. Además de ser amigos y tener una edad similar, es quien le recomienda qué caballos comprar, los entrena y concursa con ellos. Maikel además está patrocinado por Massimo Dutti, empresa del grupo Inditex, propiedad de Amancio Ortega, que también patrocina diversos circuitos hípicos. Hace poco Maikel sufría un duro golpe al perder a su yegua VDL Groep Saphire B, de 21 años, un ejemplar con el que había ganado varios premios internacionales y una de sus yeguas más queridas.

Los caballos de la heredera

Por su parte, la 'zariña' es propietaria de, al menos, siete caballos de salto que compiten en campeonatos internacionales: un caballo castrado de diez años llamado Beauville Z y las yeguas Elwikke (8 años), Sildouch Z (9 años), Snoes (11 años), Dana Blue (12 años), Didi Utopia (12 años) y Dana Blue, de 14. Beauville Z fue el campeón del certamen de Casas Novas celebrado en diciembre del año pasado, concursando en la categoría top 5* y montado por Maikel van der Vleuten. El premio fue la nada desdeñable cifra de 99.000 €, que finalmente se quedó en casa. Este año el caballo, un espectacular zangersheide, no podrá revalidar su título de campeón debido a la pandemia.

Amancio y Marta Ortega, en Casas Novas. (EFE)
Amancio y Marta Ortega, en Casas Novas. (EFE)

Un caballo inolvidable

Un experto consultado por Vanitatis afirma que los caballos más prometedores de la heredera de Inditex en la actualidad son Beauville Z y Dana Blue, que han ganado grandes premios 5*. Pero ninguno de sus actuales caballos ha logrado hasta el momento hacer historia como lo hizo el gran Carlo 273. Un caballo de raza holsteiner que Amancio Ortega adquirió en 2012 como regalo de boda a su hija. A pesar de estar a nombre de Marta, lo montaba su ex, Sergio Álvarez Moya. Ambos llegaron a formar uno de los mejores tándems de la hípica internacional: no había salto que se les resistiera, participando juntos incluso en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

El caballo fue retirado a finales de 2018 con un entrañable homenaje también en la hípica de Casas Novas. Ese día, el jinete asturiano se despedía de él diciendo: “Me siento un privilegiado de haber montado un caballo como este. Hay muy pocos jinetes en el mundo que tienen la suerte de montar un caballo de las cualidades de Carlo”. Del corcel se llegó a decir que estaba valorado en 12 millones de euros. Los Ortega recibieron infinidad de ofertas para adquirirlo, pero el caballo nunca ha salido de la familia. Un caballo inolvidable que disfruta de un merecido descanso rodeado de lujos en las instalaciones familiares de Casas Novas.

Marta Ortega
El redactor recomienda