Ecografías e infarto: lo que dice Sara Carbonero en el documental de Iker Casillas
  1. Famosos
ESTERNO EL 27 DE NOVIEMBRE

Ecografías e infarto: lo que dice Sara Carbonero en el documental de Iker Casillas

La diseñadora y periodista, muy protectora de su intimidad, relata en primera persona en 'Colgar las alas', de Movistar+, cómo vivió el infarto del portero

Foto: Iker Casillas y Sara Carbonero, en una gala en Oporto. (Getty)
Iker Casillas y Sara Carbonero, en una gala en Oporto. (Getty)

El 1 de mayo de 2019 fue el día en el que Iker Casillas volvió a nacer. Sufrió un infarto y su vida dio un giro de 180 grados. Las cámaras del documental de Movistar+ ‘Colgar las alas’ parten de aquel duro momento del portero madrileño para recorrer los últimos meses de su vida en Oporto y sus primeros días de vuelta a España. Con visitas a lugares tan simbólicos para él como Navalacruz y Móstoles, con recuerdos de sus primeros años en el Madrid y con testimonios como el de su mujer, Sara Carbonero, Movistar+ ha logrado entrar en la intimidad del excapitán de la selección española para mostrarnos al Casillas más personal.

El documental se estrena el 27 de noviembre y Vanitatis ha tenido acceso a algunas de las imágenes del filme. El primer capítulo ya se estrena con la aparición de Sara Carbonero, quien relata cómo vivió el infarto de su pareja. Lo cuenta emocionada, conteniendo las lágrimas, igual que lo hace el protagonista. Como suele ser habitual en la vida de ambos, tratan de mantenerse asépticos, poco dados a la pasión en público, ni siquiera suelen compartir imágenes juntos en las redes sociales, y es así como se muestran en el documental.

Iker Casillas presenta su documental. (Movistar+)
Iker Casillas presenta su documental. (Movistar+)

Iker, por ejemplo, no habla de Sara casi en ningún momento; la deja a ella expresarse sobre lo que sintió. Tampoco aparecen juntos, sino que se les entrevista por separado, y Carbonero es una voz más entre las tantas que relatan lo sucedido aquel día.

Cómo se enteró Sara

Fue a primera hora de la mañana, cuando el exportero del Oporto se presentó como siempre a los entrenamientos y enseguida empezó a sentirse mal. No podía respirar y se mareaba, por lo que avisó al equipo técnico del club. Tras varias revisiones e intentos de mejora, decidieron trasladarlo al hospital, donde los cardiólogos certificaron que sufría un infarto. Iker pidió que nadie hablara con su mujer hasta que todo hubiera pasado, pero Sara se enteró de todas formas.

Ella estaba en Madrid de tránsito, porque había ido a trabajar un par de días a Cádiz. Era una parada de unos 30-40 minutos que se convirtieron en una eternidad. En el aeropuerto de la capital la informaron de que su marido estaba hospitalizado, y aunque llamó insistentemente a Iker, al entrenador, al médico del equipo, nadie le descolgó el teléfono. Nadie le contestó hasta que la operación, que duró poco menos de una hora, hubo terminado.

Foto: Sara Carbonero e Iker Casillas. (Getty)

Carbonero dice que no sabe ni cómo llegó al hospital, que estaba muy nerviosa y que sus recuerdos se centran en el momento en el que pudo ver a su marido y darle la mano porque necesitaba sentirse cerca de su marido. La expresentadora rememora ese momento y dice que el ambiente en la sala era muy bajo, que se respiraba un ánimo pesimista, y se le rompió el alma.

Estornudar, un drama

Allí se quedó, todo el tiempo que le permitieron, para estar al lado de su pareja. Y así siguió después, a su lado, apoyándole y ayudándole en una recuperación que no fue fácil. Casillas recuerda que “hasta estornudar era un drama” porque tenía pánico a volver a sufrir un infarto, algo que sucede a la mayoría de personas que pasan por este trance.

En la presentación del documental, Casillas admitió que la idea de mostrar su intimidad no ha sido fácil. Al contrario: “Ha sido difícil. He sabido diferenciar mi vida personal de mi vida profesional, y he sido inaccesible porque el 80-90% de la gente que me ha rodeado ha sido saludable para mí y mi vida, y quería proteger ese lado pero a su vez demostrar que todos somos normales”.

Con todo, la presencia de Sara Carbonero en ‘Colgar las alas’, así como la de sus hijos, sobrevuela el documento de manera constante. Los pequeños aparecen jugando a fútbol con su padre, vemos incluso las ecografías y hasta las vecinas de Navalacruz preguntan por Sara cuando se acercan a darle dos besos a Iker. Pero habrá que ver la serie entera para saber hasta dónde han sido capaces de llegar sus responsables.

Iker Casillas Sara Carbonero