Sergio Ramos remonta sus cuentas y liquida su 'pelotazo' marbellí
  1. Famosos
NEGOCIOS

Sergio Ramos remonta sus cuentas y liquida su 'pelotazo' marbellí

El futbolista abandona los números rojos en su principal sociedad, Sermos 32. Además, ha disuelto la empresa con la que puso en marcha un céntrico parking en la Costa del Sol

Foto: Sergio Ramos, en un partido. (Getty)
Sergio Ramos, en un partido. (Getty)

"El futbolista Sergio Ramos, ajeno a la polémica que ha generado en Marbella la construcción de su parking, ha asistido a la inauguración del mismo. Con un look muy 'british', el sevillano se personó con su padre y uno de los socios de la sociedad Gestora Mediterránea de Infraestructuras. Con un talante distendido, el defensa del Real Madrid hizo acto de entrega al Ayuntamiento de Marbella del espacio deportivo construido sobre el nuevo aparcamiento de la ciudad. La empresa que lidera Ramos se había comprometido con el consistorio marbellí a 'regalarle' estas pistas deportivas a cambio de que le permitiesen construir el parking".

Así comenzaba la crónica de Vanitatis de aquel día de la primavera de 2015 en que Ramos, vestido impecablemente, visibilizaba en una foto con la entonces alcaldesa de Marbella su 'otra' personalidad. La que le ha llevado a él y a su familia a liderar varios negocios inmobiliarios de primer orden. Muchos de ellos junto a Servicios e Inversiones en GLA (SiGLA), una empresa especializada en grandes proyectos como centros comerciales, salas de cine o plantas logísticas.

placeholder Sergio Ramos, con un coche Audi. (Getty)
Sergio Ramos, con un coche Audi. (Getty)

Ramos sonreía, a pesar de que el parking de Marbella le había traído varios quebraderos de cabeza. La sociedad Gestora Mediterránea de Infraestructuras, en la que participaba Sergio Ramos con un 30%, se había comprometido con el consistorio marbellí a construir cuatro pistas de pádel, una de baloncesto y una de patinaje sobre el aparcamiento. Se trataba del primer recinto deportivo en pleno corazón de Marbella. A cambio de 'donar' al municipio estas pistas deportivas (cuya construcción rondó los dos millones de euros), se permitía a Ramos y sus socios construir el parking en un terreno estratégico por su situación. El aparcamiento, dotado de 684 plazas distribuidas en dos plantas subterráneas, entró en funcionamiento a finales de 2014 y supuso una inversión de más de 10 millones de euros. También supuso una amplia contestación de la oposición política, que lo consideró un 'regalo' para el futbolista.

El parking era un viejo proyecto que estaba paralizado desde la época de Jesús Gil. Se construyó en el antiguo campo de fútbol Francisco Norte, de ahí su nombre. La parcela había salido a relucir en alguna de las tramas de corrupción relacionadas con el municipio costasoleño. Y los ecologistas protestaron por la tala de 60 árboles centenarios. Aquel día, sin embargo, Ramos, con su traje elegante y gris, quiso ver la parte positiva: “Este es un proyecto que me llamó la atención y para invertir en otro sitio, pues qué mejor que hacerlo en Marbella, que es parte de mi tierra y donde siempre se me ha recibido con mucho cariño. Estoy muy contento al participar en una inversión que incluye la entrega de estas instalaciones deportivas al pueblo de Marbella y esperemos que pronto puedan estar abiertas y a disposición de los marbellíes para el fomento del deporte base”.

Aunque Ramos 'ponía la cara', el cerebro de aquella operación, como de muchas otras en las que se han involucrado los Ramos (José María, el padre del futbolista, es el que ha sabido rentabilizar las ganancias del hijo), es Alfonso Villacorta, consejero delegado de SiGLA. "Es íntimo de la familia Ramos, con la que mantiene importantes inversiones. Se trata de un directivo con gran prestigio dentro del sector de los centros comerciales, donde es miembro de la Junta Directiva de la AECC y que fue durante muchos años el director de expansión de Eroski", explica una fuente cercana.

Gestora Mediterránea de Infraestructuras SL se extinguió silenciosamente hace un año. "Una vez culminado el fin social de la mercantil Gestora Mediterránea de Infraestructuras S.L (sociedad participada por Servicios e Inversiones en GLA, S.L), es decir, la venta de la totalidad de las parcelas del aparcamiento Francisco Norte de Marbella, el pasado día 27 noviembre de 2019 y según acuerdo de los socios, se procedió a la liquidación de la sociedad”, señalan desde la empresa SiGLA. Sergio Ramos y sus socios han vendido a lo largo de estos años la mayor parte de las plazas, aunque no todas (Sermos 32 sigue siendo propietaria de un porcentaje). A un precio entre los 20.000 y los 30.000 cada una, supera con creces la inversión realizada. Un buen negocio.

Los Berrocales

A lo largo de su historia, SiGLA y los Ramos han colaborado en varios proyectos, siempre bajo la dirección de esta empresa y sin intervención directa del futbolista, dedicado a su carrera deportiva. Juntos invirtieron en la construcción y explotación de una decena de gasolineras en varias localizaciones de toda España. También compraron, explotaron y vendieron posteriormente el citado parking Francisco Norte de Marbella. Pero el proyecto más ambicioso en el que los Ramos han seguido la estela de Villacorta es en el desarrollo urbanístico del este de Madrid, a través de Desarrollos Inmobiliarios Los Berrocales.

La entrada de Sermos 32 en Desarrollos Inmobiliarios Los Berrocales se produjo en 2010 a través de una ampliación de capital y pronto se convirtió en el gran sueño empresarial de José María Ramos y sus hijos: una macrourbanización al sureste de Madrid en la que invirtieron millones de euros y cuyo desarrollo se vio paralizado varias veces por motivos políticos. La compañía, propietaria de miles de metros cuadrados del preciado suelo de la zona, mantenía un préstamo de 35 millones con el Banco Popular, que con intereses alcanzaba una deuda de 42 millones de euros, y que no podía pagar por la parálisis política. Tras sucesivos avatares, la deuda pasó a manos del Banco Santander, y este a su vez le cedió el crédito al fondo Blackstone.

Fuentes conocedoras comentan que se sucedieron unos meses de vértigo en los que la empresa de Villacorta y los Ramos negociaron con Blackstone en términos no siempre amables el pago de la deuda. La cosa estuvo a punto de judicializarse, pero finalmente llegaron a un trato. Este verano se hizo público: acordaron una dación en pago para saldar la deuda contraída durante estos años. "Llegaron a un acuerdo por el cual la sociedad vendía una parte de los terrenos a una filial del fondo contra la cancelación de toda la deuda, 42 millones de euros. La sociedad de Sergio Ramos seguirá teniendo una cantidad importante de metros de suelo en Los Berrocales y seguirá con la tesorería que posee", dicen.

Datos positivos

Ninguno de estos movimientos aparece de momento en las cuentas de Sermos 32, la empresa que montó el defensa del Madrid cuando aún jugaba en el Sevilla (el 32 era el número de su camiseta) y que es el mejor símbolo de su progresión. Hoy la compañía es la cabeza visible del resto de sus intereses económicos, aunque formalmente se dedica a la gestión de sus derechos de imagen y a la explotación de la propiedad inmobiliaria. Sermos 32 está de enhorabuena, por cierto: por primera vez en años ha cerrado el ejercicio en positivo. En 2019 ganó 85.492 euros, frente a los 255.000 que perdió en 2018, los 321.000 que se dejó en 2017 o los 235.000 euros negativos de 2016.

Sergio Ramos