Joaquín Moeckel, abogado de Francisco y Cayetano Rivera: "La maldad no prescribe"
  1. Famosos
ENTREVISTA

Joaquín Moeckel, abogado de Francisco y Cayetano Rivera: "La maldad no prescribe"

El letrado nos informa sobre el requerimiento notarial que han realizado los toreros a Isabel Pantoja para que les devuelva los objetos personales de su padre

placeholder Foto: Fran y Cayetano Rivera, en Málaga. (Cordon Press)
Fran y Cayetano Rivera, en Málaga. (Cordon Press)

"El fuego está encendido, la leña arde". Esta frase que forma parte de 'Se me enamora el alma', una de las canciones más populares de Isabel Pantoja, podría resumir de manera metafórica cómo está la situación de la tonadillera respecto a su hijo, Kiko Rivera, que se ha aliado con sus hermanos, Francisco y Cayetano Rivera, en su ya legendaria reclamación de los objetos personales que su padre les dejó en su herencia y que no han logrado recuperar.

Un giro de guion inesperado o, si lo prefieren, un golpe de timón de Kiko ha reabierto esa lucha en la que los tribunales dieron la razón a la recordada Carmen Ordóñez, en 1994. Una sentencia que no se ejecutó, porque la viuda de Paquirri nunca entregó esas pertenencias, pese a los sucesivos intentos por parte de sus hijos, primero Francisco en 1995 y después Cayetano en 2006, pero que ahora podría cambiar después del requerimiento notarial de su abogado, Joaquín Moeckel, quien nos hace un relato pormenorizado y muy didáctico del conflicto.

"En 1987 se firma la escritura particional de la adjudicación de herencia de Paquirri. Aparte de esta escritura, que es el documento más oficial, se firman otros dos complementarios para enseres de menor importancia. Imagínate que muero ahora y dejo 20 pares de trajes de chaqueta, 14 pares de zapatos... Eso no lo pones en el testamento, porque son enseres con valor patrimonial prácticamente cero, pero tienen un valor sentimental para la familia. Ese anexo es suscrito por todos los comparecientes de la herencia. Eso nunca lo cumplió la señora Pantoja por las buenas. Por eso se abre un proceso judicial que dice que tiene que entregarlo, fue recurrido y hubo muchas vicisitudes de carácter jurídico", nos dice.

PREGUNTA: ¿Qué ha cambiado ahora?

RESPUESTA: Las manifestaciones de este señor, Kiko Rivera, diciendo haber visto y presenciado esos enseres en la finca. Lejos de estar robados, perdidos o sustraídos, vuelven a tener actualidad. Ha vuelto a renacer después del aletargamiento de tantos años. Se ha intentado pedir, pero yo como abogado, como jurista, no puedo pedir las cosas por los medios de comunicación. Os puedo contar las cosas jurídicas, pero yo no puedo requerir a través de vosotros para reclamarlas. Lo tengo que hacer o judicial o notarialmente. Pasar de la indignación a la acción. Hemos movido ficha.

P: ¿En qué ha consistido esta nueva reclamación?

R: Ayer martes por la mañana fui a la notaría de Medina Sidonia, en Cádiz, porque es la población donde radica la finca Cantora. Le requerí a la señora notaria que fuera a la finca y a su vez requiera a la señora Pantoja que haga entrega de estos enseres a estos señores, con la lista pertinente. A partir de ese momento, ella tiene un plazo de 48 horas para contestarme.

placeholder Los hermanos Rivera (Kiko, Francisco y Cayetano), en una imagen de Instagram.
Los hermanos Rivera (Kiko, Francisco y Cayetano), en una imagen de Instagram.

P: ¿Qué puede hacer Isabel en este caso?

R: Puede, en primer lugar, no contestar, lo que nos podría llevar a dar otro tipo de pasos, en este caso judiciales. También puede contestar que está de acuerdo y que un día determinado podemos ir a recoger los enseres. Otra opción es que diga que ella ganó un pleito en su día y es la dueña de todo. Podría decir también: "Ya le conté en su momento que me robaron hace tiempo", o que le pedimos catorce cosas y solo tiene cuatro... Hasta que no sepamos su respuesta no sabemos lo que haremos nosotros.

P: Si ella no contesta, ¿ella pagaría el coste de ese requerimiento notarial?

R: Ella no está obligada a contestar, pero tiene un plazo de 48 horas para hacerlo. El coste lo pagaría en el caso de que la respuesta se excediera en los folios de la respuesta. Si no fuera así lo pagaríamos nosotros.

P: ¿Este asunto no prescribe?

R: Las acciones civiles y penales tienen prescripción de los plazos. Lo que no prescribe nunca es la maldad de las personas. No digo que sea mala persona Isabel Pantoja, lo digo en general. Se puede confiar en las malas personas, porque no cambian jamás. Sin embargo, en una buena persona no se debe confiar, porque sí puede cambiar.

placeholder El abogado Joaquín Moeckel. (Cortesía)
El abogado Joaquín Moeckel. (Cortesía)

P: No es vuestra intención entrar en guerra sino recuperar los objetos, simplemente. ¿No es así?

R: Yo no he sido contratado para matar a nadie, en sentido figurado. Ni para pleitear con nadie. Simplemente, para conseguir, si soy capaz de hacerlo, que se ponga un poquito de sentido común, que es el menos común de los sentidos. Ojalá hubiera una llamada en estos días porque sería un buen mensaje para la sociedad, que una cosa que está enconada desde hace treinta años, si hay voluntad, se puede arreglar. Soy un abogado conciliador, no un picapleitos.

P: ¿Cómo están de ánimos Francisco y Cayetano?

R: Ellos tienen mucha ilusión y esperanza. Sabes que el 18 de diciembre es el Día de la Esperanza... Yo la tengo. A ver si reacciona de una vez. ¡Para qué quiere esos trajes en un cuarto pudriéndose, apulgarados!

P: En esto contáis con el apoyo de Kiko Rivera, una pieza clave en este asunto.

R: Es que es el que dice que ha visto todo esto... Porque qué haríamos cualquiera si lleváramos litigando 30 años por un objeto de nuestro padre sin resultados, pues dejarlo. Sin embargo, llega alguien y te dice que ese objeto que tanto querías lo ha visto. Vuelves a revivirlo y es muy duro. Ojalá que accediera, porque a esta mujer la exculparía de muchas cosas. Podría decir: "A esta mujer en el año 94 los abogados no le explicaron bien las cosas", "Ella no se enteró bien...". ¡Qué se yo!

Kiko Rivera Isabel Pantoja Noadex Medina Sidonia Cayetano Rivera
El redactor recomienda